29 respuestas a Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos (VII): SALA DE ESPERA

  1. Chitin dijo:

    Te ha faltado el “papi primerizo” 😉 las 2 versiones insoportables…la del que está aún más ilusionado si cabe por el embarazo y usa frases del tipo “estamos embarazados” y la del que piensa que su mujer es una exagerada y no es para tanto lo del embarazo, las naúseas, etc…total, su madre también estuvo embarazada.
    No sé cual me repatea más, si el 1º, que ya nos gustaría turnarnos el embarazo, a que sí? que las naúseas, la acidez y el dolor de espalda lo tenemos nosotras…así q nada de “estamos”, aunque lo del 2º también es insufrible…
    Prefiero el modelo “papá servicial” que te ayuda a todo, aguanta tu mal humor y te masajea la barriguita diciendo “cariño, ya queda menos…”.

    • Llevas toda la razón, me he dejado al tontolculo por excelencia… Una vez oí a un especimen decir: “Y cuando empicen las contracciones, te pienso quitar el móvil. Tu estás a lo que estás, ¿estamos? Y ya, si eso, cuando des a luz me encargo yo de avisar a tu madre..”. La pobre chica empezó a tener más miedo por el marido que por el parto. Donde esté un cansino cariñoso… 😉

  2. papaLobo dijo:

    Lo de las matronas cubanas ha dado en el clavo, jajaja.
    Se te han olvidado el género intermedio, las asíduas que van “sólo a revisión” y que trdan más que un cuádruple screener.

    • A mi me encantan los diálogos tipo:
      – Papá, ¿puedes salir de la habitación y dejarnos con mamá?
      No es por nada, pero más vergüenza me da que me vea en pelotas una señora que no conozco, que mi marido. Al fin y al cabo mis hijos no son del Espíritu Santo…

  3. Y hay una subcategoría, que encaja en cualquiera de las categorías generales, que es la “resopladora”. Cada minuto o minuto y medio suelta un resoplido acompañado de una especie de grazñido, generalmente incomprensible, pero que viene a decir algo así como “voy a peder la tarde aquí”, o “hay que ver qué pesadita es la gente, lo que tarda en la consulta”… o similares.
    A veces, dependiendo de factores como el número de personas esperando, o que se haya llegado ya a los cuarenta grados de temperatura en la sala, consiguen contagiar al resto, llegando incluso a poder provocar motines…

  4. madreymas dijo:

    Jajajajajajaja! Pero qué buena definición!

    Lo mejor, las postmenopáusicas con los maridos que no hablan.
    Las recién paridas con el bugaboo (cuando he leído lo de la bolsita guateada con el nombre bordado casi me meo encima… ¿puedo decir “me meo” en tu blog?). Es que es real como la vida misma…
    Aunque tengo que confesar que yo tuve un bugaboo (pero en versión rosa fucsia, nada de tonos neutros, y sin bolsa bordada) y también el chupetero de Tous! Jajajajajajaja!

    Me he reído muchísimo. Ha sido una descripción genial!

    • En mi blog puedes decir “me meo” y lo que te plazca… si me crees delicada léete el post “mi primera vez” 😉
      Por cierto, no sufras que esto va de autocrítica. Yo también tengo un Bugaboo (y aunque es el bee y en amarillo, no me exculpa). En cuanto al oso, me pasé la adolescencia y más tierna juventud acumulándolos, pero una retirada a tiempo es una victoria. Tras años en rehabilitación pienso que todos merecemos una segunda oportunidad.

      • lamadretigre dijo:

        Esto ya pasa de claro a oscuro. Conservo todavía una sortijita de muñequitas tous y sendos collares con oso y muñeca que ahora me dan “patrás” cada vez que me los encuentro en una mudanza.

  5. mamanatas dijo:

    jajaja, qué bueno!! muy bien explicadito todo!
    Nosotros, que somos amagos de hippies, nada de bolsa bordada y Tous prohibidísimo: a mí no me gusta y a paparracho le salen sarpullidos solo con nombrarlo…
    Sin tener segundo churumbel (todavía, ya veremos si volvemos a caer) cuando voy al pediatra con el guaje me llevo los colores y una libreta, ni un triste libro de colorear de los chinos, más retro imposible… 😉

    • ¡Tú sí que molas, Mamanatas retro! Lo mismo hasta tu hijo acaba jugando al escondite con el mío, o al trompo, tan en desuso… ¡sería un triunfo en los tiempos que corren! Por cierto, me ha gustado que matices lo de “amago” de hippies… Un hippie en la empresa de tu marido… chungo, chungo… 😉

  6. Yo, como nunca he estado preñada, ni planeo estarlo, sólo voy a las revisiones anuales pero sí es cierto que te encuentras allí con todo tipo de fauna. Yo me llevo mi librito y a esperar pacientemente a que me llamen. Lo único que me pone de los nervios es cuando hay dos que les da por estar de chachareta al lado mío y no me dejan concentrarme. Grrrr. Besos.

  7. Sia dijo:

    Jua, jua, lo que me he reído! Creo que he pasado por todos los grupos. Con mi primer bombo iba acompañada por mi marido, cada uno sacaba su iPhone y no nos hablábamos hasta que nos tocaba entrar. Con el segundo bombo iba acompañada por bebé + bugaboo. A la revisión del segundo parto fui con Phineas y Ferb + bugaboo + patín y ese día resoplé.
    Puedo ser mas típica?
    Cuando esté menopáusica intentaré dejar el bastón en casa.

    • Lo de estar cada uno con su iPhone sin dirigirnos la palabra mientras esperamos en la consulta me suena y mucho, jajaja. En cuanto a la revisión del segundo parto con Phineas y Ferb + bugaboo + patín, un resoplido me parece poco, por mucho menos hacen mártires a algunas mujeres, tienes todo mi respeto. Yo fui ayer a esa revisión pero dejé al Gremlin en la guarde y a la Tamagochi con la gremlin-nanny. También resoplé, pero de la paz y tranquilidad que sentí nada más montarme en el coche… y como la “espera” fue menor de lo habitual, hasta me dio tiempo a tomarme un frapuchino en el Starbucks. Lástima que las revisiones se hayan terminado 😛

  8. Merengaza dijo:

    Mejor no hablo mucho, no tengo hijos. Solo quería decirte que me ha encantado el post. Yo voy según el momento. Puedo ir con libro, con ebook (que no es un kindle) o depende del momento hasta con la nintendo. Si, tengo nintendo ¿pasa algo? mi madre siempre me ha dicho que no pierda la parte infantil que tengo…. Besazos.

    • Muchas gracias Merengaza! Tranquila que lo de la Nintendo no tiene edad… ten en cuenta que hace unos años la anunciaba Amparo Baró, y hasta hace poco he estado viendo anuncios de la DS con David Bustamante y Paula Echeverría… jajaja Yo misma le regalé a mi marido una Xbox cuando tuve al niño. Ya sé que no tiene sentido, pero todo es por una frase absurda que le dije un día hace mil años: “te compraré la Xbox cuando seas padre”, y llegado el momento, el muy listo se acordó.

  9. Fandelgremlin dijo:

    Uuuuuuy a mi me quedan aun unos meses xa la primera y ya tengo bolsa con nombre bordado… Eso puntua un monton, no??? 😉

  10. porfinyomisma dijo:

    Jajajjaj….Ha sido como verlo en directo….
    En mi ginecólogo la recepcionista y la matrona son la misma persona. Y es ella la que va cargada de Ositos y muñecas..
    Su sonrisa asusta…y es la hija del “jefe”” ¡cuidadín con ella! Se pasa la tarde al teléono, hablando con sus amigas pijas ..y tiene ula increible cualidad de decirte con la cara más estoica del mundo a culauier especimen de la sala de espera.: si, no se preocupe que usted es la siguiente..por tercera vez después de haberle colado dos.
    Nunca he llevado a mis retoños mayores a semejante sitio….pero confieso que hubieran ido con el chandal del cole y que seguramente sus modales serían muy mejorables. Ah! y hubieran ido con libreta y lápices de colores…

    • Si, la categoría de recepcionista/ayudante con grado de parentesco al ginecólogo merecería otro post en exclusiva. Está claro que me he olvidado a un montón de fauna y flora… ¡Bien por esos lápices de colores para sacar el ojo a la que está sentada al lado!

  11. Yolandica dijo:

    Querida amiga, en mi ciudad hay un lema que la gente de bien SIEMPRE cumple con su coche y es ” Burro grande, ande o no ande”; pues hale y como no, burroboo pal niño, eso sí, después de gastarse la pasta en tremendo deportivobebé, a los seis meses (SIEMPRE) se retira para pasar a la silleta ligera Mari Claren ;P (que es más cómoda, te dice madreboo) O.O
    #nilasentiendo #niloquierohacer

    • Nosotros somos gente de bien pero sólo a medias, así que tenemos el burroboo de los pobres, que no tiene capazo sino una especie de saco “recio” que hace las funciones (según mi madre, ni chicha ni limoná). El caso es que como somos un poco rarunos, no a los seis, sino a los dieciséis meses, El Gremlin sigue usando su burroboo (a La Mari Claren que la den).
      Es más, por rizar el rizo, ahora hemos hecho que El Gremlin comparta carro con su hermana… llevamos carro y mochila, y el que se duerme antes tiene el privilegio de ir tumbado. No veas la de cosas feas que se gritan el uno al otro…
      Nuestro pobre burroboo es el más desgraciado de su especie. Es como si tuviera que hacer doble turno de trabajo mientras sus compañeros de promoción llevan casi un año jubilados… HAHAHA.

  12. Nerea dijo:

    MUyyyyyyyyyyyyyyyyy bueno , este no lo había leído todavía. Mi gine es una máquina de hacerte esperar, yo creo que engordaba solo de los mini-bocatas que me zampabas en sus esperas de dos horas… por no decir que en más de una me dormia mi mini-siesta . y si nada más salir enmarcaba en photo-shop mis eco, y eso que me dijeron que debido a mi grasa de vientre era de muy mala calidad…….entre eso y que el monillo siempre estaba tocandose el cincel era una maravilla de popart

  13. Marta dijo:

    Me parto, tendré que volver a este post. También te queda la excepción: ir al hospital en horarios de trabajo a la cita con tu gine, no tienes hijos primerizos al lado dando la murga, pero si pacientes recién paridas o próximas a irse a su casa con sus retoños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s