La Viñeta XLI: Las bicicletas eran para el verano

No sé cómo será la futura bicicleta del Gremlin… probablemente será alguna muy impersonal de Decathlon, que no perdure en la memoria colectiva. Tampoco sé si El Gremlin llegará a desear con todas sus fuerzas algo que no lleve botones, o pantalla táctil, o sensor de movimiento.

Lo que sí sé es que hace 20-30 años, que te compraran una bici era lo más (que se lo pregunten a Zipi y Zape). Y que los modelos acordes a tu edad podían contarse con los dedos de una mano. ¿Quién no se ha montado en una G.A.C Motoretta, en una Rabassa Derbi, o en una Torrot Cross MX?

GAC MOTORETTA

RABASSA DERBI

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

TORROT CROSS MX

Recuerdo perfectamente el día en que llegó a casa mi bici. Una Orbea muy de niña, muy de color rosa, con su timbre. Tenía una cesta donde subía al único gatito que he tenido en mi vida, bautizado como Bienfullido I (lo de “primero” es porque mi hermano y yo fuimos muy optimistas). Con Bienfullido demostramos empíricamente lo que significa “erizarse como un gato”. Al minino no debió entusiasmarle el juego y en cuanto creció medio palmo se largó para no volver. Fue un gato muy descortés y desagradecido. Y eso que le poníamos leche Pascual (claro, que tampoco existía Hacendado por aquel entonces).

No tengo fotos de mi bici pero la he encontrado en internet (faltan la cesta y el gato)

Mi bici era ideal-de-la-muerte, pero no me pegaba nada. Yo hubiera matado porque mis padres no quisieran hacer de mí una señorita y me hubieran comprado la que realmente me gustaba, la Orbea BMX o la BH California… ¡unas bicis macarras y molongas de verdad!

Muy femenina no es… pero se llamaba CALIFORNIA, y esto siempre es un plus.

El amarillo es mi color favorito desde siempre, aunque me espanten las cosas de ese color.
Es así.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxL

Después tuve una mountain bike, y un padre con una paciencia infinita que se inventaba metas volantes para que echásemos carreras en las que casi siempre se dejaba ganar.

Sin embargo, las mejores bicicletas del verano me esperaban siempre en casa de mis abuelos, donde en el mes de agosto juntaba unos días con otros sin mirar el reloj. Aquel verano toda la panda apareció sobre fluorescentes mountain bikes. Y la mía a cientos de kilómetros. ¿Para dos días que estás aquí? Ni loco -dijo mi abuelo-. Y sacó de su chistera unas bicis sesenteras que ya no esperaban otra oportunidad.

Recuerdo como chillaban los frenos y que la cadena se salía una y otra vez, pero entonces no me importaba mancharme las manos de grasa. Lo retro aún no estaba de moda y hubo quien intentó reirse de mí, pero ¡ah! yo tenía dinamo y ellos no. Eso era incontestable.

Y cada día, apurando la puesta de sol, volaba a casa bajo un cielo rojo, entre dos hileras de chopos y con el viento en la cara, que en el norte refresca. Olía a musgo y a viñas, y el  verano, sobre mi sillín de muelles, era más verano. Gracias abuelo.

Mi bici era algo así. En la puerta de una floristería no hubiera quedado tan ideal como ésta…. pero el óxido le daba su punto.

PD1: Sé que prometí no escribir durante agosto… pero como técnicamente aún estamos en julio me he dejado llevar.

PD2: Gracias Compleja por dejarme cacharrerar con vuestros tesoros, esta es la primera viñeta de una larga serie (espero no ponerme tan nostálgica con el resto, menudo plan).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Viñeta y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

68 respuestas a La Viñeta XLI: Las bicicletas eran para el verano

  1. madreymas dijo:

    Ains…. que casi me haces llorar, MiGremlim…

    Mi primea bici fue la Rabassa Derbi en rojo. Sassssstamente la que has colgado… me chifla!!!!

    Y mi segunda bici, heredada de mi primo, la Orbea BMX amarilla y azul!!!! Me encantaba!!!! Es que además, era de mi primo favorito, una suerte de latin lover de un pueblo perdido en Extremadura! Y anda que no corría! Y sin tanta historia de marchas y mamonadas varias (¿soy la única lerda que no sabe manejar bicis de marchas y se hace un lío?)

    Quiero que vuelvan esos veranos… todo el día en la calle, encima de una bici de chico, sin más problema que ver los minutos pasar…

    • Ay, si es que Madregremlin tiene su punto sensible… lo que pasa es que lo saco poco a pasear 😛 ¡Cuántas cosas! Mi primo también tenía la BMX amarilla… y sí, yo con eso de los platos y los piñones siempre me he armado unos pitotes tremendos (mira que mi padre se esforzaba explicándome).
      Lo de ver los minutos pasar me temo que se ha acabado. Ve haciéndote una idea amiga.

    • guiller dijo:

      Hola amigos.
      Me ha gustado mucho las fotos, no hay nada que me guste mas que restaurar bicicletas antiguas, comentaros que ahora mismo acabo de restaurar una motoretta 2, de la marca G.A.C (bicicleta vasca de Eibar), igual que la de la foto, incluso con las ruedas originales, porque como recordareis, amigos, esta bicicleta salia con la rueda de delante distinta a la de atras, igual en dimensiones pero con distinto dibujo (lo mio me ha costado encontrarlas) encontrar piezas y repuestos para esta restauracion, mas incuso que a la hora de reparar las BH, pues de estas hay mas despiece…..lo que quiero decir en este comentario que os paso, es que al final hay un mercado emergente de bicis antiguas, bicis retro como lo llaman algunos, aunque a mi lo de retro no me gusta para mis bicis, pues son originales…..yo soy un purista, y para mi no tiene merito llevar estas bicis que ahora se pueden comprar por 300€ y que imitan, o buscan emular de alguna forma las bicis antiguas…pero no las de aqui (con las que ibamos nostros, motorettas, bh californias, torrot trial), sino mas las bicis americanas o las holandesas, que aqui habian 4….
      asi es este mercado…que mi ultima restauracion (la motoretta 2), me la han comprado unos italianos por nada mas y nada menos que 1000€, (les apasiona esta bici que parece tan customizada…) y me han pedido otras 3….que ya tengo, aunque en pesimo estado y mucho trabajo por hacer, hasta dejarlas perfectas….algunos piden manillares mas estilo chopper, sillines trabajados con cuero…..pero no, la bici tiene que quedar tal y como era, como GAC la diseño…hay esta la verdadera historia, en el diseño original y es lo que hay que cuidar.
      LO QUE QUIERO DECIR CON TODA ESTA CHAPA…..ES:
      QUE AQUEL QUE TENGA UNA BICI VIEJA NO LA TIRE, LA RESTAURE O BUSQUE UNA PERSONA INTERESADA EN RESTAURAR….PUEDEN LLEVARSE UNA GRATA SORPRESA…..ECOMOMICA….ADEMAS DE QUE SON PARTE DE NUESTRA HISTORIA.

      Un saludo y un abrazo.
      Seguir con la pagina, mas fotos, mas fotos, estan muy bien.

      • Vaya Guiller! Gracias por aportar tanto a este post nostálgico. Precisamente la semana pasada estuve en casa de mis abuelos y vi mi bici… estaba hecha una pena… no sé si tendría solución, pero sería bonito intentarlo 🙂 Un abrazo!

        • guiller dijo:

          Hola Madregremlim, para mi ha sido un placer colaborar….intentalo, intenta restaurarla, veras la satisfaccion, ademas, si era tu bici de pequeña, la satisfaccion es aun mayor, TODO TIENE SOLUCION, la diferencia es el tiempo que tengas que invertir en ello, que no te aseguro que pueda ser mucho,…..incluso para tenerlas colgadas como si fueran un cuadro en casa, yo la mia la tengo colgada en el comedor, Y DE AHY NO SE TOCA, SOLO PARA LIMPIARLA…..SON PARTE DE NUESTRA HISTORIA….HAY QUE DARLES LA IMPORTANCIA QUE MERECEN.
          Cualquier duda tecnica sobre bicis antiguas, estoy a vuestra entera disposicion.
          Un fuerte abrazo.
          Guiller.

      • Fran dijo:

        Hola,
        Se que tu post es muy antiguo, y no espero siquiera respuesta, pero me ha conmovido mucho la forma en que hablas de las bicis antíguas. Yo tengo una bici (creo que Orbea) de color rosa que era de mi mujer. Tiene su cesta y todo y hasta este verano mi niña de 8 años la ha estado utilizando. Estoy buscando a alguien que desee comprarla para restaurarla, y no me importa que luego la revenda porque si pagan lo que dices en tu post, está claro que aman este tipo de bicis y es lo que estamos buscando.
        La tengo a la venta por 25 euros que es lo que más o menos me costó ponerla en funcionamiento despúes de 30 años. Antes de colgar un anuncio en internet que es muy frio, y por motivos nostálgicos, quiero asegurarme de dejarla en manos de alguien que sepa valorarla y la mime.
        Mi pregunta es ¿sabes de alguien (o tú mismo) que esté interesado en comprarla y devolverle su esplendor original? Sé que quien se la compre después la mimará como se merece que al fin y al cabo es lo que queremos. Mando fotos al correo que me indiques para que comprueben en que magnifico estado se encuentra.
        Saludos.

  2. Qué nostalgia! yo tuve la BH roja, la de la foto del gremlin, mi hermano la motoreta, también roja, y mi hermana una rosa con cesta como la tuya. Recuerdo perfectamente que esa pesaba muchísimo, era increíblemente sólida… Nosotros disfrutábamos de ellas en nuestro pueblo de alquiler. Veraneamos allí desde que mi hermana tenía 1 año y lo dejaron mis padres un año antes de nacer Eva. Ahora no tenemos pueblo :(, me preocupa que mi peque no disfrute de esos momentos tan especiales, de recorrer el campo con las bicis, de sentir la libertad de correr por el monte como las cabras jeje (pero sin despeñarse). ¿Debería buscarme un nuevo pueblo?

    Bxsssss

    • ¿No andan los de Aquarius inventando algo así? Siempre se está a tiempo para encontrar un pueblo… Tienen un encanto distinto a la playa, eso sí, las piscinas del norte FATAL. jajajajaja.

  3. desmadreando dijo:

    Debo de confesar que me da cierta tristeza y nostalgia. Hay cosas interesantes de tener matrimonios “globales” pero una de los tantos inconvenientes es que a la hora de recordar o revivir uno tiene referentes distintos. No me tocaron ninguna de estas bicis. ¡Y eso que en México las bicis molonas eran unas italianas llamadas Bennoto! Si por eso eres “la teacher” y me enseñas cuestiones locales para que cuando el marido le cuente a mi bestia su infancia, yo no me pierda y tenga imágenes de las bicis que molaban. Un besote

    • sarablancos dijo:

      Coño Mexicana Bennoto que nivel, es una marca de bicis de carretera (carreras) que te cagas…son muy famosas en todo latinoamerica.

      • desmadreando dijo:

        🙂 jajajajajaj si por eso te digo que en mi pueblo eran las bicis que “todos queríamos” Obvio las de niños- no las de carreras de montaña-ejejeje pero pues no sabía si aquí también eran conocidas 😛

    • ¡Oye! Créeme si te digo que me acordé de ti al terminar el post y pensé ¿qué bici tendría la mex en su pueblo? Ya me imaginaba que una bici vasca tipical spanish como la Orbea o la BH no sería… jajaja. Con este post tienes todos los conocimientos básicos sobre bicis de los 80, ya estás al día 😉
      Lo de los matrimonios globales te da para un post en condiciones, toma nota y escríbenos algo bonito 🙂

  4. Mochus dijo:

    El post me ha encantado, con ese punto nostálgico, genial. A mí no me hacían mucha gracia las “bicis”, yo era mas de echar una maratón. Lo dicho, genial.

  5. sarablancos dijo:

    Es verdad que recuerdos, mi primera bici!!!!….lo recuerdo como si fuera ayer y eso que era super pequeña, tenia 4 años cuando mi abuelo y mi papí me regalaron mi primera bici por unos Reyes, una BH verde y no de las de niña no de las buenas de esas plegables para poder llebarla a todos lados (http://mspositivo.blogspot.com.es/2011/06/quien-no-subio-en-una-bh.html), esa bici la estire hasta que con 10 años me compraron una Orbea con marchas (un hibrido entre bici de carretera y bici normal), también verde ¡¡¡madre que subidón cuando la vi!!! y con 14 años tube mi primera bici de carretera, catorce marchas y un peso libiano (comparada con las bicis normales) que mi padre me regaló a cambio de que fuera al taller de bicis y me la montara yo, como disfruté aquel verano, desde entonces no he necesitado que nadie me arregle, ajuste o cambie nada en cualquiera de las bicis que he tenido después…por desgracia aquella bici murio bajo las ruedas de un autobus de la EMT en la calle Toledo (yo por suerte salté a tiempo). Años después una bici de montaña del alcampo totalmente tuenada nos llevo al que ahora es mi marido y a mi a Corcega, donde hicimos nuestro último viaje en bici (al menos de momento) recorriendo esa maravillosa isla, solo espero que al minibicho le guste tanto la bici como a su padre y a mi y podemos disfrutar los tres juntos, como yo hice con mi padre y a veces con mi madre.

    • Al principio lo de la BH verde y tal me sonaba… (mi madre tuvo una así) pero luego te has ido profesionalizando a medida que avanzaba en post y con lo de Córcega me has dejado rota total!!! Estoy segura de que al minibicho le encantará!
      Lo del autobús de la calle Toledo casi lo he visualizado y PELOS COMO ESCARPIAS. Vaya comentario completo amiga, tus bicicletas no son para el verano, son parte de tu vida!! 😀
      Un besazo!

  6. PUfff, encontrarme con esto después de un fin de semana en pintxolandia es duro, digo duro porque todavía me produce más nostalgia. Que sería de mi barrio sin nuestras bicicletas, ese olor a musgo del norte, viento, brisa del rio y mucha amistad de la buena…..Nosotros jugabamos incluso a San Fermines, con ellas jajaj. La mia fue una BH roja y luega una orbea de paseo, pero a mi tb me gustaba la BMX y su porpietario que gentilmente me la dejo alguna vez en algun bonito paseo. Yo he vivido en un pueblo de bicis y tu post me ha emocionado. Tabién vivimos la era mountanbike yo la mía la recibí por sacarme el graduado escolar y era florescente de esas, pero yo preferia la ORBEA roja de paseo con ruedas grandes y cesta..
    Grcias por haberme recordarno que tuve una infancia cojonuda, unos padre que me hicieron los mejores regalos del mundo, y unos amigos bicicleteros que valen su peso en oro.

    • Creo que las circunstancias de nuestros veranos (al menos el de una parte del mío, la que pasaba con mis abuelos) se daban la mano. Me alegro Peinetas de que te haya gustado el post y te haya hecho pensar en la suerte que tuvimos. Gracias a esos veranos, en parte, hoy somos un poco de lo que somos. Eso sí… lo de jugar a San Fermines con las bicis… para haberos visto nena!!

      Un besazo!

  7. Cruz dijo:

    A mí también me regalaron la bici rosa
    Con cesta y me daba una vergüenza terrible ir
    Con ella.
    También tuve la BH roja y luego ya me pasé a la Vespino blanca. La AXL. Besos

    • Ohhh, una Vespino… eso ya es otra liga! 😉
      No sé quién diseñó la bici rosa pero está claro que se lució porque a su público objetivo no nos hizo demasiada ilusión… Mi madre le hubiera puesto unos lazos de raso colgando de cada empuñadura del manillar si le hubiera dejado. ¡Estoy segura!

  8. Jo, me ha encantado el post! Yo también asocio los veranos a las bicis. Tenía una Orbea roja, chulísima! Y estábamos toooooooodo el santo día con las bicis. Recuerdo que acabábamos el verano con la punta de las zapatillas totalmente recta, desgastada de haber frenado mil y una veces con los pies… qué recuerdos!!!
    También recuerdo los olores, perfectamente, como si los estuviera oliendo ahora mismo. Mis veranos olían a mar y a eucalipto… ay que me emociono…

    Y cambiando de tema, Gremlin ha pegado un gran estirón o son imaginaciones mías???

    Besillos

    • Me da la impresión de que la orbea roja o la BH roja como la de la viñeta son las claras ganadoras… La punta de las zapatillas desgastada y los tobillos y las pantorrillas algo negros de rozarse con la cadena de vez en cuando, ¿verdad? Mar y eucalipto suena a buenísima combinación 🙂
      El Gremlin, para no comer, engorda que no veas, eh!! La culpa de la Sra. Desmadres, que tuvo a bien regalarme en el #15J regalarme un ejemplar igualito al de la cabecera del blog. Ahora ambas especies conviven en dudosa armonía 😉

  9. Mamamedusi dijo:

    En mi caso las bicis si que eran para el verano! Me acuerdo esos paseos que nos dabamos tipo verano azul… Yo tuve una bici nueva, color granate (no recuerdo la marca) y tb tuvimos una BH roja heredada
    En el futuro, nos veo a todos dando paseos familiares en bici (papamedusi ex-ciclista) eso si, si conseguimos desconectarnos todos del ipod/ ipad… medusi igual que gremlin fan 100% de la tecnología

    • Habrá que hacer un “poder” y olvidarnos de los i-leches para centrarnos un poco en estas cosas. A mí me gustaba jugar a la Game Boy en aquella época… pero los recuerdos Game Boy VS Bici no son comparables. A ver si sabemos hacerlo… Un beso guapa!!

  10. Me da la sensación de que nuestros peques no van a disponer de recuerdos como estos, al menos los míos, y tengo la sensación también de que en parte es por culpa mía. Mi bici llegó cuando mis abuelos y mi tío decidieron que no podía ser la única de la pandi sin bici… la economía familiar no estaba para dispendios biciclísticos…
    Últimamente te estás convirtiendo en una fuente de inspiración así que… tendré que dejarme llevar por la nostalgia y el análisis concienzudo del consumismo actual…. ¡¡joé que mezcla más capulla!!
    Una delicia leerte como siempre…
    Un abrazo.

    • Gracias Pilar, gracias por el bonito comentario. Como le decía a Mamamedusi, tendremos que hacer un esfuerzo para que podamos meter algunos de estos recuerdos en la “caja de cromos” de nuestros hijos. Creo que es de los mejores regalos que podemos hacerles. Y lo de tu mezcla esa de nostálgi análisis… ¡a ver por dónde sale! ¡Cuidadito! 😛
      Un beso amiga!

  11. no ponerte nostálgica? amiga con tu relato entrechopos me han saltado las lágrimas!
    las bicicletas son y serán siempre para el verano, me encantan, yo tenía, digo, tengo, todavía, mi motoretta roja! guardada en el mundo paralelo del primer piso del bloque (cuyos inquilinos quemaron hace unos 20 años y ha servido de megatrastero durante dos décadas) y… cada vez que digo que le quiero comprar una bici a la prince mi madre me recuerda que en “el piso de nicolás” están las nuestras… y… sabes qué te digo, que lo mismo sí las reciclo, porque tienen alma y vivencias y seguro que la peque se siente especial en ella!
    gracias por ponernos un poco de pelos de punta recordando esos tiempos en los que quedábamos con los amigos de un día a otro, teníamos punto de encuentro y no importaba qué hacías siempre que pasaras rato riéndote hasta el atardecer, cuando había que volver a casa!
    gracias

    • Eso mismo pensaba yo cuando escribía este post… que estas bicis del ayer tienen alma, vivencias, historias e historietas. Horas de rodaje que no se pueden comparar a cualquier bici galáctica de ahora. He alucinado con lo del piso fantasma… seguro que está lleno de tesoros 😛
      Ah! Y lo de quedar de un día para otro… sin whatsapp o sms… sabías que apareciendo a las seis de la tarde en tal fuente o en tal parque allí estaría todo el mundo. Eso sí que era otro mundo, que ya de ninguna manera volverá. Al menos nuestros hijos no lo echarán de menos porque nunca lo tuvieron.
      Un abrazo guapísima!

  12. Chitin dijo:

    Ah! q tiempos….yo tuve una BH azul que aún existe y la utiliza mi madre en verano para aliviar sus varices, sí! mi hermano tuvo una California, que le regaló mi abuela por la Primera Comunión, la pobre está en el sótano, con las ruedas pinchadas esperando tiempos mejores y mi marido tuvo una Motoretta, que mi suegro está poniendo a punto para ver si convence a mi niño de que aprenda a andar sin ruedines de una vez!

    • A mí me costó lo de los ruedines… claro que yo siempre he sido torpe… 😛 Me encanta que tu madre siga reciclando la BH azul, claro que sí! 😉 Y ale, a “restaurar” esa California que es lo más de lo más!

  13. Mo dijo:

    Yo recuerdo que los Reyes Magos me trajeron mi primera bici cuando yo tenía cinco años, pero no he sido muy bicicletera después…Recuerdo casi con más ilusión una que me regaló mi churri cuando volví de un viaje al extranjero que nos tuvo alejados dos meses (me pasé todo ese tiempo pegada a un bici para poder moverme, de ahí el regalo…).
    Por nosotras puedes hacer más excepciones y escribir más, jajaja!
    Besos!

  14. Yo sólo tuve dos. BH ambas. Una azul que no era nada femenina y que posteriormente cambié por otra en fucsia chillón que hizo mis delicias. Sí, yo soy así de ñoña. Después dejé de montar en bici y se me olvidó. Dicen que es imposible olvidarse de montar en bici pero para mí Impossible is Nothing. Besotes!!!!

    • Venga ya! La excepción que confirma la regla eres tú??? Mira que eres un caso, eh??
      Lo de la bici fucsia chillón… pues me lo creo… y si no la empapelaste con pegatinas de la gata diabólica poco le faltaría!! 😛

  15. Mi hermano tuvo una BH California, heredada de nuestro primo. Pero adivina qué, a mi no me dejaban ni acercarme a la bici, porque lo que tenía yo que hacer era jugar con el carro en forma de mariquita de la nenuco, que me había regalado mi abuela.

  16. Sia dijo:

    Jua, jua, volvías a casa en plan Paz Vega en Lucía y el sexo??
    Yo tuve una GAC roja y después una California heredada (es lo que tiene ser la cuarta). A Phineas le regalamos el restyling de la California por su tercer cumpleaños, los clásicos nunca mueren. Algún amigo al verla nos dijo: siempre quise una…

    • Tú eres una cachonda, no? Ains. Eso sí, lo del restyling te ha quedado divino… trendyideal… supercool… Eres lo más 😛 A pesar del cachondeo, llegado el momento te pediré la referencia!!! 😛

  17. ladymajan dijo:

    Momento nostálgico para empezar las vacas…yo recuerdo la Bh roja, y luego,acorde con mi “feminidad” la motoreta amarilla… Para mi sorpresa fui agraciada con una orbea de nubecitas en el sorteo de Vacaciones Santillana…y aunque no era mucho mi estilo, el sorpresón fue enorme cuando me llamó Sor Margarita a su despacho y fue para darme la bici y no para regañarme (esa mujer me odiaba)…
    De ahí pasé a años de sequia sin bici hasta que el Sr.Desaforado me regaló una chulísma por mi 30 cumpleaños,la usamos bastante el primer año hasta que llegó el nano…a ver si ahora me vuelvo a animar!!! Gran viñeta remember amiga!!

    • Qué genial lo de la monja… seguro que tenía otras favoritas para la bici de nubecitas. No te pegan hoy mucho las nubecitas y veo que entonces tampoco… hoy hubiera sido fácil… un poco de washi por aquí y por allá… Y bici nueva!!!!
      Felices vacaciones, y a pedalear en cuanto el nano os pueda acompañar 🙂

  18. El padrino dijo:

    “Y cada día, apurando la puesta de sol, volaba a casa bajo un cielo rojo, entre dos hileras de chopos y con el viento en la cara, que en el norte refresca. Olía a musgo y a viñas, y el  verano, sobre mi sillín de muelles, era más verano…” baja Corin que sube la Gremlin

    Pobres bienfullidos todos, bien sabe dios que quise a todos y cada uno de ellos!

    • Hermano, eres imbécil. Así, como suena. Debí haberte subido a ti a la cesta y con un poco de suerte te hubieras escapado… No estuve hábil.

      Aclarar que el resto de los Bienfullidos eran saltamontes. El primer Bienfullido fue gato, si, pero el nombre era tan chulo que mi hermano lo usó para cada saltamontes que atrapaba en un bote.

      Lo del gatito en la cesta era de Disney en comparación con lo que les sucedía a los saltamontes… No quiso a ninguno, jamás.

  19. ¡Yo tenia la Orbea rosa! ¡Y con cesta y todo! Anda que no me gustaba mi bici… La conseguí de puro cabezona (igual no te sorprende). En mi familia era tradición que la bici “grande” te la regalaran tus padrinos para la comunión. Y yo por aquél entonces no sabía montar en bici, porque en la pequeña, cuando mi padre nos intentó enseñar, me caí. Y de puro orgullosa decidí que nunca montaría en bici sin ruedines. Eso sí, cuando mi padre me dijo que “le tendrás que decir a tus padrinos qué quieres, porque no te van a regalar una bici si no sabes montar”…¡Ay amiga! Cogí la de mi hermano, una de esas de montaña que pesaban como un muerto por aquél entonces, y aprendí yo solita. Así que tuve mi bici. Y más contenta que para qué.

    • ¡¡Viva la Orbea rosa!! Lo de cabezona casi que me lo creo… aunque yo no te ando a la zaga. Te imagino ahí… manejando un maquinón pesado… diciendo “por mis narices que aprendo, menuda soy yo”. Jajaja. El que la sigue la consigue! 😉

  20. Coherente dijo:

    Mi estimada Señora:
    Sus paseos por el tiempo, cual máquina de Julio Verne, me han hecho revivir la ardua negociación con mi padre para tener la Orbea y obtener una preciosa BH azul marraquech brillante, con sus inmensas ruedas blancas. La de veces que me caí de ella porque cuando tropezaba en las corredoiras gallegas, prefería caerme con ella y acompañarla en el dolor; mi hermana, mucho más lista, saltaba y la dejaba caer. Todos los arañazos blancos de la bici me dolían como si fuesen en mi piel.
    Gracias por dejarme subir en su alfombra mágica.
    Suya,

    • Cuando usted nació alguna tía loca le debió susurrar al oído: “Agárrate fuerte que vienen curvas”. Aun siendo bebé, vd ya era consciente de que las tías locas suelen tener más razón que los cuerdos y se quedó con aquella frase, como una máxima. Es bueno aferrarse a lo que uno quiere, pero a veces conviene saltar. La caída es menos dura, sin duda.
      La alfombra está a su disposición, con lámpara de deseos incluída, para cuando guste.
      Abrazos.

  21. vaninasblog dijo:

    Toda la razón, amiga, las bicis eran para el verano, y la esperaba todos los Reyes Magos.
    Yo tuve una BH roja con cesta, y un timbre, me encantaba, eso a pesar de caerme, creyendo que podía bajar las cuestas, como si en la cesta llevara a ET, pero la velocidad, no acabó volando…bueno volando sí, pero aterricé con la cara, que me quedo preciosa…
    A pesar de eso, seguí montando…la bici se hizo menos daño que yo…”aquellos maravillosos años”…
    Un besote, me ha encantado este post.
    PD: yo tuve varios gatos, mis favoritos KAS, que tenía la cola torcida, y Plastilina.

    • ¡OTRA BH ROJA PARA LA COLECCIÓN! Cómo dolían las piñas que uno se daba con la bici… además de que esas bicis pesaban un xxxxx y si se te caían encima era tremendo. Pero con agua oxigenada se curaba todo… a veces con algún puntillo de sutura… esas heridas de guerra que en cierto modo molaba enseñar. KAS es un buen nombre para un minino, y plastilina también me gusta. No creo que vuelva a tener gatos pero si lo hiciera, ¿podría copiarlos? Un beso fuerte vaninamía!!

  22. Pues yo también tuve una del asiento largo que te daban unas agujetas en el cu…en el trasero terrible, por que llegabas el primer día de vacaciones y agarrabas la bici como loca, que una es urbanita de Madrid. No me acuerdo la marca…
    Por cierto, mis hijas tienen bicis y ni las miran, prefieren las patinetas. Como en la tecnología, todo más pequeńo.

    • Los patinetes esos no existían en nuestra época… yo cuando veo a los niños con ellos, la verdad, no termino de verles la gracia… ¡con lo chulo que era pedalear, como tú dices, como locaaaaaaa! Y la melena al viento. Eso un patinete no te lo da, ¡dónde va a parar!
      Un beso fuerte para Croacia!!! (ay! acabo de sentirme como un presentador de Eurovisión!)

  23. Amé las bicicletas, como dice la señora Desmadre en las américas no teníamos de esas cosas. Qué envidia me das.

    Un abrazo.

  24. lamadretigre dijo:

    Ay amiga, qué poco trendy… Yo tuve una California X3 amarilla y azulona como la copa de un pino. Me la trajeron los reyes. Y era lo más.

    Ahora vivo también en bici, a la vejez viruelas, con carricoche doble colgando para llevar a las pequeñas. Si me lo llegan a decir hace unos años no me lo creo.

    En cuanto a bicis infantiles las tengo de todos los tamaños y colores para que elija el Gremlin cuando se venga de intercambio. Don’t worry..

    • No lo dudé ni un momento… una Tigre como tú era presa de California X3… nada de cursiladas rositas como la mía. Lo de la bici con carro doble colgando… ¿puedes pasarme algún enlace del invento? Yo me las veo y deseo para empujar el carro doble en la cuesta de mi casa, así que no quiero ni pensar si tuviera que hacerlo pedaleando. Con esto acabas de subir unos enteros (y con lo del intercambio del Gremlin también… yo te lo facturo rápido, o mejor, lo cuelo con un pasajero como bulto de mano, que yo creo que tampoco pesa mucho más de 8kg).
      Un beso fuerte y descansa maja!

  25. La niña sin nombre dijo:

    La verdad que estando en mi lugar de veraneo desde los 4 años me has hecho recordar mis aventuras sobre la bici, recorriendo el pueblo y la playa, estaba más en el suelo que en ella porque era un trasto… Y tuve mi bici orbea rosa (sin cesta, la de la cesta era de mi hermana) y luego mi súper orbea de aluminio que era la envidia jajaja. Era así, la gente me decía que era tan chula que a mí me daba vergüenza salir con ella, prefería tener una cutre y que nadie me mirase jeje.
    En fin… Qué nostalgia. Qué infancias más bonitas!! Me ha encantado cómo relatas tu experiencia sobre dos ruedas…
    Más tarde pedí hasta la saciedad una moto que nunca llegó. El shérif era estricto en eso…
    Muy bonito post… Esperamos próxima entrega de “momento remember”… “Sintámonos viejas porque lo somos… Ay!”. Yo en unos días más!!
    Besos Mac Mac remuac

    • Gracias por tu sensibilidad socia! Después de los hachazos de mi hermano llamándome Corin Tellado, un poquito de amor nunca viene mal 😛
      Te imagino con tu orbea galáctica, haciéndote muy muy pequeñita encima de ella por la vergüenza… Tan pequeñita que los pies no te llegaban a los pedales a veces… Animalito!

      A mí tampoco me llegó la moto. Ahí tu padre y el mío lo tenían claro. Tan claro tenía yo que él lo tenía claro que claramente ni se lo pedí, ¿te ha quedado claro? Vamos, que ni de coña.

      Me alegro de que también tuvieras una infancia sobre ruedas feliz. Y un poco viejas somos, sí… pero que nos quiten lo bailao, y como dice la del barrio, y lo que nos queda por bailar. Sigue disfrutando de ese lugar magnífico. Besitos de tu gremlin que te quiere!

  26. Miermana tenía la Motoreta (que más tarde heredé), nuestros mejores amigos las Californiay yo una Bh roja de lo mas normalita. Ay.. los 80.. Nunca me han gustado las bicis de montaña, eso de no poder sacar la pierna bien por un lado no me gusta nada y tampoco la posición que se lleva, es muy para caerse de boca. De hecho casi toda la gente que monta en esas bicis acaba rompiéndose la clavícula, por algo será señores.. Nada nada.. mi bici de ahora sigue siendo de paseo, con 5 marchas, pero de paseo, son más chulis y el sillín es muuucho mejor..

    Hoy me has tocado la patata maldita. Quiero tener 8 años de nuevo.

    • A mí tampoco me gustan las bicis con barra realmente. No le veo la gracia a poner un elemento metálico que al menor desliz te puede costar un disgusto íntimo. Ganas de joder.
      Ah! Y me encanta tocarte la patata. Mi especialidad es tocar las pelotas pero tocar la patata tampoco se me da muy mal 😛

  27. Yolandica dijo:

    Te voy a contar una verdad ASÍ DE GRANDE.

    Yo no tuve bicicleta de pequeña. (os dejo unos segundos…yo también los necesito, para llorar y esas cosas).
    No. Fui niña pobre y pobre hija de una señora que consideró que no era necesario tener bicicletas, porque son peligrosas, porque ella consideraba que en la ciudad no eran necesarias, o vete a saber…
    Sí.
    Soy consciente que os estoy recordando a cierta rubia de cierta serie muy de amigos…yo lloro con ese episodio en el que le regalan una bici rosa con flecos en el manillar, y os aseguro que no es de empatía, lloro por saber lo que es NO HABER TENIDO BICI…

    Hubiera matado por una bici recursi rosa o una bici oxidada con dinamo, pero no tuve. A día de hoy, creo que no sé montar en bicicleta…

    • Imagino que para suplir tus carencias tus niñas tendrían ya una bici desde el octavo mes de embarazo, no? Estas cosas trauman. No hay más que verte.
      Te voy a contar una historia yo también… Esta bicicleta rosa con cesta jamás salió del patio de mi casa, que era muy particular. Mis padres también consideraron que una bicicleta en la vía pública era peligrosísimo (aunque yo no viviera en una ciudad metropolitana de millones de habitantes, el peligro acechaba igualmente). El patio de mi casa estaba muy bien, pero con sus limitaciones de metros cuadrados, lo que hacían que para dar una vuelta el manillar nunca estuviese recto… siempre dando la curva… una vez… y otra… así hasta marearme (Bienfullido también se mareaba).
      Mis únicas excursiones bicicleteras permitidas eran, como he dicho, con mi padre, y celebradas con gran alborozo, al cual le agradezco mucho sus esfuerzos por hacer kilómetros tirando de mí.
      De no ser por las estancias veraniegas en casa de mis abuelos, sin padres de por medio, donde las normas se relajaban, y la bici oxidada tenía libertad de movimiento por toda la comarca, con amigos, amigas, y novietes, otro gallo hubiera cantado.
      Y en estática sabes montar? (esta última maldad es totalmente gratuita, lo sé).

    • Si vamos a hablar de traumas, sólo diré que mi madre me vistió como a una imbécil -léase con vestido de niditos y cuellos bebé- hasta los once años mientras mis amigos se ponían vaqueros cual personas normales y camisetas Acid -que es el Smile de toda la vida, que en los 80 se llamaba así-. Aún no entiendo cómo tenía amigos. Lo que yo he llorado por unos ciclistas amarillos fluorescentes como los de mi amiga Rocío…

      • ¡Pobrecita! Yo tuve mucho nido de abeja… pero me rebelé pronto. Y tenía mis camisetas acid y unos ciclistas morados chillones… con un montón de dibujitos amarillos y naranjas fostoritos en el lateral que eran para caerse!! Y encima eran de MANGO!! Eso ahora sería de coleccionista… 🙂

  28. Qué bonitooo… Yo siempre fui una inútil y me costó la vida aprender, pero aprendí, digo si aprendí aunque me dejara los codos en el intento (y la dignidad un poco también). Yo tenía una bh verde botella (siempre he odiado ese color tan tristérrimo como el burdeos), también de señorita, pero no tenía cesto o eso recuerdo, y me encantaba dar vueltas por los pasajes junto a la pandi de amiguitos emulando Verano Azul y tocando el timbre que estuvo oxidado desde el minuto uno. Qué tiempos tan tiernos. Ay, qué vieja que soy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s