7 días y 7 vómitos

Como sabéis mi gremlin no me come y además, lo poco que me come, me lo vomita.

Supuestamente come fenomenal en la guardería (o eso miente su agenda), y se relame en la merienda con la gremlinnanny… así que su especialidad es vomitar la cena, y a ser posible, encima de su madre.


Lunes
: Vómito de color de rosa. Como consecuencia de las diferencias irreconciliables entre la Thermomix y la gremlinnanny, El Gremlin acabó cenando un potito. ¡Oh, blasfemia! Escandalícense las madres perfectitas porque El Gremlin, en ocasiones, cena potitos. Corremos gustosos el riesgo de que como consecuencia le salgan tres orejas o se le caigan a los dedos de los pies. Tras la ingesta del malvado tarrito todo iba bien. Pero llegamos al postre y unos mocos nos la jugaron… ¡Petit Suisse para todos! Consecuencias: Cambio de pijama y desinfectado de trona. Se precisó un cepillo de dientes para acceder a aquellos rincones del arnés donde la bayeta no llega.xxx

Martes: Vómito por derecho propio. Se me fue la mano con el puerro, lo reconozco.


Cualquier parecido de esta hamaca con la realidad es mera coincidencia

Miércoles. Vómito Phineas y Ferb. Tras una cena medio decente, El Gremlin siguió su (bendita) costumbre de sentar sus reales en la hamaca para ver un rato la tele. Esperó justo al momento en que su padre y yo empezamos a cenar para dar comienzo al show. Consecuencias: Cambio de pijama y desinfección de la hamaca (también con cepillo dental). La cena se nos quedó fría (aunque eso da igual, estas cosas te quitan el hambre). xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Madre del Gremlin huyendo de la cocina en plena erupción

Jueves: Vómito Vesubio. En la trona, tras la cena, un par de arcadas hacen temblar la cocina. Tras soltar algunos eructos gases como aviso, comenzamos con la emisión de un poco de yogur. Tras él, aparece una masa marroncita y calentita que se va expandiendo lentamente… y al final, como si de un volcán enfurecido se tratase, el magma va surgiendo a borbotones de la boca del Gremlin. Tras el cambio de pijama hubo una segunda erupción. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Por qué no venden gin tonics ya preparados? ¡Como los potitos! "Potitonics"

Viernes: Vómito cenicienta. A las doce de la noche, cuando la calma reinaba en nuestro hogar y los gin tonics nos anestesiaban el alma, unas amenazantes toses tronaron desde la cuna. El Gremlin se despertó sobresaltado pensando: ¡coño! ¡si se me ha olvidado vomitar hoy! Acto seguido procedió a efectuar un completo enviando pijama, sábanas, chichoneras, almohadas y ositos felices, a centrifugar. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Al ver mi careto intentó arreglarlo: "no te preocupes que yo antes estaba como tú"

Sábado: Vómito por despecho. Los padres del Gremlin (visiblemente hasta las pelotas) decidimos tomarnos la noche libre para jugar a los adultos. Al Gremlin no le gustó mucho la idea y se vengó vomitando sobre la gremlinnanny, quien, a la vuelta, me recibió con una malévola sonrisa: Tu hijo me ha vomitado encima y he buscado en tu armario algo que ponerme. Tranquila, he cogido estos vaqueros pequeños, que a ti ya no te valen. 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Domingo: Vómito con represalias. El domingo el Señor descansó, pero el Gremlin trabajó  por los dos: vomitó la merienda en el parque y la cena encima de su padre. Después de una semana desesperante, y tras la novedad de vomitar también la merienda, decidí que por mis huevos la salud del Gremlin, esa noche se iba a llevar una ración de calorías a la cama. Que luego viene la abuela y me regaña. Le enchufé cinco Petit Suisses: uno detrás de otro. Sin piedad. Fue un arrebato, lo reconozco. Pensé que donde caben dos caben tres… luego que un cuarto nunca no hizo daño y después que no hay quinto malo. Y porque mi marido me paró, que si no, termino el pack.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ayer volvió a ser lunes y no estuvo mal… fue un vómito agradecido, de esos en los que por lo menos consigues que el niño “apunte bien” y te ahorras cambiar un pijama.

Es martes, son las ocho de la tarde… y la verdad, tengo cierta curiosidad por lo que el destino nos tiene reservado para hoy. Eso sí, la pituitaria me escuece.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Gremlin, Madre Coraje y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

48 respuestas a 7 días y 7 vómitos

  1. vaninasblog dijo:

    Jooo, esto no se puede leer a primera hora, mi café da vueltas raras en mi estómago!!.
    Si te sirve de algo, tenerdor cada vez que vomita lo hace sobre mí, da igual las personas que estén cerca, siempre me cae a mí, así que ambos después de una mala semana como la tuya acabamos con el armario vacío, y la lavadora a todo trapo!!, lo peor tener que frotar la parte que se queda impregnada en la ropa…un asco!!, qué bonito ser madre…

  2. Aunque nos has revuelto a todos el desayuno…jajajajajajajajaj…UN punto para mamagremlin por el guiño a Sardinas y con un poco de suerte, se cumplirá eso de: “Y al séptimo día…descansó”!!!

    Venden unos ambientadores en ahorra más de frutas del bosque….MARAVILLOSOS!!

    • Qué menos que un guiño después del post que te marcaste ayer. Me encantó. Sólo una cosa… yo tuve dos partos de madre perfectita y salgo frecuentemente a hacer vida nocturna… pero no me estigmatices por ello! Te lo pido por el polvo de los Aspitos! 😉

  3. Ay! Cómo me suena. El bichi no vomita. Directamente escupe la comida. Y mira que le he dicho que la escupa en mi mano o encima de la mesa. Pero, con conocimiento de causa y a sabiendas de la jodienda que implica, la escupe o en la trona o en el suelo. Muy adrede. Y claro cuando escupe puré y la comida masticada, ya me ves a mí cogiendo un papel para retirar el pegote porque si lo barro, el pegote se extiende por toda la comida. ¡Me saca de quicio!

    • Yo no tengo perro… pero siempre he pensado que esa sensación debe ser parecida a la gente que veo recogiendo cacas recientitas por la calle (post guarro el de hoy, pero guarro guarro) 😉

  4. Chitin dijo:

    Pues vaya panorama!! mi peque también tenía una facilidad impresionante para lo de echar todo fuera…ahora según va creciendo, ya no le mola, afortunadamente. Él lo hacía cuando le daba más cantidad de la que quería o alguna cosa que no le gustaba, como diciendo, “te he dicho que no y es que no!”. Prueba a darle poca cantidad de cena…

  5. Mónica dijo:

    Son muy socorridos los baberos esos de plástico (de tela no, que hay que meterlos en la lavadora) que tienen un bolsillito. Yo cuando veía que nos sobrevenía el desastre, abría un poco el bolsillín y… ¡ala, pa dentro!. Luego lavas el babero debajo del grifo y listo. El problema a veces era cuando el bolsillo no tenía suficiente capacidad y se desbodaba, entonces si que la liábamos…

    • Tengo uno sin estrenar que le regalaron… es tan mono que me da pena porque sé como va a terminar. Ya sé que suena absurdo, lo sé, esta noche lo estrenamos. Ya te diré, aunque eso sí… del vómito en la hamaca o en la cuna no me libra ni ese babero 😛

      • papaLobo dijo:

        En IKEA puedes encontrar un pak de dos baberos de plástico con bolsillo (aunque no se cómo lo hacen que nunca cae dentro) por dos duros y lo suficientemente feos para que no te de pena que los vomiten o los llenen de grasa hasta las costuras!

        • desmadreando dijo:

          Hoy justo me acordaba de la Mrs. Gremlin cuando mi pequeña dijo que no y la mala madre no escuchó y embutió y embutió papilla hasta que BUAAAAJJJ pa fuera—mi mano abrió bolsita del babero y voilá! cayó ahí dentro así que PAPA LOBO tiene uste razón 🙂

  6. Sia dijo:

    Una vez habíamos ido a un hotelito rural, perdido en tierra de nadie, en plan familia feliz. Durante la cena Phineas vomitó sobre si mismo y su silla, cuando lo estábamos desvistiendo entre los dos para que no le quedara nada pegado en el pelo vomitó por segunda vez sobre los tres. No se salvaron ni los zapatos. Al terminar esta operación, supongo que por los típicos celos entre hermanos, Ferb hizo lo mismo. Hagas lo que hagas, siempre te caerá encima. En resumen, cuando nos metimos en la cama la primera noche ya no nos quedaba nada limpio en la maleta. Creo que se habían mareado en el coche…
    Si para vosotros es algo así cada noche, me dan escalofríos solo de pensarlo. Ánimo, llegará el día en que lo recordéis riendo. De momento, como ya lo habrás probado todo, ponle un babero de esos rígidos que tienen una especie de depósito abajo (yo le llamo el chaleco antibalas), limitan bastante los daños.

    • Como le comentaba a Mónica, tengo uno para estrenar esta misma noche… un puntazo lo del chaleco antibalas!!. Cuando haga una entrada del diccionario enciclopédico sobre baberos, te cogeré el término prestado 😀
      Pues sí, mira que yo suelo exagerar en los post “un poquito”, pero en este no me he inventado nada… es una tortura, aunque fuera de casa siempre la tortura tiene un plus de desesperación.
      El Gremlin vomitó en una boda cuando tenía justo un año y recuerdo ese vómito mucho más estresante que los del día a día… jajaja.

  7. Biguan dijo:

    ¿La gremlinnanny sabe que está tan presente en internet o no tiene ni idea de que sus andanzas se comentan en el blog, facebook, twitter y demás?

  8. Qué manera tan agradable de empezar el día… Jajaja. Mi estómago te manda saludos. Besos.

  9. Pobre bebote…con lo molesto que es vomitar……
    a mi alguna vez me pasa….después de ponerme ciega, con mirar fijamente el charco del water y hacer flashbacks de lo que llevo encima no necesito más….
    luego aparezco triunfal en el salón, con los ojos muy achinados anunciando: ….he regurgitado…

  10. madreymas dijo:

    Jajajajajajajajaja!!!
    Me descojono!!!!
    Criatura es vomitadora nata también… menos mal que poco a poco lo ha ido dejando (me estoy quitaaaando, me estoy quitaaaando, solamente vomiiiiito de vez en cuaaaando) para cuando tiene mocos.

    Lo mejor… la gremlinnanny… ahí, donde más duele… se puede ser peor persona?

    Me has hecho reír, como siempre!

    • Creo que he escrito este post inconscientemente por encontrarme un comentario como el tuyo… para reconfortarme con el hecho de que hay otra madre que sufre niños vomitadores… aunque teniendo en cuenta que criatura le saca un pico de edad al gremlin, en el fondo no se si me reconforta tanto!!
      La gremlinnanny las tira con bala, pero nos queremos mucho. En el fondo no podríamos vivir la una sin la otra 🙂

  11. chindas&vinto dijo:

    Madre mía! 5 petit suisse! 5!!!!!!. A mi me tiene toda la pinta de que esto se va a convertir en una leyenda urbana que empezará con “yo conozco a un niño que se comió 5 petit suisses” y acabará con “no debes comer más de dos petit suisses porque una amiga muy íntima de la vecina de mi prima conoce a un crío que se comió 20 petit suisses y nunca más pudo volver a ir al baño”

  12. teresavet dijo:

    ¿5 petitsuiss? ¿cómo que no te come?
    Hija mía, siento decírtelo, pero tu gremlin no come, tu gremlin DEVORA.
    Yo no consigo darle a la mía más de uno. Uno y medio, a veces. Y para cenar, 1/3 de potito, (si, yo a veces también le doy uno) pero 1/3 en los días que tengo suerte.
    Y ahora lleva una temporada que está comiendo bien… antes comía todavía menos.
    ¡Ánimo!

    • Fue un arrebato… debió notar mi desesperación y se los tragó sin rechistar, no te creas que es la costumbre 😉 Hace unos meses le hicieron análisis, para ver si era alérgico o celíaco, pero el diagnóstico fue algo así como: el niño no come porque no le da la gana.
      Paciencia, ¿no?
      Por cierto, ayer vi a tu madre en el telediario de la primera presentando la nueva exposición 🙂

  13. desmadreando dijo:

    A ver querida Mrs Gremlin—no tiene culpa alguna esa preciosidad de niño que tienes—ya sabes las reglas de los Gremlins no hay que alimentarlos. ¡Cinco petit suisse! tú si que te creíste el anuncio de que casi no tienen grasa y que son súper sanos 🙂
    No puedo imaginarme el coraje que te ensucie esa hamaca tan deluxe vamos yo directamente le hacía relamer el vómito pa que aprenda a que nunca mais en los muebles de diseño jejejeje 🙂
    Me apunto a tus potitotonics—tu paténtalos que te forras te lo digo yo! y de la Supernanny ja ja tuvo que alzarse los bajos así que tus pantalones no le valen para nada que no ande diciendo jejeje 🙂 Besos y ánimos, normalmente al 8 día de la semana es cuando todo vuelve a la normalidad y las madres descansan–ya sabes a Dios se le olvidó incluirlo por habernos tragado la manzana!

    • Jajaja, la verdad es que del anuncio no me creo más que el hecho de que los petit suisse son de color rosa… y porque los he visto!! Pero a grandes males, medidas desesperadas!
      Lo de los potitonics es una idea de negocio genial. No apta para sibaritas, pero con gente como yo triunfaría… jajaja

  14. Ana Belen dijo:

    Si te sirve de consuelo, el mio mayor vomitaba cada día en la comida y en la cena, tenía reflujo, si el vómito era muy grande, ya sabíamos que teníamos que repetirle la comida, y esperarnos un tiempo después para darle la medicación para el reflujo, si el vómito era pequeño le dejábamos descansar el estómago. Así estuvimos 3 años y medio, y aunque él tenía un problema, por eso vomitaba, el asco te puedo asegurar que es el mismo, y por supuesto siempre se esperaba a vomitar cuando estábamos cerca, para que tuviésemos que cambiarnos nosotros también, of course.

    • Yo creo que reflujo no tiene… porque sólo vomita en la cena… En la guardería sé que no lo hace porque tendrían que darme el baby manchado de vez en cuando y no es así… ¿nos habrá cogido manía a su padre y a mi?
      Espero que ya se le pasara, entiendo por tu comentario que sí. Gracias por comentar! 🙂

  15. Ay, mari, qué ganas de merender tenía, y que pocas me han quedado… gracias desde mis kilocalorías, jeejejejejeje
    Dicen que eso de los vómitos pasa. No sé, porque mi criatura es tan glotona que ni vomita para no soltar prenda, pero no se puede hablar mucho que nunca se sabe…
    Un besote y ánimo a esa trona, la pobre debe estar como para prestarla no? jejejeje

    • ¡Merienda mujer! ¡Merienda! Que no me entere yo que por mi culpa la criaturita pasa hambre ahí dentro ¿o habría que decir criaturito? Con esto del género hay que hilar muy fino hoy en día…
      Y sí, me faltó poner esa frase como despedida (mira que lo he pensado veces): “Si algún amigo/familiar está pensando en heredar nuestra trona, mejor que no se arriesgue… en Ikea venden unas muy majas por menos de veinte euros”
      Besitos y ánimo, que menudo post negro que has vuelto a escribir hoy majeta… ¡que ya es primavera mujé!

  16. Yolandica dijo:

    Huy, mis hijas comían poco, pero la verdad, vomitar sólo lo hacían (y hacen) en el coche.
    Lo del comentario de la gremlinnanny es como cuando a los ocho meses de haber parido te dan la enhorabuena por estar embarazada (y no lo estás, claro)…ya parirán ya 😉

    • Los vómitos en el coche me dan para otro post… no adelantemos acontecimientos que la guarrería hay que dosificarla, jajaja.

      Ah! Para colmo la buena mujer ha parido dos veces, y tiene un tipín que no veas… Claro, que cuidar al gremlin se puede considerar actividad física de gran desgaste, equivalente a subir al Annapurna.

  17. porfinyomisma dijo:

    Yo a veces he deseado que “fueran ” venío de fábrica con 7 estómagos…como las vacas…. sin necesidad de que asomara al exterior los contenidos gástricos…
    Mi suelo ya no brilla…por mucho Sr. Limpio que le vuelque…. …no he visto nada que se coma más el brillo que el vómito un niño…

  18. ¿Y si probáis a forrarle a él y a lo q le rodea (personas y/o cosas) a lo Dexter?
    Venden unos rollos de papel transparente tamaño industrial que podrían veniros bien…
    😉

    • No me lo digas, que he visto esos rollos y sé dónde encontrarlos. Otro de mis vicios inconfesables (junto a Ikea y los macro chinos) es mi lugar de culto: mi papelería industrial de confianza. Y cuando digo industrial, es porque está en mitad de un polígono. El otro día llevé a mi madre y la pobre se asustó cuando vio que la dependienta me saludaba por mi nombre. Estoy enganchada. Y esos rollos me llaman poderosamente… 😀

  19. Nerea dijo:

    Jolín que panorama, y yo que pensaba que las gastros del monillo con sus sacary-movies eran insuperables. Todo mi pesame amiga.Por cierto yo era adicta a los petit y un dia cree una crisis familiar,me escondí bajo la mesa estival familiar y me zampe 6, osea la merienda de mi mini-prima que era una mica y no comía casi ná.Mi monillo es un maquina de comer asi que menos mal que no lo expulsa sino no podría superarlo con tanto humor como tu!!!!

    • ¡Qué me queda sino contarlo para echarme unas risas y que las madres de hijos vomitadores me reconforten! 😀
      6 petit suena a burrada, pero yo sería capaz de comérmelos… si es que no llevan ná, se comen en dos cucharillas y luego ahí, media hora rebañando en los canalillos del envase… ¡que puñetero el envase, por cierto!

  20. paparracho dijo:

    He tomado nota en mi libreta de planes secretos de la idea de los potitonics. El nombre me encanta también, así que seguramente te lo fusilaré. Gracias por este regalo de cumpleaños que me has hecho. Si llego a hacerme millonario, igual te cedo un 1% por tu colaboración. 😉

    • Me agarro al 1% así que no tengo nada que perder y sí mucho que ganar en este posible proyecto empresarial 😛 Sin embargo, por ser hoy tan señalado día te haré otro regalo en forma de consejo para que no te estampes:
      1- Si no fuera por la gilipollez de la parafernalia con tanto apio e instrumentación quirúrgica (uno no sabe si va a preparar un GT, un puré u operar a alguien de apendicitis) el GT no tendría ni la 10% parte del éxito.
      2- El potitonic sería al GT el equivalente a lo que yo tomaba hace años … una bebida maravillosa servida en botellines y llamada “JB twist”. Yo debía ser la única que mantenía a flote la línea, y como mi hígado de bastante de sí, pero mi bolsillo no tanto, al final dejaron de fabricarlo (de ahí mi consumo de JB con sprite, que no es sino un burdo imitador de aquella excelsa bebida con la que yo me deleitaba). Aquello era como tomarse un botellín de cerveza (el envase era también verde, como el del JB) pero bebiendo whisky en realidad. Maravilloso.
      Después de mi explicación, me despido deseándote una feliz celebration con el guaje y mamanatas!!

  21. Trimami dijo:

    ¡¡Hola!! No sé si me recuerdas, te escribí en el post del Estivill después del movidón que hubo con el escuadrón de opiniólogos maleducados, soy la mami de trillizos de 9 añitos(ahora ya 10); estaba mirando todo tu blog y al ver esto de los vómitos me acaba de recordar a un alumno que tuve que también comía fatal y vomitaba un montón y resulta que tenía un problema médico, ¿se lo has comentado al pediatra? Un saludo muy grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s