De partos, smartphones y otras drogas duras

Mientras escribo esta entrada tengo una amiga sufriendo contracciones cada 15 minutos. Digo sufriendo, porque a la pobre le duele un huevo (como a todas, y la que diga que no, miente o no es de este planeta… cosa que tampoco descarto). A pesar de todo, la feliz y contraída parturienta no ha perdido el ánimo para escribir whatsapps. La parejita está en ese tris de “mira que mona está la maletica en el pasillo… pero vamos a aguantar un poco más en casa porque la noche se nos va a hacer muy larga”.

Imagino que esto es lo que ella ha considerado como “imprescindible” para llevar al hospital

Y ese tris, señoras y señores, es un momentazo. El momentazo de salir por la puerta de tu casa y saber que cuando vuelvas, lo harás con una maxicosi con relleno bajo el brazo.

Ella lleva unos días un poquito acojonada. Normal… ¿quién no lo está? Y todos (yo la primera) nos hemos hartado de decirle que no se preocupe, que todo va a salir geniaaaal, que lo va a hacer fenomenaaaal, y un montón de cosas que cuando te las dicen con cuarenta semanas cumplidas, la verdad, te entran por un oído y te salen por el otro haciendo la peseta. Antes de parir, lo normal es que te tiemblen las canillas (y la que diga que no, pues ya sabéis también lo que pienso).

En Aguirre de Cárcer te enseñan muchas cosas. Tienen matronas muy brutas, muy gordas y muy explícitas, de las de toda la vida. También tienen unos vídeos de señoras embarazadas con la permanente y con hombreras (es decir, vídeos también de toda la vida… desde 1970 por lo menos). Allí te lo explican todo… hasta dibujan en una pizarra gráficas sinusoidales para enseñarte a respirar. El tema de las gráficas le hubiera encantado a mi señor esposo, pero mis clases pre-parto también le pillaron salvando el mundo, así que tuve que ir sola. Pobrecito, se perdió lo de los sinusoides… con lo que lo hubiera disfrutado.

Las clases son muy útiles, vaya que sí. Sobre todo para que cuando, entre contracción y contracción, la matrona te pregunte: ¿has hecho el cursillo de preparación al parto? Tú puedas contestarle aliviada que sí, que por supuesto, y sentirte mejor contigo misma sabiendo que has dicho la respuesta correcta. Eso da seguridad. Aunque estés respirando como te dé la realísima gana, que es lo que hacemos todas (y la que diga que no… pues eso).

Brigada de matronas dispuestas a darte amor

Que me desvío… que yo estaba con mis amigos… que están de parto, los pobres. ¡Qué momento! Llevo toda la tarde sin quitármelo de la cabeza, y es que una, aunque parezca de piedra, en el fondo es muy empática. Es la noche del estreno, la de poner la carne en el asador, la de partir el bacalao… (voy a dejar de poner símiles, creo que este concepto ha quedado claro, disculpen, son los nervios).

A estas alturas de post (tengan en cuenta que mientras lo escribo La Tamagochi me ha vomitado encima dos veces) me comunican que la parturienta ya ha roto aguas y que la parejita (y la maletita) se hallan haciendo check-in en el hospital. Aquí la empatía ya se me desborda… porque en ése hospital nacieron mis dos hijos, y lo visualizo todo. Incluido al ginecólogo, que aunque es parco en palabras, y cuando sonríe no sabes si es bueno o malo, al final se le coge cariño… más que nada porque son las tantas de la madrugada y el tío está allí como un clavo. Sólo por eso se le perdonan las partidas de solitario que se echa el muy ginecólogo en el ordenador mientras simula que te está preguntando el peso y la tensión. Y no, no me dejéis comentarios soliviantados porque no voy a denunciarle, ya os digo que me cae bien.

Sé que ella, al igual que yo, no está especialmente emocionada con la idea de abrirse de piernas y pegar dos (o doscientos) empujones. Como leí una vez en un blog, “yo quería un hijo, no un embarazo” (mucho menos un parto, añado yo y menos aún un postparto lleno de sangre, creo que añadiría la parturienta, que anda un poquito obsesionada). Sin embargo, llegado este punto, al niño hay que parirlo… aunque no sea el planazo de todos los lunes, pensad que en la tele tampoco ponían nada del otro mundo (por cierto, lo de Isabel, un truño, ¿no?). Y es que, si todo va bien, incluso le puedes encontrar el punto a la experiencia.

A mí con tanta sensibilidad hasta me están entrando ganas de ir a por el tercero, pero tranquilos, que en cuanto El Gremlin empiece gritar a a las cinco de la mañana y su hermana se ponga a hacerle los coros, se me pasa. Teniendo en cuenta que además, mi marido está otra vez en El Caribe, las probabilidades de que esto acabe en mórula, blástula y gástrula, son nulas.

Cuando por la mañana publique este post habréis pasado una larga noche llena de cafeína y otras drogas duras. Y poco importará si al chute de buscapina le siguió uno (o dos) de epidural, o si el Dr. Fermín Pistolero consideró conveniente meterle mano a la señora tres veces (o trece). Lucía estará en el mundo, con sus tres kilos y pico, suave e indefensa*, oliendo a bebé y con cuatro abuelos a los que gobernar en solitario… ¿se puede pedir más? Quizá un smartphone con una batería más larga… me imagino que al final te has tenido que ver apurao.

Enhorabuena a todos, y en especial a la pequeña. No sabe la suerte que tiene de ser vuestra hija.

*Lo de indefensa era por darle un toque tierno al post, por ver si conseguía tocarle la fibra a alguien, pero ya os aviso, fuera de cursiladas… son como… como os diría yo… ¿gremlins? Welcome to the jungle.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otras entradas sesudas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

65 respuestas a De partos, smartphones y otras drogas duras

  1. Tú y yo eramos amigas en otra vida??…Sólo tengo que hacer una puntualización en tu post. Cuando dormían los dos mayores, cuando ya descansaba en la playa, y empezaba a ser yo misma…Pensamos y lo felices que seríamos con familia numerosa!! y lo somos!! Pero todo tiene su momento!

    • No hay más que ver la foto de la sirena en Copenhague… es de marco y ampliación… ¡me pareció preciosa! Y sí, tal vez fuimos amigas en la otra vida y en esta no nos ha quedado más remedio que encontrarnos, jajaja, aunque sea a base de GTerapias 😉 Un besazo, nos vemos en nada, y si eso, seguimos la conversación con un poco más de intimidad, jeje.

  2. monica pink lady dijo:

    ainsss nena que me emociono!!!! que una no puede estar con las hormonas revueltas y leer este tipo de post….que dentro de seis meses pisare hospital para verle la carita a….lo que traigo, que aun no lo se. y solo de pensar en esas cositas tan chikitinas, indefensas y que te llenan de amor solo con mirarlas…..ainsss me pongo sensiblona.
    me ha gustado mucho el post y puede que tengas razon…al final todos (o casi todos) son -¿como los has llamado?- ¿gremlins? jajaja, me gusta.

    • Esas hormonas… déjalas sueltas, que salgan libres a pasear… ¡enhorabuena! Disfruta mucho del momento, y de todos los que se irán sucediendo. Eso sí… Gremlins son todos… por mucha cara de angelito indefenso con la que nazcan 😛 Un beso!

  3. Mira que al final va a resultar que nos conocimos en las clases preparto jejeje. Tengo que decir que me rajé en la primera clase práctica. Cuando vi que era la única incapaz de levantarse sin ayuda desde la posición de cuclillas, me dije a mí misma: esto no es para mí. Me ha encantado verte el lado tierno, aunque casi siempre trates de esconderlo ;). Dale la enhorabuena a esa nueva familia de mi parte. Ahora estarán desbordados, no sólo de felicidad, pero seguro que pronto se hacen a la nueva situación y lo mismo hasta se animan a escrbir un blog y los conocemos el próximo #15J.

    bXOXOssss

    • ¡Oye! Pues por fechas probablemente coincidiéramos en alguna… que nuestros niños se llevan veinte días… A mí tampoco me convencieron nada. Fui a una de gimnasia y listo, dije que ya haría los ejercicios en casa (que tampoco los hice, pero bueno). Y que sepas que el padre ya es blogger, con su libreta Lanoa y todo… ahora sólo falta que se anime la madre, jeje. El lado tierno siempre está ahí… es que no sabéis verlo… ay… ¡Nos vemos YA! Un beso fuerte a Evita (y bueno, otro para Juanpa, pobre, que no le vamos a dejar sin nada).

  4. Mo dijo:

    Pues nena, yo debo ser de otro planeta porque no le tenía miedo al parto! Aunque después de pasar por uno, igual se lo debería haber tenido 😉
    Muchas felicidades a tus amigos! Y bienvenida Lucía!
    Besos!

    • ¡Una valiente! He de reconocer que yo tampoco tenía mucho miedo… pero porque hice todo lo posible por no pensarlo. Confiaba mucho en el Dr. Fermín Pistolero (nombre inventado) y yo creo que eso me dio tranquilidad 😛 Gracias por las “enhorasbuenas”! Un besazo!

  5. lamadretigre dijo:

    ¿Si me lanzo a por La Quinta me escribirás un post? ¿Para mi sola? Mira que yo por cinco minutos de fama soy capaz de cualquier cosa…
    Bienvenida al mundo Lucía.

  6. Enhorabuena a los premiados, espero que estén contentos y felices…
    Cuando Gizmo es dulce, dan ganas de comérselo con patatas y pimientos (como los pollos asados, que me rechiflan) (esto no viene al caso pero es igual, bueno, no, bueno, tu me entiendes)
    Que te ha quedado muy bonito y tierno. Y no digo más.
    Me ha quedado un comentario de dificultad nivel dos. O más.

    • Chica del Barrio, chica del barrio… si yo te entiendo, claro que te entiendo… el problema es que ya empiezo a entenderte demasiado (aunque eso me gusta). Y ¡qué manía con el Gizmo dulce! Si yo soy melaza pura… pero es que no me sabéis interpretar, ni con jeroglíficos emoticónicos. Y todavía me queda ternura dentro, que esta no se me gasta con un día. Ale, a seguir 😛

  7. desmadreando dijo:

    Si es que cuando te pones tierna da un gusto de muerte, de esos que hasta el lagrimón se cae solito a la menor provocación (lo has corroborado en persona y por teléfono algunas ocasiones). ¡Que afortunados tus amigos por que cocinar este post requiere de amor pero sobre todo de complicidad por vivir en carne propia la emoción de la vida! Bienvenida Lucía seguro que su vida estará llena de recetas y sabores inigualables y un abrazo a esos amigos tuyos. Besote desmadroso pa ti.

    • Ver nacer a tu hijo es uno de los momentos más especiales que se pueden recordar (a pesar del cansancio, de los nervios, del dolor, de los puntos). Pero también es una suerte poder compartir “los partos” de la gente que quieres y que te acompaña a lo largo de la vida… Ver pasar a la gente que quieres por las mismas circunstancias que a ti te han hecho absolutamente feliz, conmueve… incluso a los Gremlins. En fin, ya me he puesto suficientemente moñas por hoy. Gracias por el cariñoso comentario, lo guardaremos para enseñárselo a Lucía de aquí a unos añitos 🙂
      ¡Un beso fuerte amiga!

  8. vanina dijo:

    Enhorabuena a esos padres, abuelo, tíos, amigos y demás!!
    Yo cuando veo un bebé, pienso si aumentar la cubertería sería bueno idea, pero en cuanto recuerdo mi embarazo, y el parto, me doy cuenta que solo es un momento de enajenación mental transitoria. Yo con un Tenedor voy servida, creo!!
    Un beso flor, ellos también tienen suerte de tener una amiga como tú!
    (He aquí, mi toque moño, sino, no me quedo a gusto, 🙂

    • Jajaja, pues no sé… una cucharilla para tenedor quedaría fenomenal… 😉 Pero la verdad es que te he imaginado con esa camiseta, con las manos tensas y la mirada elevada al cielo, en plena representación del #15J y chica… no sé que decirte… me da cosita casi animarte, ¡que te vi muy metida en el papel! ¡Un besazo, nos vemos, nos vemos, nos vemoooooooos! ¡Que ganas!

  9. ¡Enhorabuena a los afortunados!
    En nuestro caso, de 15 clases que tenía el curso pre-mamá mi marido y yo fuimos sólo a 3. Decidimos no volver por ahí cuando una de las embarazadas preguntó si contraer el suelo pélvico era similar a hacer caca: sentimos con orgullo que estábamos en otro nivel.
    Por cierto, no paro de reír por el inciso aclarando que la Tamagochi te había vomitado 2 veces mientras escribías el post. Eres grande.
    Besos.

    • Jajaja, mi curso de preparación al parto creo que constaba de 20 clases… fui a tres teóricas, a una práctica, y a las dos de expulsivo… y ahora que lo pienso me parece una absoluta barbaridad, jajajaja. Las preguntas del público tenían tela… a mí se me ocurrían bastantes, y muy interesantes -por supuesto-, pero cada vez que hacía una todo el mundo me miraba con cara de “mala madre” y la matrona me voceaba, así que decidí guardarme todas mis dudas y hacer lo que me diera la gana posteriormente. Así me ha ido, jajaja. ¡Ah! Y lo de la Tamagochi es verdad… ayer tenía un día vomitón… vamos, lo normal 😛
      ¡Besos!

  10. Johanna dijo:

    Que post mas chulo!!!de lectura obligada a futuras parturientas,y para las que ya hemos pasado por eso!!

  11. porfinyomisma dijo:

    ¡¡Me ha encantado el post!! (no lo digo con tono de sorpresa, sino de admiración, jejej)

    Enhorabuena a esos papis y si..¡bienvenidos a la jungla!! o a jumamji como digo yo (ese tablero de juego daba mucho miedito)

    • Daba miedo sí… pero no te creas que cuando pierdo de vista al Gremlin durante dos minutos y en la casa se escucha “EL SILENCIO” no tengo mucho menos miedo… ¡qué te voy a contar a ti, con tus vástagos! Me alegro de verte por aquí, guapa 😉 ¡Un besazo!

  12. Chitin dijo:

    Ten cuidado q a la que te descuides te ponen de Voz en off de lo del Baby Boom de la Sexta 😛

    Cada una hemos tenido nuestro momento 1 ó varios, yo creo q lo único q lo hace más facil es pensar en el premio de tener a tu baby por fin! y aguantas cosas q estando en “plenas facultades” no aguantarias a nadie.
    Lo q es seguro es q tu amiga pasó mejor “su momento” pudiendo darte la brasa por Whatsapp 🙂

    • Jajaja, estaría gracioso… ya lo que me faltaba para que me cerrasen el blog definitivamente 😛 Está claro, el premio que hay al final de la meta es demasiado goloso como para no tirar hacia adelante con ganas, y tú que lo tienes reciente lo sabes bien. Para mí los dos partos fueron dos momentazos, porque a pesar de que cada uno “tuvo lo suyo” el desenlace fue increíble. Y lo dicho… dejo de hablar del tema en este tono porque me entran ganas del tercero, jejeje. ¡Un besazo!

  13. Uy, el momentazo del parto.
    Y yo me pregunto, si en ésta generación tan internauta, cuando a la parturienta se le va a borrar el cuello del útero, sale un mensaje en el púbis que diga: Esta seguro que quiere borrar éste item?. Y la matrona va y hace un click y se borra.

    Besitos y que todo vaya bien.

    • Querida Gemma, yo te quiero mucho, a lo largo de estos meses te he cogido gran aprecio… y por ello creo que es mi deber decirte que debes salir al campo, pasear, que te dé el aire… hacer más y más postres todavía… ¡LO DEL MENSAJE EN EL PUBIS NO ES NI MEDIO NORMAL! Jajajaja, que puntazo 😉

  14. Tengo los pelos como escarpias y una barriga de 6 meses. MamáGremlin me acabas de despertar del limbo donde me habían llevado las hormonas. Me acabo de dar cuenta que tengo que parir!!

    • ¡Ay! Pues chica, más vale que te vayas haciendo a la idea… Tú por las hormonas no te preocupes, que ese día vas a tener un chorro fluyendo por tus venas… eso sí, por mucho amor y felicidad que te hagan sentir esas hormonas, de empujar no te libra nadie 🙂 Ánimo en la recta final, se hace larga, pero es la más bonita.

      Un beso fuerte!

  15. madreymas dijo:

    Ains… Aguirre de Cárcer… ese gran lugar donde cada vez que ibas te daban una cajita con productos patrocinados…
    Ese pre-parto más largo que en cualquier otro lugar de Madrid.
    Cuna de niñas bien y “de las de toda la vida”…

    Me ha gustado el post. No ya por tierno, sino por práctico y sincero. Ta ha faltado añadir lo del enema para darle el toque definitivo, pero bueno… te lo perdonaremos.

    En días como hoy en los que, tras hora y media, la Rubia se ha comido 4 trozos de tortilla de calabacín (y el cuarto no lo ha tragado), me alegro de que Dios sea benévolo y no me envíe otro regalito…

    Besos, petarda.

    • Veo que por Aguirre de Cárcer hemos desfilado la flor y nata, jajaja… Cuando el señor de la bata blanca me elaboró el calendario aquel, le dije algo así como: “mire usted, ni para el doctorado tuve tantas horas de clase, así que hágame el favor de matricularme en la versión resumida”.

      En cuanto a lo del enema, cariño, me lo he dejado adrede por dos razones:

      1- El enema sido parte de nuestra conversación whatsappera y he preferido no meter el dedo en la llaga (por no decir una ordinariez, que me lo he puesto a mí misma a huevo).
      2- ¡Tengo que dejarme siempre algo para que tú me lo eches en cara! Eso sí, parece que vamos mejorando, y en este post ya te parezco menos pardilla y más “práctica y sincera”. Viniendo de ti, virtuosa de la sinceridad, un piropazo amiga (oye, y esto no va con segundas, que realmente me ha hecho ilusión).

      Suerte con la Rubia, yo tampoco me hubiera comido esa tortilla de calabacín… ¡qué necesidad de echarle calabacín a la tortilla, con lo buena que está sola, y con ketchup! ¡DE TODA LA VIDA! 😛

  16. Nerea dijo:

    Si hoy necesitaba algo q pudiera mejorar algo mi noche, eso era una buena lectura, contigo eso siempre está asegurado.
    Hoy seré breve ” q suerte tienen tus amigos por tener a lucia y tenerte a tí pa contarlo”

    • Gracias Nerea… que vienes hoy a mi casa sin disfraz… como en los viejos y buenos tiempos… Me alegro de que te haya gustado, te noto un poco triste, mañana será mejor, seguro guapa 🙂 ¡Un beso fuerte!

  17. camaleona dijo:

    Estoy en periodo de lactancia, no debería leer estas cosas porque me sube la leche 😛

  18. Xys dijo:

    Creo que las matronas que imparten las clases de preparación al parto son clones o pertenecen a algún tipo de secta dispuesta a asustar a cualquier parturienta a su alcance. El recuerdo de los vídeos de partos con seńoronas felices con sus contracciones y los sacaleches sacados de cualquier establo de vacas aún me dan escalofríos. Mi matrona sólo se preocupaba por que no tenía tripa (no me salió en todo el embarazo) y por eso no necesitaba aprender los pujos. Mi nińa nació, parto rápido, ni un punto y sólo un empujón (casi me fastidió más la epidural que las contracciones). Por eso creo que muchas veces es mejor no saber, yo iba aterrorizada por los videos, las episotomías … y al final todo fue genial.

    • Jajajaja, “El ataque de los clones” debería llamarse. Yo a algunas realmente las veo disfrutar cuando ven nuestras caras atemorizadas. Cuanto más atemorizadas estamos, más se crecen… Sin embargo, debo romper una lanza en favor de ellas y decir que mi matrona con La Tamagochi fue espectacular. Para hacerle un monumento… una chica joven, educada, y simpática que nos lo puso todo muy fácil. Vamos, ¡que no sé de dónde se habría escapado! ¡Un beso y gracias por comentar!

  19. Wed* dijo:

    Gremlin, alguna vez has contado como fue el parto del Gremlin???????????? #ahilodejo

    • Mmmmm, pues no… el de La Tamagochi sí, y los comentarios fueron animadísimos, con matrones incluídos para dar su “amabilísima y constructiva” opinión sobre el mismo… Vamos, que se armó la de Dios, pero medio año después de que lo publicara, que tiene gracia.
      El parto del Gremlin duró 14 horas… y con la incontinencia verbal que tengo yo eso me da para una trilogía, pero bueno, veremos qué se puede hacer… 😉

  20. Mamamedusi dijo:

    Que bonito! Yo tb soy muy empática así que imagino las emociones que habréis pasado todos! Un parto es algo maravilloso, con sus partes buenas y las no tan buenas, pero el resultado es espectacular.
    Yo tb retransmiti mi parto por whatsaap, fue muy divertido y sentía a mi gente cerca.
    Enhorabuena a esos papas afortunados, les toca vivir una de las mejores experiencias en la vida!!

    • ¡Gracias mamamedusi! Tú lo has dicho… el resultado es espectacular… nada más y nada menos que un ser humano con toda la vida por delante, en el sentido estricto de las palabras. Y poder sentir a la gente cerca es fantástico, sea por el medio que sea… si el whatsApp nos da esa posibilidad, bienvenido sea 🙂

      ¡Un abrazo!

  21. mAMAMIA dijo:

    Oye, Gracias a un foro muy conocido de crianza natural te he conocido, y me has encantado. Aunque sea dicho de paso, te están poniendo a caer de un burro. Por que hay madres pa tó!!! Me gusta mucho tu forma de escribir, me haces reir. Para llorar, me voy a este foro, y busco en un apartado llamado desahogos. Hay encuentras casos,no para escribir un blog, sinó para escribir un libro. Un beso, y gracias, por arrancarme una sonrisa¡

    • ¡Hola Mamamía! Bienvenida a la casa del gremlin, también conocida como la casa de Hansel y Gretel 😛 ¿Qué le vamos a hacer? No puedo (ni es mi misión) caerle bien a todo el mundo… Lo único que realmente pretendo es pasar un buen rato compartiendo mi experiencia como madre desde un punto de vista divertido, a veces irónico. Si a partir de ahí hay gente como tú que se ríe un poquito, me siento profundamente agradecida. Y si además, algunas de esas personas que empezaron comentando porque se reían, terminan convirtiéndose en amigas de carne y hueso, como me ha ocurrido, no veas el triunfo.
      Muchísimas gracias por animarte a escribir, tu comentario me ha hecho especial ilusión 🙂

  22. ¡Qué post más chulo!

    Le doy también la bienvenida a Lucía, y añado que tiene que ser muy guay ser tu amigo.

    Yo no retransmití por Whatsapp. Aún no tenía smartphone, y aunque lo hubiera tenido, con un marido anti 2.0 (ah, no, que el whatsapp hemos quedado que es 1.0) y mis dolores mal lo hubiera tenido.

    Besos

    • Seguimos ahí… intentando definir la dimensión del whatsApp… 2.0 está claro que no es, porque sirve principalmente para hablar con personas muy 1.0… pero claro, también acaba siendo un instrumento para acercar al 1.0 a las personas 2.0 que no conoces… ¿complicado, eh? jajajaja.

      Gracias por tu comentario María, Lucía se va a poner muy contenta de estar tan “bienvenida” en el mundo 😀

      Un besazo!

  23. leli dijo:

    mama gremlin eres la leche. con la de cosas que tengo para contar me da mucha envidia lo bien
    y divertido que lo cuentas todo.

  24. Araceli dijo:

    Mi parto duró más o menos lo que el del Gremlin, deseando leer esa entrada

  25. ¿Busco una psicopata y me encuentro esto? Estás edulcorada. Me voy a quitar de la suscripción ¿qué digo, pero si no estoy suscrita? Pues me voy a suscribir y a des-suscribir , eso es. Y ni se te ocurra traer otro monstro al mundo, que sé que solo lo quieres para los descuentos de familia numerosa.

    Lucía, cuando aprendas a hablar pídele a tus padres que no dejen entrar a esta loca en tu casa, o al menos esconde la plata.

    • PIScópata… se dice PIScópata… que notenteras dená. Ý sí, chica, me has pillado con lo de la familia numerosa y las rebajas gubernamentales. Soy madre ¿qué quieres? Me gustan los descuentos más que a ti una caja de nonabox… ¡Y los cupones! ¡Lo que disfruto yo cortando cupones! (vamos, no hay más que ver en qué trabajo, tol día cortando cupones). Te voy a contar un secreto de esos que se cuentan en los comentarios de los blogs por la noche… En el trastero de mi casa tengo 10.000 códigos de barras, recortados y clasificados por colores. El 28S te contaré para qué… si es que hablamos, o algo, la verdad es que lo dudo, mejor seguir la tradición 😛

      Adiós, maligna.

      • Superlalopez dijo:

        Definitivamente lo de los cupones descuento es deformación profesional madre gremmlin. Un dia le dije a la cajera del Dia % que lo que mas me gustaba era ir el ultimo dia de mes porque me servian los cupones de julio y agosto a la vez y me miró con cara de: “lo tuyo es un problema, haztelo mirar”.

  26. ¡Ay! Si es que eres más dulce que un brownie de la Chica Perika 😉 Pues yo puedo morir en paz… aquí se mueren por un post dedicado y yo tengo uno con la socia del barrio y muchas menciones… Sí, que todas me envidien… Es así. Me alegro de la nueva pequeñaja y piénsalo con claridad… Tres son multitud ;).
    Tuya siempre. La sin nombre.

    • ¡Más dulce que un brownie de la Chica Perika! Eso sí que es venir a provocarme a mi propia casa… que vivo yo sin vivir en mí… me despierto en mitad de la noche con sudores fríos, no por los gritos del gremlin, no, sino porque sueño con vosotras dos comiendo brownies en Truman y tomando el té en una vajilla inglesa superbiutifulzin mientras con risa maligna me criticáis (por criticar). Después de tomar el té jugáis a las películas… y tú te pones en la puerta de tu casa, en la posición de la grulla… y la Chica Perika dice “¡lo tengo! ¡Karate Kid!” Y tú dices: “No, no, noooo (con tonito) … la película se llama “La casa de las patadas voladoras” “. Y le explicas que en realidad no ha perdido, porque la película aún no está estrenada, pero que cuando sea el estreno le vas a dar asientos de primera fila. Y mientras os reís malignamente, coméis más brownie, que se os escapa entre los dientes.. así, como comiendo polvorones… y os entra sed, y bebéis más té en la vajilla inglesa. O en una taza de Mr. Wonderful… vaya usted a saber.
      Por eso me acuesto tan tarde, mi querida MNSN… no quiero dormir y enfrentarme a esas terribles pesadillas. Es así.

      Tuya, más o menos.

      La gremlin

      • jajajajajajaja jajajajajaja
        Sí es que sales de cualquier cuchillo que te lanzo más que airosa… Ay! Si es que tengo que quererte pequeño Gremlin de grandes orejas, tienes más gracia que todas las cosas. Y me haces reírme sola en la oficina donde ahora mismo no hay nadie y enfrentarme al tedioso día que auguro me espera con una sonrisa.
        Creo que voy a aprender a hacer brownies y te los llevaré para que nosotras también podamos disfrutar de ellos, así como tú dices, con los dientes llenos como los polvorones.
        Tuya siempre (soy de ideas fijas, no tan veleta como tú).
        Feliz jueves!

  27. Sia dijo:

    Bienvenida Lucía y bienvenidos sus papas a esta bonita etapa de la vida en la que llegan nuestros niños. Bonito post, se nota que son grandes amigos. Besos.

  28. Lupe dijo:

    Enhorabuena a la ex-parejita recientemente convertida en trío!

    Me has hecho recordar el parto de Uve hace casi casi un año. La verdad es que yo no soy nada dada al misticismo de la maternidad pero confieso que, a pesar del dolor dolorosísimo, de las dos horas que tardaron desde que la supliqué – justificadamente, he de decir – en ponerme la epidural, los forceps, la episiotomía y los subsiguientes dos millones de puntos de sutura internos y externos, el 5 de octubre de 2011 fue el día más bonito de mi vida. Tengo tan buen recuerdo que ya estoy pensando en ir a por el siguiente. Suerte que Padrecoraje tiene la cabeza más en su sitio que una servidora y me convence de que 2 guarderías simultáneas nos dejarían el presupuesto familiar hecho unos zorros!

    Besitos!

  29. Ayyy, ya pueden estar orgullosos de tener amigas como tú, que hasta le dedicas un post a su parto. A mí no me da miedo el embarazo. Ni siquiera me da miedo el parto (es un rato y después se pasa). Me dan miedo los cuarenta o cincuenta años que vienen después… Besotes!!!

    • Creo que tu miedo es razonable y más que justificado… jajaja. Lo peor no son las 2, 3 o 15 horas de parto, sino los años eternos de crianza y lucha que vienen después. Pero bueno… tampoco es una película de terror. El miedo se vence 😉

  30. Genial lo de “yo quería un hijo, no un embarazo” y lo que sigue. Que sí, que ya sé que no es tuyo, pero para mí como si lo fuera, que no lo he leído antes. Igual yo me apuntaba a un tercer hijo sin un tercer parto.
    Enhorabuena a los papis, a la criatura y ti, porque este forma de empatizar sólo puede deberse a lo mucho que los quieres. En unos días me toca a mí algo parecido, aunque no sé si mi vida 1.0. me dará para poder publicar, aunque ya le he regalado más de un post a esta amiga.
    Un besote.

    PD: Ya estoy al día con tu blog, que su mérito tiene, entre más de 600 posts pendientes en mi Reader.

  31. paparracho dijo:

    Ay, qué recuerdos del Aguirre de Cárcer y esos vídeos setenteros… me están entrando ganas de hacer otro!

    Felicidades a tus amigos y como siempre, mis respetos a tu marido. Ese hombre a seguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s