Saturday Morning Plan (IV): Museo del Traje y Ciudad Universitaria

FICHA TÉCNICA

Itinerario: Museo del Traje-Bokado-Real Jardín Botánico Alfonso XIII (UCM)

Cómo llegar: Metro: línea 6. Parking: En fin de semana es fácil aparcar en la calle, pero en  la universidad también dispone de un parking disuasorio nuevecito a precios populares.

Tiempo estimado: Una tarde ya que el Jardín Botánico no abre los fines de semana.

Dificultad: Baja. El museo es muy Gremlin Friendly  (los trajes de príncipes y princesas siempre llaman la atención). Además, el plan incluye mucho tiempo al aire libre.

Edad recomendada: Como siempre… bebés de cochecito leré y niños +5. A los que tengáis “toddlers” como yo: ¡SUERTE Y AL TORO!

MUSEO DEL TRAJE

Camuflado entre la vegetación, en plena Ciudad Universitaria, el Museo del Traje encarna  literalmente el tópico de la “joya oculta”. Durante mis años complutenses pasé por su puerta casi a diario y jamás se me ocurrió entrar… ¿Museo del Traje? ¿What?

Aunque en mi casa me llaman camionero, ya sabéis que tengo alma de Sissí decimonónica. Tanto trapito, complemento, y joyusco (porque también hay joyuscos), no pueden dejar indiferente a ninguna mujer… Conocí el museo una Noche en Blanco hace unos cuantos años, y desde entonces caí rendida a sus pues… ¿en qué otro lugar podrías aprender que un bolso así se llama en realidad “ridículo“?

xxxxxxxxxxxxxxxx

¿Lo mejor de lo mejor?

1 – El edificio. Tiene una estructura imponente y elegante. El proyecto obtuvo en 1969 el Premio Nacional de Arquitectura. Fue diseñado para albergar el Museo Español de Arte Contemporáneo. Sí, ése museo que posteriormente se trasladó al Reina Sofía (cosas que hacen las administraciones sin pensárselo mucho, ya sabéis)

El Gremlin disfrutando de la calma chicha

2- El entorno. Si hace una semana os hablaba del recoleto y cuco jardín del Museo Sorolla, en esta ocasión los “encantos verdes” son muy distintos. En el centro de una vaguada encontramos un espacio abierto con bancos. Esa calma chicha entre tanto árbol le confiere un puntillo eremita de recogimiento. La explanada es un rincón perfecto y escondido para pasar la mañana. Un lugar muy Gremlin Friendly para que las criaturitas pongan la nota de color.

3- La exposición. Hacer fotos está prohibido ya que los tejidos se deterioran con mirarlos (no hay más que ver en qué estado se encuentra la ropa de los 80’s que algunas abuelas se empeñan en reutilizar en los nietos). Para compensar, os dejo aquí una visita virtual muy currada, y un montón del fotos del Gremlin en el cuarto de baño:

Mis big three (por decirlo de forma hortera) son:

1- Sala Belle Époque (1989-1914): Me llamó la atención por varias razones, entre ellas, su curiosa explicación sobre la importancia de las amas de cría a principios del XIX. Al parecer, su vestimenta también era símbolo del status de la familia y hasta les regalaban joyuscos. Me temo que con el tiempo se han perdido las buenas costumbres y las filipinas de hoy en día carecen de esos privilegios. Hay también una bonita colección de lencería de cuello vuelto (de la époque) que no invita precisamente a la lujuria. Y si por algún casual, me regalasen algo de la sala, elegiría sin duda la espectacular mampara decó de madera. Me gusta √

2- Sala Vanguardias y Moda  (1914-1939):

Si algo en el mundo ha recrudecido mi obsesión enfermiza por esta época ha sido el “escaparate viajero”. Comenzamos con la trasera de un Rolls Royce sobre cuyo maletero descansa una manta cámel de piel de pelo con forro de seda. Seguimos con un juego de baúles, maletas y sombrereras de piel. Y, para terminar, una capa de lomos de visón en crudo, con capucha, botón al cuello, y cuentas de azabaches. De morirse…

 

Como colofón, la sala contiene una colección de vestidos, bolsos y zapatos de los locos años veinte. Todo muy cabaretero y para llevármelo a mi casa. A mí Sissí me tira… pero no tanto como estas lánguidas muchachas con sombreros cloché.

Ellas nacieron para mirar al infinito, con ese aire de faltarles un hervor… tan altas, tan finas… con esa sofisticada apariencia de señoras muy señoreadas… con esas vidas tan felizmente insulsas…

Y sobre todo, con esos joyuscos. Sin darse importancia.

3- Y por supuesto… ¡las salas Gremlin Friendly!:

1. Sala del Traje Regional. Muy didáctica. Para que los gremlins vean de cerca desde un traje de torero hasta un vestido de charra, pasando por una auténtica capa zamorana. Sí, yo también creo que “la parca” inspiró su outfit en un señor zamorano trabajando en el campo

                                          

 2. Sala de La moda renovada (1939-1959). Un batallón de Mariquitas Pérez y Nancys nos esperan hieráticas en esta sala para regocijo de nuestras criaturitas. No hay ni una, ni dos, ni tres… es como si se hubieran reproducido por esporas y a cada una le hubieran colocado un modelito. 

                   

3. La Pasarela. Al terminar la exposición hay una recreación muy conseguida de una pasarela, con luz ténue y música alienante de serie, donde las niñas podrán desfilar a lo Madrid Fashion Week (los niños también pueden desfilar, no se me solivianten los suspicaces, pero perdonadme si pienso que a las niñas les emocionará más).

Más razones por la que el museo es Gremlin friendly:

Hay ascensor, cambiador de bebés, talleres infantiles, e incluso algunas exposiciones temporales como la de este mes: De verdad y de juguete.

El Gremlin en el Punto Limpio

Cafetería y restaurante Bokado

Al terminar la exposición, lo mejor es tomarse un café o un gremlin Cola-Cao en la cafetería-terraza del museo. En esta foto no es aprecia demasiado bien, pero las mesas son esas cosas diminutas que se ven al fondo. Tampoco falta el espacio para que los gremlins campen a sus anchas. Si algo he aprendido desde que tengo un hijo es a valorar mucho más los lugares al aire libre.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Junto a la cafetería está el restaurante Bokado, a cuya terraza podéis ir a cenar algún día si queréis daros un capricho (eso sí, mejor sin gremlins). Del restaurante no os puedo recomendar nada porque fui hace más de tres años y, sinceramente, no me acuerdo de mucho.

En cualquier caso, como podéis ver, el entorno se presta a una cena  romántica una noche de verano… ¿he dicho ya que mejor ir sin gremlins?

xxxxxxxxxxxxx

¡Ah! Y como de costumbre, la tarifa del museo son 3€ y gratuito para las jovenzuelas con carnet joven como yo.

Real Jardín Botánico Alfonso XIII

Se encuentra a un paseo de quince minutos, entre las facultades de Farmacia y Biología. A este botánico lo siento un poco mío ya que se construyó mientras yo estudiaba. Es un lugar súper Gremlin Friendly, con infinitas especies botánicas bien señalizadas para poder aprender los imprescindibles de hoy en día, por ejemplo, qué son las fagáceas. El jardín  tiene hasta un geiser. Otro rincón verde de Madrid, poco conocido y muy agradable.

No os cuento más, es mejor que vayáis a disfrutarlo, porque además, es GRATIS.

BONUS SOBRE LA SITUACIÓN ADMINISTRATIVA ACTUAL DEL MUSEO DEL TRAJE

Hay que apresurarse en conocer el Museo del Traje porque puede tener los días contados. La Complu se ha reunido con el Ministerio de Cultura (perdón: Educación, Cultura y Deporte) y han tenido más que palabras. La conversación  ha sido más o menos así:

(Ojo, todos los datos de fechas y emplazamientos están basados en hechos reales, tenéis más información aquí y aquí… incluso en la wikipedia

Complu: Tengo la universidad hecha una leonera, las cátedras llenas de trastos, y ése edificio tan chulo que os tenemos cedido me vendría bien para poner un poco de orden… En Junio de 2013 termina la cesión así que … ¡Ahuecando que es gerundio!

Ministerio: Santa Rita Rita, lo que se da no se quita.

Complu: Mira macho, lleváis ahí 50 años de okupas por la cara. No me provoques amigo Ministerio… que me meto en twitter y con un par de tuits os planto una legión de estudiantes a dormir en el patio del museo. ¡A Facebook vas!

Ministerio:  ¡¡NOOOOOO!! ¡MÁS ESTUDIANTES INDIGNADOS NOOOOO! ¡TEN PIEDAD, COMPLUTENSE, TEN PIEDAD! Haré lo que me pidas. Así a bote pronto, se me ocurre que podíamos colocar la colección a los del Matadero, que total, como son tan underground allí cabe de todo. Y el resto… pues lo mandamos a Teruel. Siempre se están quejando de que no existen así que agradecerán cualquier cosita que les mandemos… aunque sean unos trapitos viejunos.

Complu: Así está mejor, ahora empezamos a entendernos.

Ministerio: Bien, pero ya sabes que estamos en crisis. Tampoco vamos a soltar el edificio y unos terrenos de la leche así por las buenas… nos daréis algo a cambio, ¿no?

Complu: ¿Qué se te antoja, Ministerio? ¿La facultad de Biología? Mira que es bonita- bonita… la vendo barata.

Ministerio: ¡Calla coño! ¡Esa está llena de perroflautas! ¿Quieres matarme de un disgusto? Yo estaba pensando más bien en la Escuela de Estadística, que a vosotros os pilla un poco a desmano pero a nosotros nos viene guay, ahí bien pegadita a la Moncloa. Rajoy podría hacerse una Pool House para las visitas. Sarko iba a FLIPAR.

Complu: No me parece mal trato… total, para los que se matriculan, les podemos apretujar en la Facultad de Matemáticas.

Y así andan las cosas, el día menos pensado los encajes y los miriñaques salen pitando de la Ciudad Universitaria… ¡a freír puñetas!

Todos los Saturday Morning Plans

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Saturday Morning Plan y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Saturday Morning Plan (IV): Museo del Traje y Ciudad Universitaria

  1. Nerea dijo:

    Jolin nena q envidia yo con mi monillo no me puedo plantear un itinerario de estos ni “harta vino”, como mucho monto actividad rollo marionetas, o lectura de libros en la biblio… y todo con previo conociento que la cosa durara en calma una medioa de 30 min….pero bueno me alimento de tus post y sueño que es gratis!

  2. Mónica dijo:

    Me gustan tus Saturday morning Plan mogollón. Lástima, pero viviendo en la periferia de Madrid a mis 4 bestias (entre los 2 y los 7 años) y a mi nos pilla más cerca la sierra (y es menos estresante por aquello del espacio para correr). Sugerencia: ahora que viene el buen tiempo ¿podrías currarte paseillos campestres, no?. Un saludín.

  3. vaninasblog dijo:

    Tomo nota, a ver si algún día me da tiempo a ir a todos los sitios, demasiadas recomendaciones interesante. Este finde imposible, overbooking!
    A la agenda de planes pendientes…

  4. paparracho dijo:

    No me llama nada de nada… entiendo que la complutense quiera librarse de eso! 😛

  5. desmadreando dijo:

    Es interesante darse una vuelta pero lo mejor es la pasarela. Tranquila que mas que probada por la Critter fue probada por su madre para ver si al andar por ella rebajaba automáticamente los kilos extras y me quedaba anorexic al estilo modelazo. Funcionó ¡eh! Ahora llevo un tipin que te mueres. (Seguro que así logras que muchas vayan jejeje)

  6. Uf, pues me voy a tener que dar vidilla porque la verdad es que siempre digo que voy a ir al Museo del Traje y nunca voy. Uno se piensa que va a estar ahí toda la vida y ya ves… Si se llevan los trapitos a Teruel dudo yo que vaya a terminar conociéndolos… Besos.

  7. teresavet dijo:

    Vas a terminar de fliparlo… ¡mi madre ayudó a diseñar el contenido del museo y la reforma del edificio!
    Lo juro…
    Por cierto, la historia del museo con la Complu no es así… te cuento.
    El museo se creó cuando gobernaba el PP. El edificio lo tenían con un contrato de alquiler de esos de “a mi años” que se supone se renuevan sin problemas. Cuando llegó el PSOE, decidieron que el museo no merecía la pena (¿por pijo?) y que total, como se acababa el contrato, pues que lo devolvían a la complu. La complu encantada, porque en tiempos del ladrillo, el edificio valía una pasta (y recién reformadito, además). Estuvieron que si sí, que si no, con movidas dentro del Ministerio de Cultura (porque los que trabajaban flipaban con que quisieran cargarse el museo recién inaugurado). En esas llegó la crisis, la complu no tiene pasta para utilizar el edificio, casi que lo dejamos como está. Ahora llega el PP (que creó el museo), así que los planes para moverlo de sitio se han paralizado. Tendremos Museo del Traje para rato.
    Yo no lo he vuelto a ver desde la inauguración, pero me encantó. Sobre todo los talleres para los niños, me parecieron muy creativos. Y el jardín, con la terracita para tomarte algo, es una pasada.
    Un abrazo!
    (PD: se lo voy a mandar también a mi madre, para que flipe ella también un poco).

    • ¡Ni que lo hubiera hecho a propósito! Cada día soy más fan de tu madre, ¡estarás orgullosa! Bueno, pues…. que te iba yo a decir… tengo preparados un post sobre el Cerralbo, el Thyssen y el Teatro de la Zarzuela… si tu madre tiene algo que ver también con alguno de estos sitios coméntamelo antes y así lo hago con un poco más de rigor, que en éste he metido un poco la pata 😀

      Muchas gracias por la aclaración sobre los entresijos del museo, ¡menudo lujo la información de primera mano! Obviamente en El País y la wikipedia no ponía eso, y por más que busqué no encontré información más actualizada. La verdad es que me chocaba muchísimo que fueran a desmontar un museo que se inauguró en 2004. Y con una exposición que llama la atención, se nota que hubo mucho trabajo detrás (y una gran inversión). En fin, que me alegro mucho de que las cosas sean así. Es de sentido común que el museo permanezca en su sitio.

      Y ya aprovechando que tu madre ayudó a diseñar el contenido del museo, te voy a hacer una pregunta… ¿sabes para qué sirven esas pequeñas salitas que hay repartidas por la exposición (al menos vi dos) en las que pone “área de descanso”? Entré en una de ellas pero no supe entender su utilidad, me quedó la duda…

      Un abrazo, y… hasta la próxima que vuelvas a sorprenderme 😉

  8. Laura dijo:

    A mí me parece un planazo 10. Que sepas que lo pienso plagiar descaradamente una tarde de éstas. Ya lo hemos hablado Cruz y yo, así que ya te contaremos cómo se nos da el tema…Buen finde y gracias por tus ideas!!!

  9. Clau dijo:

    Hola! Acabo de descubrir tu blog y este plan que propones ¡que me ha encantado! No tengo niños pero por lo que escribes la idea me llama igual. Hay findes donde apetece darse una vuelta por Madrid, conocer cosas nuevas y salir del centro, que de tanta gente y coche satura. Yo como madrileña todavía no conozco el Museo del Traje y Ciudad Universitaria poco. Hice la carrera en la URJC así que tomo nota y ¡mis felicitaciones por el plan propuesto! ¡Pintaza!

    • ¡Me alegro de que te haya gustado! Como habrás visto no es un plan específicamente para niños, sino más bien, que se puede adaptar para ir con niños. Es un plan sencillo y muy agradecido, sobre todo ahora de cara a la primavera 🙂 Intento publicar un plan así cada viernes, ya veremos si soy capaz!!

  10. porfinyomisma dijo:

    mama del gremlin el plan me parece morrocotudo (joder, demasiado Geronimo Stilton) pero me veo en graves complicaciones para convencer a los 4 machos de la casa. La única baza que veo para convencer al padre es que sería lo mismo que llevarlo de tiendas pero sin tener que soltar la trjeta de crédito…
    Lo del jardín botánico si que me lo apunto en rojo y subrayado para mi próxima visita a Madrid!!

    • Hombre, igual no sea el plan que más ilusión les haga a los machos alfa para un fin de semana, jeje. El botánico es muy chulo, aunque también te aviso que no es como el del paseo del Prado!! Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s