Mi marido me engaña

Mi querido esposo lleva toda la semana en un paraíso tropical bebiendo Margaritas y bailando salsa. Así, como os lo cuento. Lo hace recurrentemente, pero eso sí, siempre de forma muy elegante para que yo no pase envidia. Si algo aprendió mi marido en su MBA es a gestionar bien mis expectativas.

Unas semanas antes va preparándose el terreno: Cariño, las cosas en la empresa están como están, la crisis, ya sabes… Hay rumores de que me van a destinar a Kuala-Lumpur cinco años. 

En ese momento yo me meto en mi papel. Hago como que me va a dar un síncope, grito, lloro, y el me abraza para consolarme: Tranquila mujer, ahora con Skype estas cosas se llevan mucho mejor… además, podrás venir en vacaciones con los niños.

Días después llega a casa sofocado, se desabrocha el nudo de la corbata con los ojos mirando al cielo y dice algo así como: ¡Uf! Me he librado por los pelos… después de llorar apelando a mis dos hijos he conseguido que manden a otro. A cambio debo irme dos meses a Colombia, a una zona complicada. Al último compañero que estuvo allí lo detuvieron en la aduana y… bueno, no quiero asustarte. Tranquila que todo irá bien. 

En estas ocasiones yo suelo hacer como que me desmayo, pero sólo un poquito, sin abusar.

La cosa termina cuando finalmente vuelve una tarde a casa, me besa apasionadamente, y descorcha una botella de vino: ¡Esto hay que celebrarlo! ¡Finalmente sólo me mandan una semana a Méjico! No dirás… ¡Tu marido es un crack!

Un verdadero crack, sí señor. No puedo estar más de acuerdo.

Yo le dejo hacer. En el fondo sé que todo esto es por nosotros. Él es un hombre sereno, paciente y sosegado… y El Gremlin, La Tamagochi y yo, no lo somos en absoluto. Entiendo que necesite tomarse sus descansos para el buen funcionamiento de la unidad familiar.

Pero El Gremlin no lo entiende. Él es pequeño, pero muy rencoroso. Así que ha elegido el día de hoy, después de casi dieciséis meses, y con su padre al otro lado del charco, para demostrarle al mundo que sabe caminar perfectamente.

Le he mandado un video con la hazaña a mi marido y al rato me ha llamado un poco acelerado (supongo que vendría de hacer aquagym, pero he disimulado). Yo pensaba que se apenaría pero se ha puesto contentísimo… a veces se me olvida lo práctico que es. Y es que llevamos tanto tiempo esperando este momento, que se ha desvirtuado por completo. Ha sido más bien un alivio que otra cosa.

El Gremlin esperaba al menos un Facetime para ver la lagrimilla en los ojos de su padre, y al ver la indiferencia suscitada, ha decidido esperar a la noche para sacar la artillería pesada… ¡DOS PREMOLARES! (cuya aparición está siendo celebrada con todo tipo de honores y fuegos artificiales).

Así que aquí estoy, a las cuatro y media de la mañana viendo Geronimo Stilton (dibujos de Boing, para no iniciados) y encomendándome a San Dalsy Bendito y Adorado.

Y mientras, mi marido estará cantando línea en el bingo musical… como si lo viera…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Padre no hay más que uno y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Mi marido me engaña

  1. ReciénYCasada dijo:

    Ves? Hoy es uno de esos días en los que no me apetece en absoluto ser mamá joven. Ánimo y al toro! y sobre todo, enhorabuena, ahora tendrás que correr detrás del Gremlin 😉

    • He dormido de 5:30 a 7:00. A las 7:30h he valorado seriamente tirarme por el balcón, pero vivo en un primero así que lo he desestimado. Pero ahora El Gremlin está en la guarde y la niña durmiendo… ¡son tan monos! (JA!)

  2. chindas&vinto dijo:

    EL GREMLIN YA ANDA!!!!!! hurra! Hurra! Hurra! estoy segura de que la hazaña se la debemos a la cinta del Horno de San Onofre que le ha permitido, por fin, ir a colgar el baby. Yo quiero una cinta igual para la opo.

  3. A partir de ahora, San Onofre, patrón de los primeros pasos, ¡Viva San Onofre!
    Ya no me queda cinta de esa para tu opo… pero tengo otra que pone “Joyería Aguayo” y es mucho más glamourosa, Necesito tu abrigo! 😉

  4. Merengaza dijo:

    Tu Gremlin ya te anda!!!!! oeoeoeoeoeoeoeoe una ola por el Gremlin, el pobre debió pensar que el trabajazo de coser la cinta del Horno de San Onofre bién se merecía un premio, pero se ha pasado de rosca ¡¡¡mira que andar y echar los premolares al mismo tiempo!!!! que ahora no, Gremlin, que si te caes de boca se parten…. espera, no!!! que esto es su respuesta al Club de los Buenos Paddres…. J—OS ahora, que el niño está Estivillizado, pero con premolares a cuestas!!!! jejejejejje. Besazos.

  5. Sia dijo:

    Mi marido no se molesta en engañarme. Con cierta frecuencia dice: “necesito quedar con mis amigos para descomprimir” cuando me casé nadie me advirtió que venía en zip. Si queda con los amigos o con otra es otro tema…
    Enhorabuena al Gremlin por sus primeros pasos en solitario y ánimo con esas noches!!
    Si estás sobreviviendo a esta semana puedes con todo!

    • Me apunto lo del marido comprimido en zip… ¡buenísimo! Para ser justos, yo también necesito descomprimirme con frecuencia, aunque mi trabajo no me da la oportunidad de poner excusas tan buenas… Al final, con unas cañas de vez en cuando me apaño!

  6. ladymajan dijo:

    Cómo te entiendo…al mío le pasa lo mismo, ahora a Málaga, luego a París (y encima se queja)… y mientras nosotros peleándonos por las itis y los premolares… lo del facetime lo intentamos una vez pero el nano terminó buscando a su padre por toda la casa, con el consiguente disgusto… y mira que con sus abuelos habla via skype… pero no es lo mismo…
    enhorabuena por lo de andar! lo siguente es escalar, toda una aventura 😉

    • No, si escalar ya escalaba… su frente morada puede dar fe en este momento. La verdad es que el niño está hecho un Ecce Hommo, a este paso me lo quitan los servicios sociales, pero de verdad!!

  7. Chitin dijo:

    Tu maridín tiene un cerebro un poco femenino, no?? por aquello de empezar por lo peor de lo peor…para luego q te tomes con tranquilidad lo q realmente ya sabía desde un principio…una semanita en el Caribe.

    En fin, que te sea leve la semana, porque yo estaría atacada por la falta de horas de sueño!!!

  8. No me ha costado nada encontrarte, como verás. Anda que no te preparó bien el terreno tu marido. Qué lissssto. La Madre Naturaleza, que es una malvada, se está vengando de él por su osadía. Besos.

  9. mamanatas dijo:

    El mío de vez en cuando hace intentos de escapada de este tipo pero por ahora no los ha llevado a cabo. Sin embargo, esta noche se va de farra; hoy me ha invitado a comer…

    • paparracho dijo:

      Me fui de farra? Al final aborté misión. Como siempre 😦

      Por cierto, el marido de la dueña de este blog ya es un puto ídolo para mí. He de decirlo.

      • Un día le pides que te cuente cómo se las arregló para que hace menos de dos meses, la noche que salía de cuentas yo acabara suplicándole a él que se fuera al cumpleaños de una amiga suya. Y el muy cabrón se fue. Una obra maestra, aun le estoy dando vueltas…

  10. Pingback: Viacrucis del Gremlin (en viñetas) | Mi gremlin no me come

  11. Pingback: Madre Coraje (III): La noche más larga | Mi gremlin no me come

  12. Marta dijo:

    Guau!! Que pena que el señor padre del Gremlin se perdiera esos primeros pasos, pero luego hay unos segundos, después carreras infantiles en el colegio, medias maratones, maratones… No sigo que a este paso el Gremlin se hace con una medalla de oro en las olimpiadas :=)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s