Saturday Morning Plan (I): Museo del Romanticismo y Barrio de la Justicia

No sé hacia dónde deriva este blog cada vez más ecléctico, pero dicen que los perros se parecen a sus amos así que… allá vamos con una nueva sección: Saturday Morning Plan.

Como este es un blog de maternidad (de mala maternidad, pero maternidad al fin y al cabo) podríais pensar que se trata de planes para niños. Pues sí y no. Se trata de planes que se pueden hacer con niños, pero que no necesariamente están orientados para niños. Como mala madre que soy, pronto descubrí que lo más cruel y retorcido que podía hacer con mis hijos era meterlos en un museo.

Cuando nació El Gremlin, en su etapa Gizmo, me di cuenta de que podía hacer casi cualquier cosa respetando estas tres reglas básicas:

1-Buena logística: buscar parkings en zonas complicadas para no desesperarme, comprar las entradas por adelantado e incluso, rizando el rizo, localizar salas de lactancia (yo de “pechos fuera” en mitad de un restaurante no soy).

2-Aprovisionamiento en general: llevar biberones, mudas y sonajeros como para el fin del mundo.

3- Un poquito de paciencia y sobre todo, muchas ganas

Eso sí, si alguna de las tres reglas falla, la experiencia puede pasar de placentera a caótica en lo que tarda un Gremlin en echar una bocanada. Reconozco que una no nació “aprendida” y a veces se me ha ido de las manos. Aquel error de cálculo por el que tuve al niño en diciembre, con dos meses, haciendo cola en la calle a las 9 de la mañana para ver los Jardines Impresionistas del Thyssen, estuvo un poco feo. También he aprendido cosas interesantes como que, por alguna extraña razón, en los bares de Chueca no suele haber cambiadores. Mi primera experiencia cambiando un pañal premiado “a pulso” fue en Bazaar y creedme que jamás, jamás, lo olvidaré.

Por todo esto, os recomiendo especialmente los lugares que alcancen mi Certificación GF, o sea, Gremlin-Friendly. Serán aquellos en los que, entre otras facilidades, incluyan un “punto limpio”.

Entre mi familia y amigos tengo una inmerecida fama de “planificadora sargento”.  Aunque luego todos me hacen caso… no sé si porque al final las cosas suelen salir bien y se fían de mí, o simplemente es por no aguantarme. Como virtualmente sois afortunados y no tenéis que soportarme, podéis quedaros con mi mejor parte, que es la de “planificadora”.

Por cierto, como dicen los modernos, espero feedback.

SATURDAY MORNING’S PLAN I: Museo del Romanticismo y Barrio de la Justicia.

FICHA TÉCNICA:

Lugar/itinerario: Living in London-Museo del Romanticismo-Lobo Feliz-Fachada Palacio Longoria-La Duquesita

Cómo llegar: Metro Alonso Martínez. Parking C/ Barceló, 2.

Duración: 3 horas aprox. (desayuno incluído)

Dificultad: Media. Contras: El itinerario incluye cinco puntos de interés que aunque están próximos entre sí, tal vez pueden resultar demasiados. Pros: en dos de los puntos de interés hay mucho azúcar para apaciguar a las fieras, otro es una juguetería, y en otro hay juguetes antiguos y un punto limpio.

Edad recomendada: Bebés pequeñitos que van durmiendo en su cocherito-leré, o niños a partir de 3 años a los que les cuentas la película de que van a ver un palacio de princesas. Con los niños entre 6 meses y 3 años, te la juegas…

DESCRIPCIÓN

La mañana comienza con un desayuno muy cursi en Living in London  (Santa Engracia, 4). Es un salón de té decorado al más puro estilo british-topicazo pero que en conjunto resulta  muy agradable y original. El chocolate Cadbury y las pastas también son originales y agradables. Es perfecto para una mañana de chicas, aunque el sitio no es muy grande y no recomiendo ir con más de un carrito si es fin de semana en “hora punta”.

El salón de té tiene anexa una tienda de regalos donde también se pueden encontrar numerosos artículos british, como juegos de té de porcelana o pijaditas para la cocina. Tienen unas vajillas idealesdelamuerte, perfectas para regalar a un recién nacido. Me emocionan especialmente las de los conejitos, yo tuve una de pequeña y al Gremlin le regalaron esta… No me miréis raro, anda.

Una vez untado el estómago con mantequilla, cruzamos la glorieta de Alonso Martínez y bajamos por la Plaza de Santa Bárbara hasta la calle San Mateo número 13. Nos separan del Museo del Romanticismo menos de 500m.

No voy a extenderme con la descripción del museo porque ya pagamos entre todos una web maravillosa que ha hecho el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Yo me quedo con:

– Las primeras salas, donde aprendí las sutiles diferencias entre zaguán, vestíbulo, antecámara y  antesalón. En el salón de baile tuve mi momento Sissí, imaginándome sentada en el maravilloso sillón circular (borne para los pedantes) mientras esperaba la invitación de un apuesto caballero. Yo le hubiera concedido gustosamente el baile a más de uno si me hubiera prometido un casoplón así.

– El salón fumador, donde tuve mi momento Dorian Gray, imaginándome tendida  en el diván dándole al opio (mi eclecticismo bipolar me permite transformarme de Sissí cursilera a Dorian Gray fumeta en cuatro salas, molo mogollón).

– Y por esto de que el plan es con niños, haré especial mención a la sala de juegos, donde hay numerosos juguetes que les encantarán. Me llamaron la atención particularmente una casita de muñecas espectacular y un carricoche fantasmagórico.

*IMPORTANTE: El museo tiene la certificación Gremlin-Friendly ya que cuenta con un punto limpio (cambiador de bebés) en el aseo de minusválidos. También dispone de ascensor para acceder a la planta superior.

Bien, una vez visitado el museo y con el culo del Gremlin limpio, volvemos a la calle. Nuestra siguiente parada está en la misma calle, a tan solo a 50m: la tienda Lobo Feliz (San Mateo, 28). Lobo Feliz es una de estas tiendas chulas, de juguetes aún más chulos, que no se suelen  encontrar fácilmente y que siempre son un triunfo (tanto para el que hace el regalo como para el mini ser afortunado que lo recibe).

A menos de 200m, en la calle Fernando VI número 4 nos encontramos con el Palacio  Longoria, muy conocido también en la actualidad por ser la sede de la SGAE. Su magnífica fachada modernista bien merece un paseíto hasta la acera de enfrente para poder contemplar el edificio con sentimientos encontrados. No mezclemos el contenido con el continente.

Y no se me ocurre mejor manera de terminar la visita que en el número 2 de la misma calle, en la castiza pastelería La Duquesita. Los niños que os acompañen os lo agradecerán (sobre todo si ya pueden tomar gluten). Esta pastelería abrió sus puertas en 1914 y ha tenido clientes tan ilustres como la Reina María Cristina. Conserva la decoración típica de principios de siglo con toda su gloriosa decadencia, nada del cartón piedra  “con encanto” que nos intentan colar ahora por todas partes. Se respira ese aroma de confitería de las de antes. Ese olor que lleva atrapado en la madera noble desde hace años y que es imposible reproducir en los laboratorios de los que hoy fabrican bombones a 200€/kg. Lo único que le falta al local son un par de mesas de mármol para poder tomar un café con periódico y disfrutar in situ de las muchas cosas buenas que hay tras las vitrinas.

En este punto del Saturday’s Morning Plan nosotros nos volvimos a casa, pero el plan necesita ser cerrado con una comida en algún restaurante por el barrio de la justicia o alrededores, ¿me recomendáis alguno? ¡Si es Gremlin-Frienly, os doy puntos extra!

Todos los Saturday Morning Plans

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Saturday Morning Plan y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Saturday Morning Plan (I): Museo del Romanticismo y Barrio de la Justicia

  1. aceitunasyestrellas dijo:

    Tomo nota del itinerario para próximas visitas a Madrid (semos de provincias, hoygan) con novio, porque si bien el caballero tiene un perfecto control de sus esfínteres y no necesita de puntos limpios, la última vez le llevé al museo geológico y casi le da una embolia a la segunda vitrina de piedras bonitas. Espero ansiosa el momento de empezar la etiqueta GF, como la Q de calidad turística, pegada por las puertas de los establecimientos.

    • Estos planes son precisamente para la gente de provincias (que en el fondo es lo que soy yo aunque lleve quince años en Madrid). Los madrileños estas cosas ni las conocen, ni pa qué, mujer… están muy por encima de eso! 😉

  2. ReciénYCasada dijo:

    Restaurante?? parece mentira, el Tony Romas de la calle Génova! si sé que te encanta! 😉

    • ¡Ay, querida! Mi Tony está reservado para otro Saturday Morning’s Plan mucho más “alternativo”… Desayuno en Starbucks, visita al Museo de Cera y comida en Tony Romas, cómo te quedas??? 😛

  3. Pero tía! eres una crack!! me encanta esta sección…Madre mía que currazo!! si puedo te hago alguna de Sevilla y te la mando (pa que te internacionalices, jeje). De momento como GF solo se me ocurren los Ikeas que todos tienen “punto limpio”. jajaja.

    ¡¡Bueno besitos y enhorabuena por tu blog!!

    PD: Mis Saturday Morning Plans suelen ser intentar dormir con una pequeña siesta lo que no hemos dormido de noche. Un desastre…

    • Pues estaría genial ese plan Sevillano porque en mi vida A.G (antes de gremlin) iba todos los años una o dos veces (tengo unos tíos allí). Su zona de influencia es la Alameda de Hércueles, así que estoy tranquila porque aunque tampoco sea un sitio de mucho “punto limpio” en los bares, es bastante GF: hay columpios, “campo abierto” para correr, y la heladería esta famosa donde me comí un helado estando de cinco meses que aún no he podido olvidar. El Gremlin estará en su salsa… y con un poco de suerte consigo que mi tía lo adopte una temporada 😀

  4. chindi&vinto dijo:

    ME ENCANTA ESTE POST!!!!!! y nos viene genial ahora que parece el Merce y yo vamos a ser “papás” de dos lozanas adolescentes rubias (sí, pasamos de 0 a 100 más deprisa que un Ferrari) gracias a tus post ya ni me molesto en hacer planes, simplemente tengo que imprimirlos y meterlos al bolso.

    Esta claro, que a mi los puntos GF no me van a afectar, pero las jugueterías y los puntos de recarga de glucosa nos vienen genial ya que también son válidos para la versión teenager si les encasquetas a las criaturas un ipod en el que previamente te has bajado la discografía de Justin Bieber.

    De hecho, ahora no tienes escapatoria, cuento contigo para alguna excursión Saturday morning en, por ejemplo, el Prado, el Escorial, el Thyssen…y ya si os sentís arriesgados podemos pillar el tren de la fresa a Aranjuez o irnos a Toledo (ten en cuenta que aunque pueda parecer complicado con dos niños, tendrás cuatro manos para ayudarte con ellos).

    • Querida, estando embarazada de La Tamagochi me embarqué yo solita en un tren de toda la vida, destino Granada, con el Gremlin en plena salida de dientes y acarreando Belugaboo, Maxi Conchi, bolso cambiador y maleta Samsonite XXL con ropa y avituallamiento para una semana. Y el personal de abordo NO me ayudó a colocar nada, se limitó a soltar el carrito y decir: “este es su asiento tenga un buen viaje”. A MI EL TREN DE LA FRESA CON OCHO MANOS!!! ¿Dónde hay que firmar? 😉
      Ten cuidado con dar mucho azúcar a las adolescentes, son más manejables con niveles bajos de glucosa… 😀

  5. Oye, me ha gustado mucho tu nueva sección. Con mi churri a veces no sabemos qué hacer los findes y, por ende, nos quedamos en casita. Me apunto tu itinerario, lo llevaré a cabo algún día. Por cierto, me ha encantado la transición de Sissi Emperatriz a Dorian Gray, eso es Digievolución y lo demás tonterías. Besitos.

    • La verdad, no sabría con cuál de los dos personajes quedarme. A mí Dorian me tira mucho…, pero lo de conceder bailes (o no) me fascinaría (y eso que no me gusta bailar). Si haces el plan, ya me contarás 😉

  6. Cruz dijo:

    Me apunto todo para hacerlo con mis
    Amigas. La pena es que living in london No tenga un salón más amplio porque me
    Parece pequeño hasta Para ir con un carrito

    • Sí, te doy toda la razón… no quería alargar el post pero he visto que hay un sitio en Fernando VI, 23 que se llama Mama Framboise y no tiene mala pinta. No he estado pero no es difícil que sea un poco más espacioso!
      Por cierto… para planazo… el que te ha tocado en el sorteo de madresfera, no? Enhorabuena!!

  7. Yolandica dijo:

    Oye, me encanta la tetería donde desayunaste (qué hambre me ha dado). Fan de las confiterías antiguas, me ha embelesado tu plan.
    Anotado en agenda para cuando vaya a Madrid.
    Besotes!!

  8. No te defraudará, ya lo verás! 😉

  9. Sia dijo:

    Me encanta esta sección, no mas que las otras pero esta te la has currado muchísimo tanto el itinerario como los detalles al contarlo.
    No me puedo creer que en los bares de chueca no tengan cambiadores, como si fueran chiringuitos de playa! 😉

  10. papaLobo dijo:

    Muy buena la digievolución a Dorian, jajaja.
    Soy un desastre con las calles de Madrid (y eso que llevo casi media vida aquí) pero San Google dice que cerca del palacio ese ocupado por los amigos de la antes Sinde y ahora Wert, y ya que estamos en rollo remember tienes el Peggy Sue’s (calle Belén, 5) que es un restaurante a lo American 60’s (noSoloDeTomysViveElGremlin)
    Aqui te dejo el enlace
    http://maps.google.es/maps/place?cid=15496149474656605262&q=restaurantes&ved=0CNwBEPoLMAk&sa=X&ei=LJQ5T8qzH82z8QPpq9n6Bg

    A ver si mejora un poco el tiempo (y el bolsillo) y hacemos una escapadita que esa zona está muy bien

    • papaLobo dijo:

      Perdón. No está ambientado en los 60’s sino en los 50’s (como se enteren mis colegas me cortan el tupé a tortas) jajaja

      • Britney dijo:

        Siento comunicarle papaLobo que ese sitio ha cerrado… (Pero hay muchos mas, de hecho son una pequeña plaga.. de un año para otro han abierto hasta en Albacete) y ya de paso le recomiendo que para hamburguesas en Madrid http://www.homeburgerbar.com/index.html Que también tienen el toque americano que busca pero sin forzarlo.

        No vaya a ser que en los viajes organizados GF se encuentren con las puertas cerradas y… a ver que hacemos ahora!?

  11. Almudena dijo:

    Para la próxima visita a la zona, tienes que ir a Mama Framboise (el Living in London parisino que sale últimamente en todas las revistas) y a una tienda muy curiosa con todo tipo de accesorios para hacer collares. Se llama Unica shop y está en la calle Pelayo. Te van a flipar las cintas japonesas de Mokuba….ya me dirás!!!bss

    • Había visto lo de Mama Framboise y de hecho se lo he comentado a una chica en los comentarios… pero como no había estado físicamente no quería recomendarlo en el post! Habrá que ir! Y gracias por la dirección de la tienda… ahora que soy mamá-craft estas cosas me vuelven loca 😉

  12. Pingback: Saturday Morning Plan (VI): Teatro de la Zarzuela y Calle Alcalá. | Mi gremlin no me come

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s