Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos (XVIII): MOCO

MOCO: Dícese del fluido viscoso de densidad variable en función de su porcentaje acuoso que aparece en cada niño durante el mes de septiembre y desaparece hacia la noche de San Juan, con el inicio de las vacaciones escolares.

Soy un moco y vengo para quedarme

TIPOS DE MOCOS:

Moco líquido:  Conocido popularmente como “moquita” y de sabor salino agradable al público infantil (es de las pocas cosas que relame con placer El Gremlin), el moco líquido encarna el concepto terrenal de infinito.

A Escher se le caía la moquita.

Moco semisólido: También llamado “vela” y con una paleta de color que abarca desde el amarillo radiactivo al verde caza (el mint está demodé señoras), el moco semisólido puede estar asociado (o no) a algún proceso infeccioso broncorrespiratorio crónico. Aviso a navegantes: que el niño tenga un proceso infeccioso broncorrespiratorio crónico no implica que la “vela” también deba ser crónica. Gracias. De nada.

Moco sólido: Son los más agradecidos para la expresión artística puesto que su viscosidad, coeficiente de elasticidad y tensión superficial los convierten en carne de  “pelotillas”.  En economías domésticas maltrechas, el moco sólido bien gestionado puede resultar una excelente alternativa a la plastilina. Un juguete con todas las garantías bio, natural, reciclable, sin conservantes, ni colorantes que fomenta la creatividad: el delirio de cualquier  eco-family. Próximamente talleres.

Moco sólido deshidratado:

A) Moco sólido deshidratado 3D: De aspecto similar a la legaña, se agarran a los pelillos nasales cual koala al eucalipto. Su eliminación en seco puede comprometer la paz del trigémino.

De aquí no me mueve ni el dedo índice.

B) Moco sólido deshidratado liofilizado: El proceso de liofilización coincide con las horas de sueño. Al amanecer, la cara del niño aparece cubierta con un crujiente film que hace las veces de mascarilla. ¿El secreto de la piel de melocotón del bebé? He aquí.

Tiembla Isasaweis que aquí llega madregremlin con sus trucos de belleza.

Nivel de dificultad: El nivel de dificultad en la eliminación de un moco depende de su categoría y de la herramienta empleada para tal fin. Así pues, la eliminación mecánica e inconsciente de un moco líquido con la manga del jersey un clínex no es comparable al despliegue logísitico que requiere la eliminación de un moco sólido deshidratado 3D (esto es, humectación previa mediante solución salina y posterior aspirado con Narhinel o artefacto del demonio similar).

Madonna deshaciéndose de un moco de muy baja dificultad

Nivel de peligrosidad: 8/10. Tras morder la manzana, el Señor, muy enfadado, dijo a Eva “parirás con dolor”. Y pensó para sus adentros “y después os enviaré el Narinhel, sólo por fastidiar”.

Provocador del llanto desconsolado en los niños, y de la náusea, arcada y vómito en el ejecutor, el Narinhel es el más cruel instrumento de tortura inventado tras el garrote vil.

Ejemplo de publicidad engañosa:

Lo que sucede en realidad:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Contexto en el que puede emplearse la palabra con propiedad:

Gremlin: Hermana, confía en mí. Esto de decorarte con mocos va a ser más sonado que cuando te forré la cabeza con pegatinas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

51 respuestas a Diccionario Enciclopédico para Padres Primerizos (XVIII): MOCO

  1. madreymas dijo:

    Jajaajajajaja!

    Criatura es una experta degustadora de mocos. La gustan todos, de cualquier clase…
    Debe ser que los malos comedores encuentran un regustillo difícil de explicar en la ingesta de mocos….

    Eso sí, a ella el Narinhel nunca la molestó en exceso…

    • Este comentario tuyo deja volar mi imaginación. Cuando hable con los comerciales de Nutribén les comentaré como va el tema de los saborizantes, siempre están a tiempo de incluir una línea nueva para malcomedores 😛

  2. Jajajajaja! Odio el sacamocos con todo mi ser, de hecho las arcadas me dan a mi. No soporto aspirar por esa cosa, que ascazo, por Dios!!!
    Arrrggg!!!
    Me encanta la celebrity a la que se le cae la moquita.
    Todo un placer, querida socia mocosa
    Muac!!

    • Es un ascazo… y no hablemos del momento “limpieza de esponjilla”. Es un castigo divino, ya digo, junto a los zapatos de tacón. Eso sí, al menos este castigo se puede compartir con los varones, jejeje.
      Socia, nos vemos en ná 😀

  3. vaninasblog dijo:

    Me viene genial, ni que me hubieras leído el pensamiento. Hemos luchado el finde con los mocos, tos y ahora se ha apuntado la fiebre.
    Te ha faltado el moco que se absorbe y que luego el niño expulsa en forma de flema, el que más le gusta a Tenedor. A ver como salimos de esta.
    Un besote

    • En serio, Vanina, creo que es el comentario más gráfico que me han dejado en la vida. Insuperable… ¿COMO NO SE ME PUDO OCURRIR A MÍ? Seguro que hubiera encontrado alguna foto estupenda… Ánimo con el pequeño Tenedor, mimitos y a recuperarse pronto 🙂

  4. Hace muchos años, mi tía fue al pediatra por unos mocos eternos de alguno de sus hijos. El pediatra, un sabio de los que quedan pocos le dijo “¿Acaso no sabías por qué a los niños se les llama “mocosos”? Pues ya lo sabes”.

    Me debato entre las arcadas imaginando una bola de mocos usada como plastilina y la risa floja que me ha dado la etiqueta “tiembla, Isasaweis”.

    Besotes maños

  5. Cuanto sabes de mocos! Desde mi experiencia te diré que el primer hijo empezó con los mocos a los 9 meses, la segunda a los 15 días ya tenía mocos, y la tercera a los 3 días!!!!
    Eso si el grado de inmunización es mayor cuanto antes se lo cogen.

    • Veo muchos mocosos al día, al margen de los míos propios… tengo callo, jaja. En mi caso la niña es de hierro… ni un mal catarro coge la tía. Claro, que ella es una mujer de su casa, y al niño lo llevamos a la guarde casi con el cordón umbilical… Tiene ventaja 😉

  6. Lupe dijo:

    Por suerte, ya he desterrado el Narinhel del neceser de Uve porque con 9 meses aprendió a sonarse. Eso sí, me monta un pollo que te cagas cada vez que me ve acercarme a ella blandiendo un kleenex. La criaturita prefiere hacerlo “a la futbolista” és decir, tapándose la fosa nasal contraria… y no sigo. Pero cualquier cosa mejor que el aspiramocos del demonio.

  7. desmadreando dijo:

    Las imágenes son lo más de lo más de lo más 😛 buenos días mocosos y jocosos. Un besote desmadroso

    • Mmm, sí, pero me parece que la madre de todas las imágenes se me quedó en el tintero y alguien fue a rescartarla ¿no? Besitos rubia, recupera ese teléfono YA (o mejor, compra otro…).

      • desmadreando dijo:

        jejejeje a ver yo sólo decíaaa 😛 mi iphone sigue muertico así que si para mañana no sale del coma tendré que dar la orden de no resucitar y abandonarme al nuevo :O)

        • BIEEEEEN. Aunque no sé si eres consciente de que con un móvil nuevo se te acabarán todas esas excusas buenísimas de “es que la batería no funciona” “es que se me apaga” “es que… es que… ¡es que!”. No digo más, medítalo un poquito nena.

          • desmadreando dijo:

            😛 lo peor de un nuevo móvil es que tu guasapp estará petado al viejo estilo ATILA serás la que me digas que tienes que trabajar y entonces los pretextos saldrán de tu bonita cara :PPPPP besossss locaaa

  8. Claripondia dijo:

    Jajajajajajaja! Esta misma mañana he enviado a la princesa al cole con uno de esos liofilizado por no armarla a las 8 de la mañana, que se ha despertado de muy buen humor y es mejor no tentar la suerte. Muy buenos lunes, hermosa

    • Yo alguna vez he encontrado restos de liofilización en la misma puerta de la guarde y me han entrado sudores fríos… La mascarilla es resistente al agua caliente, no queda más remedio que frotar 😛

  9. Me has tenido todo el post leyendo con el rictus asquerosito perdido pero eso sí…. me lo he tragado hasta el final, el post… se entiende…
    Magistral, como es habitual…
    Abrazos hermosa.

  10. Sólo a mí se me ocurre desayunar mientras te leo. Se me ha quedado la tostada como que a medio camino…

    Besos!!!

  11. Nerea dijo:

    Sin palabras me hayo, porque no se podría haber bordado el tema mejor, es usted la profe y por algo. He de decir que el hecho de enseñar a mí hijo a sonarse los mocos, me esta librando del momento absorvedor narinhel y mire usted es de agradecer. Pero hay veces q con el efector managa limpiadora, le suele quedar una ceja brillante tipo purpurrina.

    Un placer leerlaaaaaaaaaa 😉

    • Ayyyy, ya sabía que se me olvidaba algo importantísimo… EL MOCO RÁFAGA. En fin, lo dejaremos para sucesivas ediciones, que los mocos dan para mucho, jejeje. Espero que estés recuperada ya te tu intenso fin de semana. Un besazo!

  12. Yolandica dijo:

    El moco deshidratado tiene una cualidad, una vez prendido ya sea; en manga, pañuelo de tela o en cualquier parte del bajo de las tablas de una falda colegial…al lavarlos (prenda y moco en ella) se regeneran con una esponjosidad y adherencia superior al moco inicial en fase de sólido.

    Niña, lo que me reído.
    (El otro día, por cierto, pensé en hacer una oda a la moquita de goteo incontrolado que sufría, capaz de sacarme los colores en el momento más inoportuno)

    • Ay sí… y qué me dices de el moco que se incrusta en el elástico de los puños de una sudadera… mmm… ad aeternum, hasta el infinito y más allá, forever and ever. Y no te cortes, venga esa oda YA. Besazo chica guapa!

  13. sarablancos dijo:

    Jajajajaja por dios que estoy tomado un cafe sola en un bar y me miran raruno, que escatológico a la par que divertido…lo que más me ha gustado es la frase de contexto…que guay es tener hermanos y compartir ropa, mocos, pegatinas, aun que ver a mama gritar horripilada ….noooooo!!!! mientras tu compartes no tiene precio…jajajajaja

    • Eso, lo importante es compartir, sean mocos, babas o lo que sea… El Gremlin en su infinita generosidad nos regala cada día alguno de estos elementos, o los deja por el sofá, para que los cojamos a nuestro gusto. Un amor de criatura. Besitos!

  14. Fandelgremlin dijo:

    Genial tu post de hoy, mi fierecilla es una sucesion de toda la variante de mucosidades descritas. Odia el narinhel con todas sus fuerzas, se retuerce y se pone roja como un tomate y a mi me dan arcadas. Vivia en la ignorancia y creia que esto era un constipadito que se iria en unos dias… Madres primerizas, que ingenuas somos, menos mal que te tengo a ti para abrirme los ojos y no desesperar cuando dentro de un mes sigamos igual…

    • ¿Costipadito? Ay… ilusa… y de esos jarabes que te recomiendo… pues eso, al rico placebo para la mamá (o sea tú) porque los mocos ya te digo que ni con un aspirador de esos chulísimos para moquetas de hotel (siempre me han fascinado, sé que no te sorprende, o tal vez sí… ¿sigo sorprendiéndote?). Estoy desvariando querida, te dejo, ve a cuidar a mi niña querida.

  15. Nauseabundo!! Y se te olvidaron el moco pompa(la última foto que pusiste) y el moco apaga velas de cumpleańos. Mi sobrino Dani, experto mundial. Desde entonces le tengo fobia a las tartas de cumpleańos infantiles.
    Ya en serio, por desgracia a HijaDelMedio los mocos se le bajan a los bronquios y le dan unos broncoespasmos como episodios de asma que eso si que asusta, la han llegado a poner inyección de nosequé, nebulizaciones dos veces al día si tiene al menos 3 crisis, suero fisiológico diario…Y eso le dura seis meses.
    Besitos.

  16. Eres una genia! jaja Estoy loca por estrenar el cacharro ese de los mocos!

  17. Dácil dijo:

    Completísimo jaja. Tomo nota.

  18. Ostras, espero que el hablar con tanta propiedad de todas las variantes se deba a lo vivido y lo oído, y no sólo a lo primero… Yo aún no he experimentado ésto, y sin duda después de leer tu post pondré más cuidado e interés en que la peque no pille mocos… 😀

    • Pues… no es por quitarte la ilusión… pero como decían por ahí arriba, a los niños se les llama “mocosos” por algo… De momento La Tamagochi está aguantando como una campeona pero no pongo la mano en el fuego. El día menos pensado se presenta con dos velitas 😀

  19. Mo dijo:

    Lo has clavao! Me parto con el moco engancha-pelos (traidor como el solo) y el que te hace cataplasma en toda la jeta, jajajaja!
    Besos!

  20. Me ha gustado mucho el repertorio, ya sabes que a mi hablar de guarrerías me gusta. N es una sosa y pasa de los líquidos 8que yo llamo “de agüilla” a los duros, que se le quedan como costras pegados a las aletas de la nariz. Si hay suerte, se lo puedo sacar con el dedo yo (sí hija, a la vieja usanza), pero como tenga que darle caña al aspirador nasal.. terroooor

    • El dedo-digital tiene su función, y puede ser bastante más ágil e indoloro que cualquier instrumento, como los bastoncillos. Aunque negaré bajo tortura haber dicho esto. He dicho, digo, no he dicho.

  21. María E. dijo:

    Nosotros estamos en pleno proceso catarral con el peque así que ahora mismo tengo toooodos los mocos posibles. Recuerdo el año pasado, cuando comenzó el invierno, me dijo mi tio (que había trabajado en una farmaceutica toda la vida) que los niños cogen de 7 a 14 resfriados al año así que animo a todas!!
    Ah! Mi peque me ve sacar el rinomer y el aspirador ese y ya se convierte automaticamente en la niña del exorcista…

  22. Paz dijo:

    Mira, yo en eso he tenido suerte, pocos catarros y poco aspirador, él solito se los saca con el dedo o se los limpia en la ropa, está geneticamente incapacitado para soplar aire por la nariz, pero no se puede pedir todo. Una madre me contó que una vez probó en sus propias carnes (narices en este caso) el aspirador y nunca más osó utilizarlo contra su hijo sin anestesia general. Eso pasa por probar y querer ponerse al nivel del niño, si hay que torturar por consejo médico es mejor hacerlo desde la inconsciencia y la ignorancia. Yo probé el Apiretal y me he pasado para siempre al Dalcy. Valora la posibilidad de un post con “Cosas que un padre no debe experimentar por sí mismo”. Seguro que sería genial e insuperable, como todos los tuyos. Un saludo.

  23. He aquí mi fijación: los mocos. No puedo verlos en esos pequeños orificios de mi primogénita, si es que con medio ya se le tapa a la pobre. De momento practicamos tres tipos: los que se quedan pegados que no hay quien los saque sin tortura para la niña; el moco ascensor y por último uno que se te ha quedado olvidado porque no sale por donde debe y es el que se traga la niña y sale por donde amargan los pepinos. Y sí indago en la mierda de la niña para ver si es así 🙂
    Vivan las guarrerías varias!!!

  24. camaleona dijo:

    Yo en cuanto veo mocos en las narices de mis hijos, me vuelvo loca de remate… incluso al mayor de ocho años (con alergia a los ácaros, es decir, mocos en la nariz de continuo) sigo sonándole los mocos… y al bebé, estoy a la espera de que empiecen los mocos de este invierno para coger el absorbedor, va a flipar.

  25. Mochus dijo:

    Ui que ascazo de post, con cariño, claro… Yo llego tarde, ya ves, por el dichoso tema de mocos, toses y fiebres, una castaña, vamos…Me ha encantado, y me he reido un montón (falta me hacia) con el chinito haciendo pompas de mocos, y su madre con la aspiradora: simplemente genial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s