Madre Coraje (VI): La naranja diabólica

Mi marido se presentó ayer en casa con unos 20 kilos de naranjas. A mí no me gusta la fruta y a él menos todavía, así que mi acto reflejo fue darles salida vía Gremlinnanny. Gremlinnanny me contestó que a ella tampoco le gusta la fruta, gracias. Pues ya somos tres.

Almacenar comida perecedera en cantidades industriales me causa cierta ansiedad así que cuando vi en twitter que mi querida Quintano proponía en su blog una receta que implicaba 3 kilos de naranjas vi los cielos abiertos para ventilarme un prudente porcentaje de mi stock. Lomo a la naranja. No sonaba mal.

Lo sé. Lo sabéis. Yo nunca cocino. Lo odio. Así que imaginad cuánto estrés me genera la visión de esas naranjas para verme obligada a meterlas en una cacerola.

Como no cocino y no me gusta la fruta, obviamente tampoco hago zumos de naranja, ni tengo exprimidor eléctrico. Compré uno manual en los chinos para quedar bien cuando tenemos visita. Os diré que exprimir 3 kg de naranjas en un cacharro de 0,60€ es una experiencia. Si al mismo tiempo hablas por el móvil la experiencia toma tintes orgiásticos. El culmen de mi orgía particular llegó con la aparición de La Tamagochi gateando en la puerta de la cocina, embadurnada de pasta al agua de pies a cabeza, seguida a una distancia prudencial por un sonriente Gremlin.

Conseguí mantener mi conversación telefónica casi como si tal cosa mientras cambiaba el pijama a la niña y le quitaba las “canas” de su pelo color rata.

A todo esto llamó Padregremlin desde el Carrefour: ¿cómo dices que querías el lomo? Por cierto, ¿desde cuándo comemos lomo?

Yo a lo mío, a pochar mi cebolla y a regañar al Gremlin. Tuvimos una conversación muy seria en la que se arrepintió bastante de haber enyesado a su hermana con la crema del culo, de haberle puesto un pómulo morado ayer, y de haberle metido un zarpazo en la nariz esta tarde (lo sé, Tama no me llega a Semana Santa). Tanto se arrepintió que desapareció un segundo y volvió con una crema de cuando él mismo se descerrajó la ceja y le dieron tres puntos: “para pupa de Tama” y empezó a darle cremita en el arañazo y en el moratón. Tan tierna me pareció su iniciativa que me olvidé de que era un gremlin y regresé a mi cebolla pochada. Cuando volví a mirar, mi querido hijo, amante de la cosmética en cualquier formato, no sólo se había vaciado el gel de rosa de mosqueta en la cara sino que se estaba dando un masajito facial poniendo los ojos en blanco.

No hay figura en el Madame Tussauds que brille tanto como El Gremlin esta noche. Ni después de darle un enjuague.

¿Y la Tamagochi a todo esto? Había huído con muy buen criterio. La encontré intentando trepar a su cuna.

Dejé a la niña durmiendo a salvo y volví a la cocina. Allí me esperaba el muñeco diabólico escupiendo en el suelo y haciendo aspavientos. Por toda arma llevaba un cepillo de dientes en la mano. Un cepillo viejo que no me sonaba de nada. Efectivamente, era el cepillo de limpiar las juntas de los azulejos. En la otra mano, cual vaquero, empuñaba una pistola de KH-7.

 Aunque la escena era de primero de Detectinova, me autoconvencí de que el niño no había disparado KH-7 en el cepillo y después se lo había llevado a la boca. Pero Chucky, con sus enceradas mejillas, seguía escupiendo al suelo y me impedía enterrar la hipótesis. Sentí pánico, tuve que cerciorarme, me llevé el cepillo a la boca, escupimos los dos… y volví a sentir pánico.

En pleno gargajo a coro nos encontró Padregremlin mientras abría la puerta con las bolsas del Carrefour. Me recompuse con dignidad:

– Cariño, trae el lomo corriendo que pone aquí que hay que dejarlo cocer una hora y veinte con la salsa de naranja.

– ¿Salsa de naranja? Por mí no te preocupes, que yo no tengo hambre (y me pareció ver que escupía al suelo también).

 

Miré la salsa de naranja. La verdad es que tenía una pinta infame. Supongo que en algún momento entre la rosa de mosqueta, el KH-7 y la crema del culo me debí despistar. ¿Y ahora esperar una hora y veinte para cenar yo sola “eso”? Por otro lado… las naranjas… el estrés… no llevaba yo dos horas metida en la cocina para nada. Hace tiempo descubrí que casi cualquier plato puede mejorar con ketchup o con Leche Ideal. Sólo nos quedaban un par de sobrecitos de ketchup del McDonalds, así que sin pensarlo dos veces vacié medio bote de Leche Ideal sobre la salsa. Y la mezcla resultante sobre los restos de arroz blanco de la cena de los niños. Lo bauticé como risotto all’arancia. Con un par. ¡Ah! Ya puestos, los filetes de lomo me los hice a la plancha. Vuelta y vuelta.

Conclusión: he perdido una noche preciosa en preparar una cena asquerosa que mi marido se ha negado a probar y cuya elaboración casi se cobra la vida de mis dos hijos por agresiones e intoxicaciones varias. Y lo peor no es eso, lo peor es que no he cumplido con #elclubdeladieta porque el rissotto all’arancia era una puñetera bomba (se me fue la mano con el azúcar para corregir la acidez, no os digo más).

Y todavía pretende Quintano que la ponga en mi blogroll…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La hemos liado parda, Madre Coraje y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

55 respuestas a Madre Coraje (VI): La naranja diabólica

  1. yolandica dijo:

    Bueno, yo que sí soy cocinillas me pasaré por el blog de Quintano, tiene buena pinta (a pesar de todo lo que has contado).
    …y yo pensaba que yo era rara con la fruta…que no os gusten las naranjas me supera.
    Espero que la boquita (o los dientes) del Gremlin estén bien, relucientes seguro 😉

  2. vanina dijo:

    JAJAJA, esto es lo que pasa por querer cocinar, comer fruta y ser del club de la dieta…Todo no se puede!!. Voy a hablar con el Gremlin, puede que lo de: toda la vida!, haya sido demasiado: pequeño, ella se irá de casa, no hace falta, que intentes deshacerte de ella antes, espera paciente…y a partir de hoy, sino comes, échale la culpa a las recetas elaboradas de tu madre.
    Ains amiga, hace tiempo que yo renuncié a esas cosas, soy de cocina minimalista, 😉
    Un gran beso

  3. belen dijo:

    Querida mama gremlin: No todo en esta vida es cocinar. ¿por que crees q mi churumbel sigue enganchado a la teta? No es porque le guste; es por no comer lo que cocino! ¿has probado a pinchar las naranjas con clavos (de especia) y usarlas de ambientador? Como trendy mother que eres seguro que hay un monton de manualidades que hacer con naranjas. No te desesperes que ya les daras salida y si no espera a que algun anonimo te responda poniendote a parir por no haberlas donado a una ong ( jijiji). El cutis de gremlin y tama te agradeceran tu despiste de por vida. Mil besitos

  4. Suena fatal. Pero fatal de verdad. ¿Qué os pasa a todas que no cocináis? Pero si es tan fácil, hombre. Seguir la receta y ya. Yo no cocino pero por pereza, que cuando me pongo me salen unos platos de chuparse los dedos.

    Mándame los 17 kilos de naranjas que te han sobrado, que en mi casa, cuando mi Santo Esposo hizo lo mismo, nos duraron una semana.

  5. El tema tiene su miga, ya sabes que de lo de la cocina no te puedo apoyar, porque trendy no lo soy un rato largo segun tu baremo de profe, pero en la cocina me defiendo, pero diré en tu favor que tuviste demasiados factores externo-agresivos como para no terminar en un risotto a la naranja amarga y no dulce 😉

    No tienes exprimidor??? no tomas vitamina C?? ni fruta ??? pues mal vamos con la hidratación 😉

    Genial como siempre

  6. Me sale humo de la cabeza!, Más respeto a la cocina y a mi compi Quintano!!Que desde que vi ayer su post me muero de ganas de hacerlo, pero yo no tengo la suerte que tu de tener naranjas espańolas, puro oro líquido ese juguito; sino que a mi me vienen de Grecia y están como los griegos: acartonadas.
    Y mucho menos se puede hacer con nenes cerca y menos un bebé y el nińo L’Oréal. Por qué L’Oréal: por él lo vale 😉
    A ver, que soy colaboradora en el blog I love naranjas y tengo varias recetas de cítricos pero no te las pongo aquí para no hacerme autopublicidad, si quieres te las mando. Y como les pongas Ketchup te digo lo que dice mi cocinero favorito: te voy a meter las naranjas por el cu…Cómo las quieres, enteras o en rodajas?

  7. A ver si te voy a tener que hacer tuppers 😉 Cuando he leído lo de la leche ideal no he podido contener la arcada… Ya te vale…
    Un beso!

  8. Karusa dijo:

    Oye, ¿y no se te ocurrió dárselas al Gremlin y a la Tamagochi? Si no para comer, para que jugasen…Llámame osada, pero yo creo, por lo que cuentas, que si te despistas se ponen a hacer malabarismos y te sacas unos extras llevándolos al circo…

  9. desmadreando dijo:

    Nena nena…estás confesando demasiadas cosas: no sabes bailar, no sabes cocinar….tsst tsst y yo que te hacía la madre trabajadora abnegada que criaba con naranjas a sus hijos ¿y la sandia? ¿acaso mentiste a toda España diciendo que la sandía era lo mejor para hidratarse? 😛

    Lo tuyo son los fármacos….y la escritura ¡pa el resto ya sabes BIY: buy it yourself o dile a la Quintano que para el blogroll haga méritos y te mande un tupper pa lucirte con padregremlin! 😛 ya me conoces jojojo soy de las que dice haber tejido un gremlin…pero shhh que no me oiga Tarsa

    Un besote desmadroso

    • Por un tupper no me vendo, pero por uno semanal podría haber trato. Mmm.

      Lo sé, con este tipo de postS se te cae un mito… No soy la amiga que pensabas tener. Pero la belleza está en el interior, o eso dicen, y ya sabes que mi lencería es divinadelamuerte, así que, vd me perdone 😉

  10. ¡Ay Madre del amor hermoso… Voy a respirar un poco antes de contestar. Porque si no lo que haría sería salir del trabajo como alma que lleva el diablo, coger un taxi, una motoreta, un helicóptero, lo que sea y llegar al más allá a rescatar a esos pequeños y traerlos conmigo a Truman, allí serán felices, aunque pensándolo bien… No, no comerán mejor. Y ya me imagino a la Tamagochi sola en un rincón, mientras la NSN y el Gremlin dan rienda suelta a su amor y Miss. Nicaragua sin poder hacer nada ante tal panorama… No salgo de mi asombro, es que no te visualizo en los fogones, dando rienda suelta a tu Chicote interior, rodeada de naranjas y lomo… Es una escena de una película de terror, sin duda…
    Voy a pensar en cosas bonitas, en casas trumanianas con olor a pan recién hecho.
    Un placer leerte.
    Tuya siempre,
    La sin nombre 😉

    • Olvídate, en un concurso entre nosotras dos, el premio quedaría desierto. No hay nada que podamos hacer, nuestra naturaleza es etérea aunque no se refleje en nuestras carnes morenas (en las mías, que tu estabas hoy divina con ese vestidito-abrigadito).

      En los globos voladores no se cocina mucho, asi que nuestras criaturas con unas galletas principe van servidas! Ya se apañarán!

      Besos amorosos desde El Mas allá!

  11. LovePepaBaby dijo:

    jajajaja… eso te pasa por experimentar en la cocina!!! Por cierto, mi familia también tiene esa costumbre absurda de llenarme la casa de alimentos perecederos. Yo acumulo pimientos (lo que más) en cantidades industriales en el congelador…

  12. lamadretigre dijo:

    ¡Ay qué ternura! Si ya lo decías tú, en el fondo eres todavía primeriza. Vamos a ver alma de cántaro, no es por fastidiarte el negocio, pero el uso del pasta al agua está sobrevalorado. Yo no tengo. Y punto. Menos riesgos. Si el niño coge el KH-7 se le da un estropajo y se le pone a limpiar el horno. Las naranjas las exprimen los niños divinamente, te lo digo yo que La Tercera lo domina. Y las cocinitas para el padre gremlin eso es de primero del matrimonio bien avenido. Siguiendo estos simples consejos tú tendrás un rato para ponerte al día con el Arquitecture Digest. Hazme caso.

    • Reivindico la indispensabilidad del Lutsine Eryplast en cada cuarto de baño. Incluso en el de los adultos. Las escoceduras no entienden de edad. En cuanto a las cocinitas, mucho es que el padre gremlin va al carrefour con mi sacro-santa lista en pdf en busca de la oferta y ocasión, cual Paquita Cuchillos. Pedir más, es avaricia.
      ¿Quieres saber lo que sí está sobrevalorado? La AD. Estoy de espejos sol, de anatomías, de Patricias Urquiolas y Teresas Sapeys hasta más arriba del moño.
      He dicho.

  13. Jajajajaja, no vuelvo a leerte en el curro, casi se me escapa una carcajada de tu relato y no es que tenga gracia que tus peques casi se intoxiquen o tengan pequeños percances, pero es que me encanta cómo lo cuentas y te imagino tal cual. Feliz año!!!

    PD: una idea para rentabilizar el 2013, si tan codiciado está tu blogroll (en el cual no estoy…) por qué no le pones un módico precio??? lo dejo caer jijijiji

    bXOXOssss

  14. unamamapractica dijo:

    Me encanta leer ésto (no lo digo con crueldad o ironía, porque imagino tu noche y no me gustaría pasar por ahí, la verdad) porque me reafirma en que mi alejamiento de los fogones es una sabia decisión 🙂 Si se puede preguntar ¿qué ha sido de los otros 17 kilos de naranjas? ¡Que las próximas noches y cenas sean más relajadas! un beso

    • Hoy ha sido relajadísimo, lacón, queso y tomate. Ni microondas he necesitado 😛 Los otros 17… en pleno proceso de distribución entre allegados varios. Quien evita la tentación evita el pecado!

  15. jajaja, como siempre, me troncho con tus aventuras y desventuras.

    te aviso que estoy de sorteo en el blog, por si quieres participar.

    un besito.

    http://conlluviayconsolshop.blogspot.com.es/2013/01/sorteo-y-rebajas.html

  16. Superlalopez dijo:

    Hay Madre del Cordero Gremlin,
    tu no sabias que los regalos hortofruticolas tienen sus riesgos? En la temporada del calabacín pongo un puesto anexo entre la Neutrogena pies y el espacio farline.
    Hace unos años, cuando casi perdí un riñón por culpa de una omisión en la ficha técnica de Yasmin y me quede cual Gremlin canijo (10 kgs menos que ahora, ósea, la mitad de tus naranjas en peso de carnes morenas) los abueletes de la farmacia emprendieron una campaña de sobrealimentación hacia mi persona mas que nada para que no se les muriera la regente de la fuente de su eterna juventud… Y ni se les pasó por un minuto la idea de regalarme bombones Godiva o Anacardos que engordan que da gusto… Ni hablar… Me pusieron un puesto de toda suerte de verduras: lechugas, berenjenas, calabacines, pepinos, tomates, … Solo he tardado la friolera de 7 años en recuperar el peso!

    • Lo de los godiva lo entiendo… pero ¡anacardos! Ya se te podía haber ocurrido otra cosa amiga 😉 Me perdí ese capítulo de tu historia reciente. Espero que estés recuperada del todo, aunque supongo que con toda esa vitamina era prácticamente imposible otro escenario.
      10 kilos… yo perdí 10 kilos cuando me casé… notedigonadaytelodigotodo!

  17. Jajajajaja. Desde que apareció tu niña embadurnada de crema del culete ya me estaba riendo. Y cuando has contado lo de que se estaba dando el aceite de mosqueta con los ojos en blanco ya es que no podía parar. Ay, gracias, qué buen rato he pasado… Yo también soy un caso para la cocina. No sólo se me da mal, es que tengo un defecto genético por el cual no puedo evitar el experimentar un poquito, en lugar de seguir las recetas al pie de la letra… si es que yo iba para científica, jeje. Un abrazo.

  18. Cuando te sobren naranjas, en lugar de hacer algo caliente, exprimelas y haz politos en la cubiteras. Nivel de dificultad con exprimidor cutre: 2.
    Aunque por otro lado, este tipo de desventuras me flipan, ¿así qué realmente hay gente que usa los cepillos de dientes para los azulejos? Creía qué era un mito, debo. Tener las juntas más sucias de mi portal.

  19. Espectacular xD a mi q m lleguen con 20 kilos y lo mando d regreso x donde vino!!!!!! Con respecto a ls cocina pues me defiendo sobre todo cuando no sabes

    • Meti mal el dedo xD te decia sobre todo cuando no sabes q hacer y tienes q experimentar, sale rico segun mi gordo xD
      Mira pon tres quilos de naranja a hervir con azucar y un poco de shuño cuando reduzca tienes una rica mermelada xD bss y suerte con los kilos q t falta xD

  20. madrexilio dijo:

    Soy nueva por aquí y cuando digo nueva, digo nueva madre y nueva lectora y bloguera. Me he matado de risa con este post. me has aliviado el desvelo. Te seguiré leyendo, vaya que me he reído!!!

  21. Mo dijo:

    Jajajajajaja! Osti nena, tú tienes mucho valor, seguir con la receta de marras con ese percal por casa…Me da que a tu marido no se le ocurrirá volver a presentarse con 20 kilos de fruta 😉
    Muas!

  22. Vamos a poner orden, Gremlin, Tamagochi, LSNS y Tenedor, os invito a comer, no un día, no! Todos los que querías, vaya panda madres que os ha tocado…tienen blogs para tener la excusa de no entrar en la cocina, y os tienen a vosotros para acusaros de malos comedores! Pero mi Gremlin! Pobrecito mio, Como vas a comer?…si es que es imposible!
    De hecho estoy pensando que para que hacer dieta? Peineta, lo mejor que podemos hacer es pasarnos por casa de la boticaria! Ibas a ver lo rápido que bajábamos esos kilitos! A pan y agua que nos tendría…
    Besos
    Quintano

    • Ahí le has dado, es la dieta mágica que todos andan buscando… tendré que patentarla. No va a ser sencillo. Y tú menos quejarte, y menos indisponer a la prole contra los progenitores, que para algo te he dedicado un post… Si es que el mundo está lleno de desagradecidos… 😉

  23. Yolanda dijo:

    Moder of de biutiful lof el follón que pueden generar unas sencillas naranjas en tu casa… Lo de usarlas de aromatizador como buena trendy mother que eres (o intentas ser) es una opción… y otra, por si te cansas de clavar clavos a la tercera naranja (que facilmente sea lo más probable, a mi me pasaría), es dejarlas en el patio de tu casa, con un cartel “Sírvase Ud. mismo, son de excelente calidad”… Seguro que a algún vecino le gustan y te deshaces de ellas en un momento!! 🙂

    • Mira, me quedé con unas pocas para el tema de los zumitos y hoy han amanecido todas verdes… Estamos condenadas a no entendernos, yo creo que se han estropeado sólo para fastidiarme! ¿qué pensaría Paquita de tanta naranja revenida?

  24. Andaira dijo:

    La historia no tiene desperdicio….mi apoyo incondicional en lo tocante a la cocina…..
    Consejo: acepta todo lo que te quiera dar ya cocinado, tu madre, tu suegra o cualquier indocumentado que pase por tu casa….
    La frase….”….yo quisiera, pero es que el trabajo, los niños y la casa…me lo impiden….” funciona una barbaridad…….y que te traigan la comida hecha….

    Una beso…..

    • La madre, la suegra, y toda señora de bien con nociones culinarias que pueda sentir cierto aprecio hacia nosotros por motivos familiares o de amistad se encuentra a cientos de kilómetros del domicilio Gremlin. Es decir, no sabemos qué es un tupper más que para guardar la bazofia de comida que nos sobra, la cual si no hemos ingerido en su momento, recalentada menos mucho después. Siempre nos quedará telepizza.

  25. Como sabes, yo a duras penas sé dónde está la cocina en mi casa… Está visto que es una habitación mala, mala. Con esto me has convencido. Cuanto más lejos, mejor. Besotes!!!

    • Las respuestas a este post han sido bastante reconfortantes. Me alegra comprobar que si nos uniéramos, las ganaríamos a todas (aunque mejor lo vamos a dejar así por si algún día les da por invitarnos a comer). Un besazo alter!!

  26. MARPILO dijo:

    Guapa! la próxima vez que te regalen naranjitas acuérdate de mi, que ME ENCANTAN

    BESITOS

  27. Paola dijo:

    Jajaja me parto con el relato solo de imaginar la escena del gremlin con el cepillo y la tamagochi huyendo por su vida ya es un poema no precisamente romantico aichhh que dura es la vida queriendo experimentar con naranjas a todo esto por q coño el costillo te trae naranjas si ni siquiera se las pienza comer le hubiera hecho comer la bendita salsa de castigo y en su vida hace esa gracia hahaha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s