¿Qué fue de los Saturday Morning Plans?

Hace un año, cuando todo era de color de rosa y yo os contaba nuestos Saturday Morning Plans, mis hijos no eran esos dos seres que ahora mismo (nadie sabe por cuánto tiempo) están roncando desde sus cunas. Esos no son mis actuales hijos, eran otros.

Por un lado, El Gremlin era un santo varón. Sí, reconozco, que nunca le procuré buena fama por aquello de mantener vivo el blog, pero fuera de casa mi hijo era un santo de los de corona y atributos (probablemente un iPad en la izquierda y el palo de un tambor en la derecha).

Los sábados a las 12:00h se le daba puntualmente la comida (horario de guardería) y a las 13:00h ya estaba frito en su carro dispuesto a empaparse de la exposición de turno. Si por algún casual abría el ojo, se le daba el folleto pertinente y se lo zampaba de postre. De las pocas cosas que le he visto comer con ganas, los gallos de Chagall.

En cuanto a la niña ¡ay! ese ser de apenas un mes o dos era un cacho de carne sin bautizar. La Tamagochi veía pasar la vida enfundada en su buzo rosa con la única condición de que su madre hiciera uso de las salas de lactancia a la emisión de un par de gruñidos. Tampoco pedía mucho la criatura.

Éramos felices y comíamos en restaurantes: nada como darle al niño una siempre sugerente cuchara metálica, un globo del VIPS, o un currusco de pan para asegurarte comer el segundo plato sin problemas. Y si todo fallaba: el iPad. Siempre con la batería al 100% en la bolsa de los pañales.

Pero, ay Caperucita, cómo ha cambiado el cuento. El Gremlin ha entrado en fuerza con los terribles dos y La Tamagochi tiene un año y tanto carácter como su madre. Hace unas semanas, viendo el Legado de la Casa de Alba, al niño le faltó el canto de un duro para hacerse con la espada de Alfonso XII. O para abrir un cofre, porque dentro había “tesoroshhh gaaaandes”. A la niña la sacó en volandas su padre a riesgo de que ése guardia de seguridad tan simpático nos invitara amablemente a largarnos. Y es que fue ver el cuadro de la duquesa y no poder dejar de chillar. Ni imaginarme quiero si su heredera hubiese estado allí presente.

Durante el mes de enero hemos corrido similar suerte en otros lugares como el Palacio de Velázquez,  la Casa de Cristal y las Cartografías del Caixa Forum. Esto último fue apoteósico. Para una obra en la que me dio tiempo a fijarme (o eso creía), mi hermano tuvo a bien explicarme que iba sobre estas apps para geolocalizar personas de tu mismo sexo con fines cariñosos. Pues primera noticia. De hecho, puede incluso que el mamón se lo haya inventado, para reírse de mí y yo esté haciendo el canelo escribiéndolo…

Reconozco que en lo de Pompeya se portaron bastante bien… pero ya se encargaron ellos de resarcirse en la comida. Para que no nos acostumbremos. Cada día tengo más claro que mis hijos aplican en conductismo inverso con nosotros.

Ni que decir tiene que, en estas circunstancias extremas, sacar un muñeco Gremlin del bolsillo e ir haciéndole fotos con posturitas para poder ilustrar el post podría suponer, no sólo motivo de divorcio, sino de nulidad matrimonial, por quedar firmemente demostrada mi inconsciencia. Es sacar el muñeco y ensangrentársele el blanco de los ojos a mi marido. Tampoco es plan.

Definitivamente, no es edad para florituras, pero las seguiremos haciendo. Porque tenemos más moral que el Alcoyano y porque algún día mis hijos dejarán de ser demasiado pequeños para todo. O eso espero. Por si acaso, seguiré llevando al muñeco gremlin en el bolsillo. Poco valgo yo si no soy capaz de neutralizar esos ojos ensangrentados con un Vispring.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Saturday Morning Plan y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

41 respuestas a ¿Qué fue de los Saturday Morning Plans?

  1. Andaira dijo:

    Bienvenida a la realidad….sácate un pase anual para el zoo, parque de atracciones y chiki parks que encuentres a tu alrededor y visítalos cada dos por tres como si fuera la primera vez…te aseguro que los parques de bolas molan, que los monos te harán chuflas y algún que otro corte de manga, pero son simpáticos, y en los parques de atracciones…..aunque vayas a echar las papas, sonríe y finge que te encanta…..Ya sabes aquello de que…si no puedes con tu enemigo…únete a él…
    Aguanta con dignidad…que tú sabes….
    Besossssss

    • Gracias Andaira… lo malo es que el padre gremlin es fan, MUY FAN, de todo lo “temático”… es decir… como empecemos a orbitar por parques de atracciones con asiduidad, puedo irme olvidando de volver a esos lugares donde exponen cuadros y otras cositas ¿acaso es ese el futuro que me espera? Sí, sin duda. Rezaré todo lo que sepa 🙂

  2. Aprovecha esta quincena para hacer fotacas por toda tu casa, crea escenarios de escándalo y atesoralos, aunque, después de dejarte sola ante el peligro, poca sangre se le puede ir a los ojos. He dicho. Tienes mi apoyo, morena.

    (las ceras que dan en el vips están casi igual de buenas que los folletos)

    • Gracias rubia, apoyo recibido… a lo mejor lo que debería hacer es tirar de tarjeta y redecorar la casa (la nueva). Así, a la vuelta, mi marido se replantearía no volver a abandonarme nunca mais never 🙂 Tomo nota de las características organolépticas de las ceras, jeje.

  3. Superlalopez dijo:

    Me ofrezco como guía de granja escuela para tus dos angelitos. Un finde entero para ti y tu Santisimo a la vuelta re su retiro espiritual. En estas fechas que estoy tan ociosa, que ya voy en la cuesta del tercer kilo menos, me parece mas apetecible hacer de canguro con el duo que dedicarme a buscar un Dj con juegos de luces que jure sobre la Biblia no poner éxitos comerciales con baile ad hoc en la lengua de Sousinho. Prometo que el programa didáctico será interesante y fomentaremos el desarrollo motor y la faceta #ojo-mano-megustacomermelosmocosconlosdedosmugrosos. La visita incluye un kit completo de observacion en habitat de borreguitos, cabritas, gallinas, gatos y perros, con paseo en Nerón incluido ( no te preocupes, no dejare que se meta en la boca a los niños). Lo malo es que no hay folletos para comer pero como el campo da hambre siempre habrá piedras que roer, y sino que agarren un borrego por las patas (sin vitro no cocino, soy asi de pija).
    Y vosotros dos a estrenar nido en busca del tercero, que por estadísticas será un Bob Esponja o una Hello Kitty. Aún no lo tengo claro.
    La oferta sigue en pie y expira en 24 horas. Pongo el cronómetro en marcha. 23:59:59.
    Pd. Incluye transporte previo prestamo de las sillitas.

    • ¿Gastos de envío incluídos? ¿Dónde hay que firmar? Ay López, no sabes lo que dices… que yo estoy muy necesitada de esparcimiento, que soy muy de esparcirme y si me dice “ve” lo dejo todo… Aprovecho para confirmarte que me da absolutamente igual lo que coman las criaturas el fin de semana, por lo general no comen, así que si consigues llenarles el estómago con unas briznas de romero, bienvenido sea.
      Eso sí, lo de Bob y/o Kitty, vamos a tener que renegociarlo. Si es una cláusula casi que no me sale a cuenta el finde de de esparcimiento.

  4. Chitin dijo:

    Bueno, no te diré que me alegro, porque no es mi estilo…pero ya sabes lo q dicen, “mal de muchos…”. Te consolaré diciendo que nosotros con el mayor, q acaba de hacer 6 años, madre mía…lo escribo y no me lo puedo creer…6 A Ñ O S … a lo que iba, con el mayor, ya podemos hacer planes, algo más “de mayores” … y hasta se puede tener algo más de vida social, así q no desesperes, que con los niños también se aplica la ley del péndulo, antes podías llevarlos a cualquier parte, ahora no…llegará el momento q vuelvas a poder.

    • ¡Dios! ¡6 años! Y me lo dices como algo positivo… ¡el gremlin tiene 2! Voy a morderme las uñas en un rincón, gracias por tu aportación Chitín, me has roto la tarde 🙂

      • Chitin dijo:

        Q no mujer…no te me agobies!! acaba de cumplir 6 años y llevamos casi uno, que está en plan pelusón con la llegada de la pequeña, en serio, a partir de q empiezan en el cole cambian bastante, pero tienes q adaptarte un poquito a ellos, a su ritmo y sobre todo a sus horarios.
        En año nuevo fuimos a un concierto de música clásica, con los dos!!! para q veas q soy valiente y arriesgada 😉 y fenomenal…a la peque no la gustaba cuando paraba la música y salía un señor a contar lo q iban a interpretar a continuación…pero vamos, q lo pasamos bien y lo q es más importante, los de los asientos de alrededor no nos echaron miradas asesinas ni nada parecido.

        • ¡Wow! ¡Música clásica! ¡Viviendo al límite Chitin! Jajaja. Bueno, a la vista de tu comentario, creo que hay esperanza para los Gremlin 😛 Estoy contigo, que yo parezco una cabra loca pero no… respetar los horarios de los niños es la clave para mantener el orden 🙂

  5. sarablancos dijo:

    Pues que quieres que te diga, que estoy en las mismas que tú, que no soy capaz de hacer nada con el mochuelo, eso sí el mamón como vaya solo con su padre se porta de miedo…para mi que se dedican a ligar con “nenaassss” como dice el minibicho y por eso van los dos tan felices a la compra, en fín, espero que pase pronto. Besos

    • ¿Será posible? En cualquier caso… ¿qué quieres que te diga? Si los mozos se van a hacer la compra solitos y disfrutas de ese rato para tu asueto, pues oye, tampoco está mal 🙂 Pasará pronto, eso me lo repito yo como un mantra!

  6. Paz dijo:

    Cuando leia tus sugerencias llenas de cultura, glamour, savoir faire y GT de postre una furtiva lágrima rodaba por mi mejilla derecha (es mi ojo llorón) pensando “¿En qué me habré equivocado?”. Porque yo dejé de poder llevarlo a exposiciones, conferencias y farándulas similares cuando empezó a caminar, a los 9 meses, lo juro, tengo videos que lo prueban y canas que lo confirman. Ya me quedo más tranquila, no soy yo, es el inexorable paso del tiempo. Ayer desfile de carnaval, previo parque de bolas gigante; el domingo pasado Pequeferia, y la próxima semana FETEN que, de no ser por las colas para sacar las entradas, mola mucho, siempre me gustó el teatro aunque sea con marionetas.

    • Yo he podido alargar esos nueve meses hasta pasadps los dos años, porque el niño era un “pachorra”, pero ha llegado el momento en que ha dicho “hasta aquí hemos llegado”. En realidad, y para ser justos, creo que con El Gremlin podríamos seguir manejándonos, pero la niña ¡ay! Esa manera de retorcerse en el carro, de alcanzar registros agudos como nadie… Imposible. Resignación cristiana.

  7. vanina dijo:

    Ains amiga, estoy contigo como cambia el cuento, pero, yo os veo a vosotros muy capaces de todo, no opongáis resistencia al cambio, evolucionar con él, y seguro que los saturdays se implantan otra vez a vuestras vidas, puede que con otros destinos, otros horarios, pero igual de interesantes.
    Qué al crecer, ellos también son capaces de hacer otras actividades, llevar otros ritmos, que pueden a la larga ser beneficioso.
    Ánimo familia, vosotros podéis….vamos a la conquista de una nueva era de saturday Morning!
    Un besote

    • Claro que sí… es una etapa de cambio y nos adaptaremos como gremlin-camaleones que somos:P Además… ya sabes que yo exagero por exagerar, pero que en realidad también estamos disfrutando mucho. Ahora el Gremlin interactúa, aprende… y es una forma preciosa de pasar los Saturday Mornings! Un besazo guapísima!

  8. belen dijo:

    Ay mama gremlin! Creo que los planes habrá que dejarlos en stand by por un tiempecito. Confio que con 4 añitos o asi ya esten mas tramquilitos y podamos retomar las actividades propias de la gente normal. Mientras tanto seguiremos con la ruta de bolas, hinchables, toboganes y demas lugares en los que no desentone mucho un crio gritando como un poseso y una mama con cara de loca corriendo detras ( a poder ser con la merienda del susodicho en una mano y con la otra pidiendo socorro al papa via whatsapp). Esto es una etapa que pasara, porque pasara ¿ verdad? Por favor decidme que pasara!!!
    PD: el mensaje que mande al papa fue el siguiente: ” Lo estas pasando bien jugando al futbol? Espero que no, xq te quiero aqui en 5 minutos o me fugo con el primero q me haga ojitos, y te recuerdo que estoy en mitad de un poligono. Pero al niño te lo dejo. “. A los 3 minutos hizo acto de presencia. Mil besitos

    • Me apunto ese mensaje para próximas situaciones desesperadas. Me parece perfecto a la par que efectivo 😉 Has tocado otro tema… ¡el de dar las meriendas! Pocas cosas hay peores en el mundo que la madre persiguiendo con el sandwich de nocilla o la pera limonera… Habrá que hacer un post 😛

  9. Y suerte has tenido hasta ahora, yo sólo puede aprovechar hasta que el monillo tuvo 6 meses que solo comía y dormía a partir de ahí, cuando salimos a algun lado el gorila y yo nos jugamos a pares y nones a ver quien pringa ese día porque el bicho camina desde los 11 y corre desde los 12 meses, así que no hay quien pare quieto. A veces lo intentamos con comida pero el tio traga rápido. Según crece es un “poco” más razonable pero no nos sentamos a comer en ningun sitio si no está frito en su belabegu.
    Pd: en la ultima visitra a caixaforum exposición de dinosaurios lo pillamos intentado subirse a lomos de uno de ellos pa “volarrrrrrr como dinotren””
    SAludos

    • Jajaja, el monillo tienen que ser un trasto… Menudo equipazo entre todos. Los míos no han andado hasta mucho más tarde… de hecho Tama aún ni anda, pero esa etapa es casi peor. Cuando no se tienen de pie, pero quieren moverse… Insisto, ¡no pienso rendirme! Aunque sea a gatas continuaremos con el plan 🙂

  10. Si es que te ahogas en un vaso de agua, mujer. Es fácil. Primero haces el SMP de verdad, con sus chillidos tamagochiles y sus gamberradas gremilinianas. Y luego un día como quien no quiere la cosa dejas a los niños con el padredelgremlin y te vas tú sola a hacer las fotos. Si tampoco nos íbamos a enterar…

    Poquitas ganas veo yo aquí, muy poquitas.

  11. Cruz dijo:

    Hace unos días me acordé de ti y de esta sección abandonada que tienes y que a mí me ha venido muy bien varias veces que he copiado tus planes. Olvídate de ir a los restaurantes como Luzi Bombón con las criaturas hasta que cumplan trece años por lo menos, jeje. Bienvenida al vips, woogaboo. Como mucho Filandón. Qué penita, ainsss. besos

  12. Museos…si me acuerdo qué eran…
    Pues a mi encima me tocó la maternidad por triplicado en una de las ciudades con mayor actividad del mundo: Buenos Aires. Como Broadway. Cines, teatros, musicales, museos, la mayor librería del mundo, shoppings…Y los clubs para actividades deposrtivas, tenis, fútbol, de todo un poco.
    Menos mal que descubrimos que había lo mismo, pero en la sesión de la tarde eran infantiles! Y buenísismos! Lo que habremos visto! Te mando una página para que te hagas una idea: http://www.guiachinpum.com.ar/agenda/
    Y ahora vivo en una de las ciudades másssss aburridas del planeta y con nenes aún más.
    Te entiendo.
    Buahhhhhh!!!

    • Chica, tienes que encontrar el término medio y la virtud… no puede ser que Argentina fuera tan bueno y el destino actual tan penoso… ¿no será que le has ogido manía? 😉 Bueno, la verdad es que cuando hablas del frío y de las agujetas de la nieve no parece que exageres… ANIMO HERMOSA!

  13. Yolanda dijo:

    Esta misma mañana me acordaba de esta sección tuya…y de verdad que la echaba de menos. Que alegría volver a leerla aunque sea sin ilustrar.

    • Me lo dijo también la amiga Mex el otro día… si es que estoy echada a perder últimamente yolandica… demasiados cambios en mi vida en poco tiempo. A ver si me dedico a currarme un Saturday Morning como mandan los cánones y me dejo de chorradas! Hombre!

  14. Marta dijo:

    Has pensado en cambiar alguna de las rutinas culturales en rutinas más lúdicas? Que sé que hay museos con exposiciones especialmente para niños, pero también les gusta el aire libre, correr por el monte, ensuciarse con las hojas, hacer muñecos de nieve y esas cosas tan de.. .chico.

    • Hija… no te pongas así que parezco la señorita Rontenmeyer… Por si lo dudas, mis hijos también van a los columpios y a los parques como todo hijo de vecino, y se rebozan en el césped e incluso en la arena de la playa (y mira que eso va en contra de mis principios…. jeje) pero eso no quita lo demás! Que los fines de semana son muy largos, y más cuando se madruga!

  15. Claripondia dijo:

    Sra Gremlin, de verdad no es que me alegre, pero saber que no soy la única idiota que no puede ir a sitios molones con la peque o a restaurantes… Joder, consuela! Si es que lo tuyo no era ni medio normal, criatura! Y sún te quejas, yo me acuerdo un viaje que hicimos con la princesa a Sevilla, con mes y medio, la gorda se acababa de dormir, teníamos 2 horas hasta la siguiente toma. Según nos sirvieron el primer plato, empezó a berrear como una loca. Cenamos por turnos. Mientras uno la intentaba dormir, el otro se comía la ensalada, luego el primero probaba el pescado y entre tanto el segundo seguía intentando dormir a la bestia… o callarla, por lo menos, sin éxito durante la hora y media que tardamos en acabar la cena. Los muy ilusos nos preguntaron que si queríamos postre. Desde entonces no volvimos a hacer nada con ella… Aunque tampoco hacíamos demasiado antes. Ahora aprovecho uno de cada dos fines de semana para hacer lo que me salga de las narices… Mi situación ha mejorado considerablemente desde el punto de vista social pero no te lo recomiendo, sobre todo porque al padre-gremlin se le ve muy majete y de esos quedan pocos! 😉

    • Se le ve majete… y es majete… mucho… ¡menos cuando me abandona para irse quince días a la India en plena ola de frío! ¡A ver donde voy yo para que se desperecen las criaturas sin arriesgarme a que cojan un pasmo y se pasen el resto de los quince días con fiebre! Porque si hay algo peor que quedarse sola con dos niños, es quedarse sola con dos niños febriles!! Pero bueno, que esto es la respuesta a tu comentario, no un desahogo 😉 Lo de la comida por turnos te deja una de las peores sensaciones… dejarte la pasta en un restaurante para comer solo y no disfrutar, una pena. Un besazo y a seguir disfrutando de esos fines de semana, claro que sí… hay que sacar siempre lo mejor de cada situación, y tú no pierdes el tiempo 😀

  16. Monstrua dijo:

    Uys, pues va a ser que se van independizando ya 😀

  17. Monstrua dijo:

    Te he dejado una cosita en mi blog, para que la recojas cuando quieras 🙂

  18. Pasará pronto. Esa es mi frase de cabecera desde hace semanas. Entre virus, malas noches, rabietas, adaptacion a la guarde frustrada por más virus y …he dicho ya malas noches? Pues eso, que me repito a mí misma, pasará pronto. Y luego, como no tenemos remedio, nos diremos eso de… “Qué pena lo rápido que crecen”

  19. Querida Amiga, llegará el momento en el que dejarán de ser muy pequeños para según qué cosas, y pasarán a ser déspotas del tipo “Mamá, a la exposición de Velázquez va a ir RIIIIIITA” y como siempre, cualquier parecido con la realidad, no es pura coincidencia

    Un besazo

  20. Sia dijo:

    Te espera otra fase, cuando hay un momento de calma y empiezan a pelearse por el iPad… Mis fieras rompieron 2 hasta que descubrimos la funda acorazada.

  21. Yo los echo mucho de menos (aunque reconozco que luego soy una vaga integral que prefiere quedarse en casa en chándal, sobre todo con este frío). Ya crecerán, se irán de botellón y tú podrás dedicarte a los planes culturales. Besotes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s