Madre Coraje (II): Tamagochi 007: licencia para cagar

En mi familia somos muy cazadores (sé que es políticamente incorrecto decirlo, pero ya sabéis que a mí me va el mambo). Yo pensaba que El Gremlin había sido el principal heredero de la afición, no en vano, su juguete favorito es el palo de un tambor con el que atiza a todo bicho viviente. Sin embargo, os contaré una reflexión revolucionaria: lo del primogénito varón hoy en día está desfasado. Al fin y al cabo yo soy una madre moderna que educa a sus hijos en la igualdad y debo reconocer que La Tamagochi, con dos meses, ya muestra mejores aptitudes que su hermano: ¿POR QUÉ?

Porque La Tamagochi ha nacido con un rifle de aire comprimido en el recto. Y con mira telescópica e iluminador infrarrojo. Espectacular.

Al principio nos llamaba la atención que la niña estuviera siempre más tiesa que el palo de una escoba. Habrá salido un poco estiradilla, pensábamos. También nos sorprendía que nunca tuviera gases ni los típicos cólicos del lactante. ¡Qué buenos son los biberones del Dr. Marrón!, nos decíamos el uno al otro felicitándonos por nuestra compra. Cuando la pediatra nos dijo que pesaba como el plomo, a mí se me saltaron las lágrimas: ¡Mi leche sí que es condensada y no esa guarrería que envasa La Lechera en tubos de Thrombocid!

Ayer, mientras le cambiaba el pañal, se descubrió el pastel. La Tamagochi, en lo que yo creí un juego inocente, empezó a encoger y estirar las piernas repetidamente ¡La muy ladina estaba cargando el arma! De pronto, contrajo su vientre, y en un golpe seco salió un gas mostaza a propulsión por su orificio anal (aka ojete) estrellando contra la pared del baño un óleo amarillo verdoso. Con el impacto, algunas de las teselas resultaron rotas ¡Mi hija ha reinventado el trencadís! -pensé con cierto orgullo-. Admirando estaba la obra cuando de pronto vi que el culo de La Tamagochi se giraba a cámara lenta apuntando hacia El Gremlin, que andaba por allí muy entretenido con la escobilla del váter (al fin y al cabo la escobilla del váter tiene un palo, y más gordo que el del tambor). No entendí bien lo que estaba sucediendo hasta que vi como la niña arqueba la espalda para coger ángulo y que una especie de puntito rojo tembloroso iluminaba la frente del Gremlin.

En ese momento hice lo que toda madre está programada para hacer llegado el caso: dar su vida por la de su hijo. Me lancé hacia el Gremlin (también a cámara lenta) para interponerme entre el proyectil y su cabeza. La Tamagochi mientras, a falta de palillo, apretaba con rabia un bastoncillo de algodón entre sus labios y guiñaba un ojo para ajustar el tiro.

La primera bala impactó sobre mi mano, correa del reloj incluida. Pero hubo una segunda, una tercera… ¡y hasta cuarta y quinta! (la niña nos ha salido un poco ilegal). Cuando pensábamos que se había quedado sin munición, La Tamagochi, cual Lara Croft, decidió cambiar de arma pasando a metralleta. Ahí ya no hubo nada que hacer. Cogí al Gremlin en brazos, nos sentamos un rincón, y decidimos esperar a que terminase la batalla atrincherados bajo un albornoz.

Consecuencias:

– El Gremlin es ahora dos tonos más rubio.
– Pienso que Gaudí está sobrevalorado.
– Ya no le tengo tanto cariño a mi anillo de pedida.
– El día en que la niña coja una gastroenteritis, la llevo a la cocina y hacemos la ampliación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Madre Coraje y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

49 respuestas a Madre Coraje (II): Tamagochi 007: licencia para cagar

  1. Chitin dijo:

    Ja, ja, ja, ja …!! nuestro peque también hizo algo parecido un día que le estaba cambiando el pañal el papi…en este caso la pared decorada fue la de nuestro dormitorio, mi marido no sabía que hacer!! si limpiar la pared, terminar de ponerle el pañal que medio segundo antes estaba limpio, para ir a coger otro limpio…parece mentira con lo pequeñajos que son y lo que puede salir por ahí! 😀

  2. Jajajajaja, pues verás cuando haga cacasduras… ya la veo como a los monos de Madagascar, lanzando los zurullitos en plan bolas de nieve…
    😉

  3. Nerea dijo:

    JAJAJAJAJ , pues mi pequeño monillo fue mega estreñido yo no tenia leche condensada y además tuve que pasar pronto a la artificial, el caso es que a nivel de aires era brutal cual metralleta de rambo, y con sonido de adulto, en un ascensor llegue a pasar vergüenza. Todo el mundo sabia lo de la falta de kakita y va el monillo y un día de esos que le esta grabando una amiga mia con videocamara le quito el pañal y cual fontana di trevi se pega la cagada de la semana ( era 1 por semana) y claro seguidita y sin parar, no habia ni toallitas ni enseres para parar eso, bueno la cosa quedo para videos de primera, eso me pasa por hacerle caso a la abuela y sus remedios y haberle meneado antes el orificio con rabo de geranio…

    • Es que lo del rabo de geranio tiene más peligro que un mono con un hacha (o que nuestros monitos con un hacha). A mí las plantas se me mueren todas (se me murió hasta el romero, no digo más) así que soy más de bastoncillo. Lo que pasa es que uso de esos que son de seguridad, bastante gordos, y claro… el efecto rebote es brutal!

      • Nerea dijo:

        uyyyyyy para lo de las plantas yo tengo un post completisimo. Cada vez que viene super-abuela todo lo sé, osease mi madre, me puebla el balcon de lindas flores y plantas, y luego la asesina o sea yo en menos de una semana me lar cargo, pero no sé porque el geranio se resiste!!!
        Tb llegamos a utilizar el termometro, probrecillo…. por suerto ahora es “kakasman”, asustada me tiene pero claro con lo que como el bicho!!!

        • Lo de que tienes un post completísimo es verdad? Porque de ser así ya me estás pasando el enlace de tu blog, que no lo veo por ningún sitio…

          • Nerea dijo:

            gracias por tus animos pero no, escribo fatal, me como las letras y paso de los acentos, además ahora estoy demasiado enganchada al tuyo y algunos más y con eso por ahora me basta y me sobra, pero ya te daré ideas, para que les des esa fantástica forma, porque por historias de maternidad no será…

  4. paparracho dijo:

    Qué marranismo en esta entrada, boticaria! Me quedo con esta frase: “la muy ladina estaba cargando el arma” 😄

    • No sé por qué me sonaba a mí que ese adjetivo te iba a gustar… y lo digo en serio, a lo mejor te lo he leído por algún lado y lo asocio a ti. O a lo mejor se me está yendo la olla muchííísimo.
      El post de hoy, una guarrería como un piano, completamente de acuerdo. Y los comentarios casi más… pero es un tema empático ¿a quién no le ha pasado? ¿o es que el guaje caga colonia? 😉

  5. jajajajajaja….me da algo con lo de ampliar la cocina, por la devastación de los azulejos, en vista de lo ocurrido con las teselas….qué grande eres…..
    y lo de guiñar un ojo para afinar con el puntero láser?…. me rompo nena……

  6. Entrada escatológica donde las haya, jajaja. Cómo admiro a las madres. A mí me hubiese dado un ictus. Besitos.

    • Bah, no tiene mérito! Una vez que pares y ves saliendo ese chorro de sangre, la placenta, el cordón (que tiene una pinta así a butifarra)… te preparas para la escatología para el resto de tu vida. Hoy estoy fina, lo reconozco.

  7. chindas&vinto dijo:

    Dime que esto no es verdad,que te has dado al drama para que los de. PETA se te lancen a la yugular. No me puedo creer que la niña Anne Guedes haga esas cosas.

    • chindi&vinto dijo:

      Me acabo de dar cuenta de que tu hija a llevado a la práctica, en el sentido más literal de la expresión, eso de “liarla parda”

    • Pues te sorprenderá saber que este episodio ocurrió apenas media hora antes de que tu amado y tú viniérais a cenar a casa. A pesar de la “ciencia ficción” te diré que al menos hay dos cosas que son absolutamente ciertas:

      – La pared del cuarto de baño nunca ha vuelto a ser la misma (menos mal que las teselas son amarillito oscuro y disimula).
      – Al Gremlin acabó como si hubiera estado jugando con un bote de mostaza y hubo que lavarle la cabeza de urgencia.

      La niña Anne Guedes es un poco bipolar, como su madre.

  8. Elena dijo:

    Bueníiiiiiiiiiisimo!!!!!!!!! aún me estoy riendo y con la lagrimilla fuera!!!!!!

    • En el calor del directo la cosa tiene menos gracia, pero bueno, es como todo, luego se recuerda con cariño… jajaja

      • Elena dijo:

        Jajajajja si si….. con cariño pero….. a mi todavía se me revuelve el estómago pensando en la primera pota…. como la niña del exorcista oiga……y cómo puede un cuerpo tan pequeño soltar tanto por esa boca tan pequeña…….. no sé yo si cariño cariño….. jajajajaja…. por cierto yo también voy a tener que dejarte de leer en el trabajo…. a mí también me miran raro cuando se me saltan las lágrimas de la risa (entre tú, paparracho, la rubia y todos vosotros…..) delante del ordenador… y palabrita que mi trabajo de divertido no tiene nada…..

  9. porfinyomisma dijo:

    jajajajajaja
    ESo para el tiro al blanco de las ferias le va a venir que te cagas…nunca mejor dicho….
    Cargada de peluches se va a ir la cría para casa..

  10. Alfonso dijo:

    Como siempre… buenísimo. No sabes lo que me río 🙂
    Mil gracias

  11. Yolandica dijo:

    jajjaja, qué bruta madre, qué bruta, pero lo que me río contigo. Fíjate que yo pensaba que las cagadas a propulsión sólo las hacían los niños, porque TODOS los hijOs de mis amigas se la han hecho y mis hijas never in the life. Me has roto los esquemas.

    • Es que ya que el otro día me llamaron bruta… que me lo llamen con todas las de la ley!! 😉 Pues sí señora, los niños y las niñas tienen la misma capacidad propulsora. Igualdad de género desde la cuna!!

  12. Leticia dijo:

    Jajajajajajajaja, no puedo dejar de reír!!!!!! Qué gran entrada!!! Si es que las niñas estamos infravaloradas…. jajajajaja

  13. Sia dijo:

    Recuerdo una vez, cuando Phineas tenia 2 ó 3 meses que hizo una de esas a propulsión en pleño baño. Entré en pánico y no sabía que hacer con él, sumergido en un líquido turbio… Ahora que tiene casi tres años me alucina su capacidad para hacer fuerza mientras te mira fijamente a los ojos y comenta la consistencia.

    • Las aventuras de Phineas deben de ser dignas de anecdotario… a mí afortunadamente en la bañera no me ha tocado. Me han comentado que yo de pequeña era especialista en esas lides, así que no lo descarto 🙂

  14. papaLobo dijo:

    Genial entrada!!! Y muy gráfica, jajaja
    Nosotros hemos tenido suerte en el tema de los sólidos, eso si con los líquidos el pekeñoM se ha meado encima de tod@s sus pediatras (literalmente), era ver una bata blanca y estar liberado del pañal y zas! en toda la manga (le llamábamos su “hola, ahora que ya nos conocemos puedes seguir puteándome”)
    Con el pekeñoM sólo me ha pasado una vez y fue más como si estuviera vaciando un tubo de crema.
    Lo de pintar las paredes de gotelé no nos ha pasado, pero un amigo tuvo que pintar el techo del baño, así que supongo que hemos tenido suerte.
    Un saludo
    P.d: es la última vez que te leo en el curro. Que esta mañana me entró un ataque de risa que desde entonces mis compañeros me miran raro.

    • papaLobo dijo:

      Se me olvidaba. Supongo que habrás mantenido al gremlin alejado de su hermana hasta que se enfríe la cosa (por eso de los contrataques me refiero)

      • El pobre Gremlin es aún muy pequeño y yo creo que no sabía ni por donde le venía el tiro… sigue dándole besitos con tal de que le aplaudamos cada vez que le da uno (ese es el pacto).
        Lo del gotelé es todo un arte, y ya, en el colmo de la escatología te diré que hace poco hizo (a pañal descubierto) un arco de medio punto que me dejó patidifusa. Esta niña nos retira…

  15. Merengaza dijo:

    Pero que bueno!!!!! tienes president@ del club de fans de La Tamagotchi??? Me ofrezco voluntaria!!!! es buenísima, todo un ejemplo a seguir…

  16. Pingback: Decálogo para escribir un blog no ñoño | entremadres

  17. Claripondia dijo:

    ay dios mío (para ser atea uso mucho esta expresión, lo sé, pero es que es la que me sale) estoy llorando de la risa, se me caen hasta los mocos, menos mal que mis jefes hoy no están que si no me echan!!! voy a tener que poner a tu blog en cuarentena en la oficina y leérmelo solo en el bus porque ME MEO con tus historias!
    Ale, voy a seguir otro ratito que hoy la mañana está tranquila ;P
    (ayer me leí la entrada del señor Estigüi y tu familia y me quedé ojiplática con los comentarios, yo también usé la técnica del señor, adaptada eso también, y es lo mejor que me ha pasado, mi niña duerme 11 horas del tirón, de 8 a 7 aprox., ahí queda, a ver quien consigue eso colechando, a mí que me lo expliquen ;P)

    • Oye oye, ¿ahora que empezábamos a ser amigas vas y me cuentas que tu hija duerme once horas? ¿A mí? ¿A mí madre de un Gremlin irreductible que se despierta cada dos horas? Estoy pensando que no te molestes en arreglar lo de tus comentarios… no pienso volver a pisar tu blog… igual cuentas que tu hija come todo sin rechistar y no ha vomitado en su vida y tengo que tirarme de un puente!! 🙂 jajajaja (es broma, eh! no te lo tomes como las hienas que comentaron el post de Estivill, jajaja)

  18. Claripondia dijo:

    Definitivamente te voy a caer muy mal, muy mal. Para compensar te diré que cuando era recién nacida comía tanto que acababa vomitando, porque eso NO era regurgitar, mi hija no tenía fin, incluso a los dos meses le tenía que contar el tiempo de mamada (con perdón) para que no tragara tanto, se podía tirar entre una y dos horas mamando y luego volvía a pedir a las 3 horas de haber empezado… Así todo el día y tooooda la noche, pero la verdad es que ahora me come muy bien, no tenemos quejas, igual hasta no la devolvemos! 

    • En serio, hundirme en la miseria queréis… sobre todo porque yo tenía un hijo así, como el que describís… he probado las mieles… pero un buen día comenzaron a salirle los dientes y el mogway tornó en gremlin. ¡Y hasta ahora! Ahora mismo está su padre paseándole en brazos porque se acaba de despertar… ¡fiesta!

  19. La tamagochi con metralleta, N con granadas de mano

  20. Julyanna dijo:

    Pero si me he reido de principio a fin!! leyendote ya me termine de animar por un hermanito para mi Fer… besotes!!

  21. Marta dijo:

    Jajajaj, en esos casos de gastroenteritis, es mejor que le dejes la niña al padre y tú te hagas la loca con el Gremlin tras un escudo en el salón.

  22. Betzaida Muchacho dijo:

    Dios!!! estoy recien conociendo tu blog y he empezado a leer desde la primera entrada hacia adelante sin animarme a comentar, pero éste post me ha encantado!!! Que manera de escribir! retratando nuestra cotidianidad de un modo que al leerte nos quitamos el estrés de vivir la experiencia de tratar de criar a nuestros hijs lo mejor posible, me he reído hasta las lágrimas con la entrada y me declaro tu fan incondicional, me encanta tu blog, yo también tengo una tamagochi y un gremlin y me siento identificada en muchas de las entradas que publicas, desde Venezuela mi cariño y mis respetos y ahora a continuar leyendo todas y cada una de las entradas que me quedan por disfrutar, gracias por escribir de la manera en que lo haces!!!
    Betzaida Muchacho Rojas.

  23. Pingback: Decálogo para escribir un blog no ñoño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s