Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos (XI): ESTERILIZADOR

ESTERILIZADOR

Definición: Dícese del aparatejo del infierno en el que metemos los biberones contaminados por las babas del bebé y los sacamos impecables para que puedan volver a ser babeados y contaminados por el mismo bebé.

Tipos de esterilizadores:

Esterilizador vintage: También llamado esterilizador de la abuela, este objeto de culto se caracteriza por su diseño minimalista de líneas simples. Su acabado en acero inoxidable lo convierte en una pieza única capaz de resistir el paso del tiempo, heredándose de generación en generación. Lamentablemente y dada su antigüedad, no se conservan libros de instrucciones por lo que se encuentra en desuso.


Esterilizador Avecrem
:  Más comúnmente conocidos como esterilizadores en frío, o de cubeta, son la opción ideal  para aquellos padres que no cuecen, sino que enriquecen. Método de empleo: Pones todos los ingredientes en una cubeta con agua, echas una pastillita, remueves, y listo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Esterilizador Precocinado
: Conquista a los padres comodones porque, a diferencia del anterior, no requiere ningún ingrediente extra. Calentar y listo. Método de empleo:  Pones todos los elementos dentro de un recipiente de plástico en el microondas hasta que se recuecen. Al igual que con las lasañas de La Cocinera, cuando abres la puerta del microondas sale un olor raruno.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Esterilizador Thermomix: Como su propio nombre indica, este aparato es el más sofisticado y caro de todos. Al principio uno mira el armatoste y da pereza utilizarlo. Después, una amiga te hace una demostración, te das cuenta de sus múltiples ventajas y ya no puedes vivir sin él. Método de empleo: Pones todos los ingredientes en un aparato que se enchufa a la corriente, programas, y cuando pita esta listo. Este método tiene un plus: Si algún día se te rompe la vitrocerámica puedes usarlo para cocer arroz o pasta.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Atención! Para que un biberón esté esterilizado correctamente no basta con introducirlo en uno de estos aparatos. Una vez terminado el proceso, los biberones deberán ser envueltos en papel de aluminio e introducidos en el frigorífico hasta su uso para asegurar una esterilización sostenida en el tiempo. De lo contrario viene la abuela el coco y te come.

Tener una abuela esterilizadora ortodoxa requiere grandes dosis de paciencia y kilómetros de papel de aluminio.

Nivel de dificultad: 10/10. Por ejemplo, y esto es sólo un ejemplo, podría ocurrir que tras una noche de llanto y rechinar de encías, una joven y guapa madre se dispusiera a poner un Esterilizador Precocinado. Podría ocurrir, que debido al sueño y agotamiento, la joven y guapa madre olvidara la escobilla limpia biberones dentro del esterilizador. También podría ocurrir que las leyes electromagnéticas se cumplieran, y que aquello de no introducir metales en el microondas no fuera una leyenda urbana.

La dificultad no fue comprar otro esterilizador (aunque también hubo que hacerlo ya que éste se fundió sobre la base giratoria del microondas como se funde el queso sobre la base de una pizza). La verdadera dificultad fue encontrar repuesto para la pieza chamuscada del sacaleches (ya descatalogado) que se encontraba junto a los biberones participando del espectáculo pirotécnico.

Nivel de riesgo: 10/10. Queridos Padres Primerizos que andáis por el mundo sin superpoderes: las yemas de los dedos son una parte del cuerpo con gran sensibilidad ante los cambios de temperatura. No tenéis garras como Lobezno ni guantes como Spiderman. Si todos los sistemas de esterilización traen unas pinzas de plástico, es por algo. ¿Por qué coño no las usáis en vez de pasaros los biberones de una mano a otra a lo Tom Cruise en Cocktail? Os lo advierto: esas demostraciones gratuitas de hombría suelen terminar con los biberones en el suelo… y vuelta a empezar con el esterilizador.

Sinónimos: uperisador, cazo, cacharro del microondas, aparato del infierno.

Contexto en el que puede ser utilizada la palabra con total corrección:

Desde que mi suegra se empeñó en que había que almacenar todos los biberones esterilizados en la nevera, me tomo las cervezas del tiempo.

Otras entradas del diccionario

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

45 respuestas a Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos (XI): ESTERILIZADOR

  1. desmadreando dijo:

    ¿¿¿Es en serio lo de la nevera y el papel aluminio??? jamás lo hice….que mala madre soy! ja! -gracias por recordarlo. 🙂

    • Lo de la nevera y papel aluminio es tan cierto como que el sol sale por las mañanas. Pero dado que nadie de los que habéis comentado lo hace he tenido que buscar en internet a ver si soy la única enferma o si era una broma de la abuela… afortunadamente para mi salud mental, he comprobado que hay más madres histéricas en el mundo 🙂

      • desmadreando dijo:

        Me hubiera partido que tu abuela hubiese salido bromista y tu comprando rollos y rollos de aluminio jajaja es mas se lo aplicaré a mi nietecilla que seguro para el 2042 se considera una gran broma del pasado!:)

        • Para entonces (y mucho antes) seguro que habrá alguna especie de pistola de infrarrojos (de infra rayos esterilizadores, quiero decir) y con dos pistoletazos al biberón la cosa estará lista!!

  2. teresavet dijo:

    Yo casi no usé el esterilizador, sobre todo porque tomó teta hasta el año, y luego, como que pasando de esterilizar nada… Algún biberón se tuvo que tomar de más pequeña, y teníamos el “precocinado”. Yo lo que hacía era dejar todo dentro, sin tocar nada, todo cerradito, en el armario hasta que hiciera falta. Con el método “de la abuela” quemé el biberón del sacaleches, que no sólo fue dificilísimo de encontrar, sino que costaba como 30 euros el repuesto. Me pasé a las bolsitas desechables.
    Pero la verdad es que esterilizábamos casi siempre en el lavaplatos, e iba que escarbaba.

    • 30€ me costó el repuesto del sacaleches que fundí… debe de ser tarifa universal para las que nos cargamos cacharros esterilizando. Por cierto, las bolsitas que dices son lo más… algún día escribiré un post sobre mi afán de hace stock con las susodichas. Llegó un momento que en el congelador no cabían los guisantes 😛

  3. Yo tampoco los guardé jamás en la nevera. Pero nos ahorramos el esterilizador porque en el curso de preparación al parto nos dijeron que no había mejor esterilizador que el lavaplatos, que llegaba a alta temperatura y felizmente, nos lo creímos.

    • Es que las cosas que uno se quiere creer, se las cree tan a gusto, ¿verdad? Yo pienso que el lavaplatos puede ser más que suficiente, pero chica, en mis clases de preparación al parto eran más estrictas… y las clases de la abuela ni te cuento, así que no hubo opción 😉

  4. Mónica dijo:

    Yo me resistí a comprar un esterilizador hasta que fui consciente de que con el método de la abuela iba a quemar la casa porque siempre se me olvidaba que estaba puesto en el fuego y ahí se quedaba, hasta que olía a chamusquina. El esterilizador precocinado un invento fantástico. Lo del lavavajillas, o tienes 10 biberones o lo pones 5 veces diarias sino… Lo de la nevera y e papel aluminio no lo había oido en la vida (y tengo 4 hijos). De lo que se entera una a estas alturas 🙂

    • A mi me agobia mucho tanto cacharro pero hay que reconocerle las ventajas al esterilizador precocinado. Es comodísimo y bastante barato en comparación a cualquier otro puericul-trasto. Y por supuesto más seguro que el método de la abuela… a no ser que seas un desastre como yo y te dejes objetos de metal dentro 😀

  5. vaninasblog dijo:

    Je, je que bueno!!!, yo empecé por vintage, por lo de no utilizar nada de química, luego me regalaron el tipo precocinado y vi la luz, que voy a decir, soy de ciudad y eso de ponerlo en el microondas y ya, me parece un adelanto…eso sí nunca los guardé en la nevera, por lo que seguramente estaban llenos de microbios cuando los usaba…es fin, ha sobrevivido, eso es lo importante, no???

    • Lo de los microbios en el fondo es relativo… yo creo que mi nevera ha alcanzado tal vida interior en algunas ocasiones que hubiera sido mucho más seguro no meterlos dentro y dejarlos “al aire”, jajaja 😛

  6. Nerea dijo:

    Joderrrrrrrrr que fuerte lo del frigo. PUes yo lo confieso esterilize los dos primeros meses sin parar, mi monillo tomó bibe muy pronto y me dio pena, me creí eso de los germenes y los chupes tb cada 15 días… despues la niñera del monillo tb era muy pulcra ella y siguió con el proceso, pero cuando tenía 6 meses me deshice de la cajita de avecrem y se la endiñé a otra primeriza. La pregunta es repetiría con el segundo???? SIIIIIIIIII no tengo remedio soy una viciosa de la complicación y de los cachibaches de bebe

    • ¿¿Chupetes cada 15 días?? ¿Y lo dices como cosa grande? Si te pilla mi madre le da un infarto… Los chupetes, querida, cada 24 horas (como mucho) y siempre con unos cuantos de repuesto esperando, como no puede ser de otra forma, bien envueltos también en su papel albal dentro de la nevera. Y te aseguro que no es broma… luego la gente se extraña de que mis hijos no lleven chupete… ¡¡A mí me suponía tanto estrés que con mi subconsciente les he debido manipular para que no los usen!!

  7. ummmm yo soy mucho de la vieja escuela del lavavajillas…..eso funciona si o si, y además lo sabes por tus propias carnes, porque no hay como buscar las tijeras y acordarte que están lavándose y abrir el lavavajillas en el momento de secado….las pestañas se te rizan y todos los poros se te abren mientras buscas en la niebla con mirada llorosa las tijeras…..cuando cierras la puerta de nuevo, te sientes cercana a una embolia…..

    • Jajajjajajajajjajaja, brutal descripción… siempre he regañado a mi marido por hacer eso y ahora se va a crecer!! No se me había ocurrido usar el lavaplatos como sesión de estética… en época de crisis es una solución!!

  8. A una amiga que fue madre le regalamos uno que se enchufaba a la corriente y, además de esterilizar biberones, podía cocer huevos. No sé si alguna vez lo usó para tal fin.

    • Te refieres, sin duda, al esterilizador thermomix. Un clásico regalo de amigas 🙂
      Dudo mucho que haya cocido algún huevo la verdad… jajaja. Ya habría que tener ganas (o la vitro rota, como decía…).

  9. Chitin dijo:

    ¿Nunca has “gratinado” el esterilizador? nosotros en el microondas viejo, que si lo ponías en la función gratinar ahí se quedaba..nos pasó 2 veces…

    • Se me quedó empotrado con el grill (el microondas es bajito) y casi peta todo al no dejar girar la base… Cuando no lo cierro del todo bien pasa eso, y tiene unas marcas chamuscadas como a la parrilla!!

  10. paparracho dijo:

    Qué cantidad de padres responsables. Aquí unos que no han esterilizado nunca un biberón ni un chupete (solo antes de estrenarlos, y por el método vintage). Entre uso y uso, agua caliente, jabón y listo.

    Este invierno no ha tenido ni un triste catarro, y el año pasado, nada especialmente reseñable. La esterilización está sobrevalorada! 😉

  11. Fandelgremlin dijo:

    Ooooooh querida, cuanto me queda x aprender… Pese a solo faltar dos meses y medio para que llegue la peque no sabia nada de nada de esto… Ahora estoy estresada!!!!!!

    • Oye!! Pues esto es importante!! Toma nota, dile a tu marido que es el de los másters que se informe bien… y luego os compráis el precocinado. En esto no te permito concesiones “vintage”!! 😉

  12. Lo que a ti te pasó con el sacaleches, a una Servidora le pasó con un termómetro monísimo que tenía (en pasado) para comprobar la temperatura del biberón. Una que es medio lela y además primeriza, metió el termómetro y claro… a quién se le ocurre poner esa punta metálica en el termómetro.. y sin avisar oiga, que churruscadito se quedo el esterilizador y que fundidita la punta metaliza con la rejilla del aparato infernal….

    • ¡¡Ay!! ¿Y qué paso de medir la temperatura del bibe echándola en la muñeca (o echándose diréctamente un trago como mi marido, dios, no puedo con él)? La verdad es que me imagino completamente el esterilizador con un agujerito completamente derretido… en el mío se hizo hasta agujero y se salió el agua. Un festival… Eso sí, el soponcio fue tal que ahora le pongo mil ojos y no me vuelve a pasar!!

  13. chindi&vinto dijo:

    Definitivamente todo esto es otro mundo muy muy lejano. Pero tengo una duda, cuando las niñas de mi casa americana eran bebés usaban unos biberones estupendos y megaguarrillos que consistían en una especie de biberón sin fondo al que insertabas una bolsa en la que metías polvos y agua caliente, agitabas y se lo encasquetabas a la criatura y luego tiras la bolsa sucia ¿no hay de esos en España? Jamás, pero jamás, jamás, jamás vi que esterilizaran ninguno y las niñas están sanas y lozanas. Tengo, quizás, un vago recuerdo de fregar alguna tetina con Fairy (cuando en mi familia descubrieron que yo sabía fregar y planchar y que no me importaba vieron la luz). En fin, con esto no quiere decir que el día de mañana no esterilice yo los biberones, sólo se me plantea porque esos biberones eran realmente cómodos.

    Por cierto, lo del papel de aluminio no lo había visto jamás, tomo nota (no sé pá qué, pero tomo nota).

  14. Yolandica dijo:

    Llorando de la risa con el esterilizador Avecrem. Yo lo tuve mixto precocinado Avecrem, y servir según el gusto o las ganas…
    Coincido con Paparracho, si tuviera un bebé ahora no lo haría o de vez en cuando, pero no cada vez que fregara el bibe…

  15. Sia dijo:

    La verdad es que yo esterilicé muy poco porque les di pecho hasta los 4 meses, pero aún así he tenido el placer de fundir objetos varios, incluso una vez conseguí convertir un vaso de esos con boquilla en una masa informe.
    Lo del papel de aluminio, me tiene loca.

    • Ese es otro capítulo… “cosas que nadie te dijo que no debes meter en un esterilizador”.
      Yo metí un mordedor-sonajero (tenía mucha mierda) y ¡tachán! Al levantar la tapa apareció una obra de arte… ¿recuerdas los relojes fundidos de Dalí? Pues Dalí un aficionado a mi lado.

  16. Britney dijo:

    Dedicado a la gente que pone un lavavajillas con un par de biberones (en el modo eco, por ser ecológico) http://www.youtube.com/watch?v=OHnYzwOfZQg bravo! Bravo bravo!

    • Britney, eres un troll de lo más tocapelotas… Por cierto, el lavavajillas thermomix, entre sus múltiples cualidades tiene la de generar tazas espontáneamente… Y el salmón tiene patitas y se cambia solo de sitio…
      Gracias por compartir este vídeo tan útil con nosotros.

      • Fandelgremlin dijo:

        Una interesante combinacion x si te sobra papel de aluminio al envolver los bibes y espacio en el lavavajillas al esterilizarlos!!! Ademas esa generacion espontanea de tazas es curiosa…

  17. Chica, me dejas helada con lo de meterlos en la nevera. ¡Es la primera noticia que tengo! He pasado años infectando a mis hijos! Jooool
    Un besote gremlin friendly!

  18. porfinyomisma dijo:

    Jajajaj muy bueno..Con lo del frigo y el papel alabl me has dejao muerta O_O ¿cómo han sobrevivido mis hijos?
    Con el primero esterilicé y esterilicé hasta que un día fui a la guarde y le vi haciendo botellón conm los chupetes. Te uito el tuyo, me lo pongo, toma el mío pa la rubia, la otra coge le de la rubia… ¡¡Nunca mais!! Habría estado yohaciendo el gili y aquello era una bacanal de gérmenes!!
    Con el segundo comodiec paparracho: agua y jabón y cada cierto tiempo al lavavajillas.
    Y con el tercero ya ni te cuento.
    Un dái os tengo que contar la experiencia de estar dándole agua embotellada y /o prevuamente hervida a tu churumbel durante tres años…hasta el día que descubren la fuente del patio del cole, y el diarreazo que se pegan… Somos unas atacás….

    • Jaja, conozco esa sensación… cuando nos dieron el vídeo de la guardería y vi a toda la tropa de “cero años” compartir mordedores en plan “todos para uno y una para todos” supe que había llegado el momento de relegar el papel albal para las sobras… 🙂

    • Cuca dijo:

      Jajajaja totalmente de acuerdo… Con el primero esterilice hasta los 6 meses… Chupetes y bibe de agua… La teta… Me parecía mal!
      Con el segundo… Grifo y jabón de vez en vez… Total el mayor se ocupaba de pasarle todo para q se lo metiese a la boca.:/
      Y la pk es ya… Una superviviente! Bueno, no ha usado chupete ni biberón, pero el segundo le ponía su chupete en cuanto nos despistabamos!!!

  19. Pingback: Revisión Propósitos Tamagochi para 2012 (y III) | Mi gremlin no me come

  20. Tremere dijo:

    He aquí la más negligente y perversa de las madres. Tengo mellizos, me negué a comprar esterilizador y lavaba los biberones con agua caliente del grifo y una escobilla. Punto. Una vez al día los metía en el lavavajillas, esa era la súper medida esterilizadora. Mis enanos no han pasado ni un triste catarro y no saben lo que es una diarrea. Sólo vomitaron una vez, y fue viajando, así que calculo que la culpa la tuvieron las curvas. Por si fuera poco con mi pachorra habitual y mi nula escrupulosidad (bonito palabro!!!) mi pediatra confirmó mis peculiares ideas cuando me dijo: “tienes pensado esterilizarte las manos cuando prepares los biberones? O te vas a limitar a lo lógico, que es lavártelas? Pues eso”. Pues eso, loado sea Dios!! XD Por cierto, nos dijeron que para dos bebés necesitaríamos lo menos 16 biberones. Se han criado con 4.

    Mi madre, afortunadamente, no se puso pesada con el tema tampoco (aunque de vez en cuando hervía los biberones a escondidas… hasta que se le fue la olla y quemó los biberones, las tetinas… y la propia olla. Nunca mais). Con lo que sufría mucho al principio era con el suelo. Argh, las cosas del suelo. Argh, el nene se ha metido en la boca un cacho pan del suelo. Argh, el otro nene está mordiendo una zapatilla. Argh, el suelo!! Madre, no puedo forrar el suelo con film. Madre, mi hermano comía tierra a puñados y míralo, casi dos metros y cien kilos en canal. Madre, tú te criaste prácticamente en una cuadra. Relájate, madre. Los niños necesitan defensas. Hace tiempo que se relajó, por suerte. Ahora ve a sus nietos pasar galletas por el suelo y luego comérselas y se queda tan pichi. Lo llama “vitamina M” (de Mierda). Una vez pesqué a uno de mis monstruos compartiendo trozo de pan con el perro. Y otra vez descubrí al otro monstruo masticando una exquisita y crujiente hoja de árbol que cogió en el parque. Y, lo dicho, ni un catarro. Jamás. Ni una alergia, ni una intolerancia. Nada, cero. Tienen 20 meses y usan ropa de 3 años (que les queda justita). Hacen carreras de cunas por la habitación (con las cunas frenadas, ojo) y son capaces de volcar una mesilla de noche. Son mutantes. La sensación de todo el equipo de pediatría.

  21. nexia dijo:

    Jajaja! Anda que no! Nosotros usamos uno tipo thermomix heredado para mi primer petano, y la verdad que muy cómodo, lo dejábamos todo dentro y hala. Pero para cuando llegó el segundo estaba todo oxidado y nos pasamos al vintage… anda que no hemos quemado biberones y cazos! Le pregunté a mi pediatra si con el washing-plating sería suficiente, pero muy categóricamente me respondío “Si no llega a 100 grados, no hay esterilización. Y el lavavajillas llega a 70 nada más. Tú verás lo que haces”. Así que hasta los 7 meses cocinando tetinas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s