Querida futura hija (pendiente de calificación):

Hoy se cumplen 40 semanas desde que un buen día papá y mamá estuvieron de vacaciones en extremo oriente y se les fue la pinza.

Durante este tiempo hemos sido íntimas amigas. Te he llevado a todas partes y debo reconocer que en general te has portado bastante bien. Ya casi te he perdonado el hecho de no poder beber alcohol en las diez bodas a las que hemos ido juntas este año.

Pero querida, se acerca la Nochebuena. Ya sé que cuando nació El Gremlin dije que en la clínica había estado como en casa, pero vamos, tampoco hay que tomarse las cosas al pie de la letra. Llámame conservadora si quieres… pero me parece poco elegante pasar el día de Navidad en camisón (si fuera Año Nuevo, todavía).

Así que, llegado este punto, te pido por favor (y no creas que al Gremlin le pido siempre las cosas por favor) que vayas desalojando mi útero a la mayor brevedad posible.

Si opones resistencia, será peor para todos (y por si aún no lo sabes, tu madre es muy rencorosa).

Besitos de tu mamá que te quiere (fuera)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s